PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
RAMÓN FOGEL


  LA GUERRA DE LA SOJA CONTRA LOS CAMPESINOS EN TEKOJOJA (RAMÓN FOGEL)


LA GUERRA DE LA SOJA CONTRA LOS CAMPESINOS EN TEKOJOJA (RAMÓN FOGEL)

LA GUERRA DE LA SOJA CONTRA LOS CAMPESINOS EN TEKOJOJA
 
RAMÓN FOGEL



ALGUNOS ANTECEDENTES

El enfrentamiento de campesinos paraguayos y sojeros brasileños en la colonia TEKOJOJA EN VAQUERÍA, comienza tres años atrás y muestra a un actor campesino que a pesar del Estado y de la hostilidad del empresariado nacional, libra casi solo una guerra contra la expansión ilegal de los sojeros brasileños. Precisamente TEKO JOJA, significa el modo de ser igualitario de los Guaraní, que rechazan toda forma de arbitrariedad fundada en una pretendida superioridad; este tronco autóctono ciertamente proviene de una cepa dura a toda forma de dominación, y en los campesinos movilizados en esta colonia se proyectan esas marcas culturales (1). El enfrentamiento en esta localidad no constituye un hecho aislado sino más bien marca un límite a esa expansión que ya cubre el nordeste de Vaquería.

En esa guerra los campesinos del Movimiento Agrario y Popular defienden sus territorios, la soberanía nacional y el derecho a la vida, amenazado por el uso masivo de agrotóxicos en las colonias nacionales. Entendemos como territorio una forma colectiva de apropiación del espacio por distintos actores (campesinos, indígenas mbya guaraní, menonitas y brasileños); la apropiación y uso del territorio, para los campesinos está indisolublemente asociada a la sobrevivencia y a la reproducción de su cultura, ligada a la pequeña agricultura desarrollada en el régimen de policultivo; en esa medida el campesino como actor espacial produce y reproduce el territorio y se reproduce con el. El territorio a su vez supone el control de un Estado-nación, que ejerce su autoridad sobre el mismo, con sus instituciones y sus leyes; esa soberanía comprende la capacidad de decisión y de gestión sin afectar a otros Estados.

En la Región Oriental la organización del territorio se altera con la expansión de la soja transgénica producida en un 80% por brasileños, en el marco de una economía de enclave. Los departamentos de mayor expansión son los fronterizos, y en ese espacio sojero la gran mayoría de los propietarios son brasileños, y algunos de ellos poseen grandes propiedades. Este espacio fronterizo se articula más al Brasil que al Paraguay y en ello predominan marcadamente los sojeros brasileños que más que integrarse al país vienen a colonizarlo.


LA EXPANSIÓN DE BRASILEÑOS Y BRASIGUAYOS EN EL DEPARTAMENTO DE CAAGUAZÚ

 

El antecedente inmediato para los sucesos de Junio pasado en Tekojoja se da en el Departamento de Caaguazú, y más específicamente en el distrito vecino de Raúl Arsenio Oviedo, distrito vecino de Vaquería. En el límite de la expansión de sojeros brasileños, Raúl A. Oviedo, con 28.113 habitantes tiene 127.000 has., de las cuales 24.000 has., todavía corresponden a productores agrícolas paraguayos, que incluyen a campesinos, lo que equivale a decir que 103.000 has., lo que representa que poco más del 80 % de la superficie del distrito ya están en poder de los brasileños, a pesar de disposiciones de la legislación agraria que impiden esta transferencia de derechos de ocupación antes de transcurrido cierto tiempo de la titulación de las parcelas, en las colonias nacionales. En este distrito las tierras están controladas por brasileños, así como los silos - aproximadamente 30 son de ellos --la mayoría de Tranquilo Favero--, y sus obreros, son igualmente brasileños; estos silos son los que proveen semillas, agrotóxicos y gasoil a los pequeños productores, que comprometen su producción, y en no pocos casos acaban transfiriendo sus lotes hipotecados por el crédito (2). La brasileñización es aún más grave en el sector de Toledo, donde se iza la bandera brasileña y el único idioma es el portugués.

Esta invasión de brasileños y brasiguayos que implica la pérdida de la soberanía, es consentida por grupos de poder corruptos, sumisos a la expansión del control territorial por parte del Brasil, que ya llega al Nordeste del Departamento de Caaguazú; en ese espacio el Estado paraguayo mantiene escasamente su autoridad, según se analizará, y en esa medida sus leyes y sus instituciones son ignoradas. "Acá el que manda es la plata", afirman arrogantes estos brasileños.

En ese avance que parece incontenible, y en el espacio no arrasado, coexisten grupos culturales marcadamente diferentes. Además de los brasileños, brasiguayos y europeos, están establecidos los mennonitas, los campesinos paraguayos y los indígenas Mbya guaraní. Los sojeros paraguayos no campesinos, radicados en su mayoría en centros urbanos vecinos, en medida importante se constituyen a costa de tierras públicas a las que acceden ilegalmente, y con frecuencia arriendan a brasileños que trabajan con ellos en sociedad. La tendencia al nordeste de Vaquería muestra que solo los mennonitas son los que tienden a defender sus territorios, ante la debilidad relativa de indígenas y campesinos, que son empujados a la pobreza extrema o a la emigración.

Téngase en cuenta que Raúl Arsenio Oviedo, distrito sojero por excelencia, con cultivos de esta leguminosa que llegan hasta 50 metros de la escuela del centro urbano, tenía en 2.002 al 36 % de su población en pobreza extrema, mientras en el centro urbano no se nota dinamismo económico alguno; el distrito expulsa en forma creciente a población paraguaya, a tal punto que de 60 escuelas que tenía el distrito sólo quedan 30 (3). Informantes de la Municipalidad local indican que solo el 10 % de los brasileños pagan impuestos, y puede afirmarse que la misma proporción acepta a los paraguayos, en contraste con el 60 % de ellos que no se relacionan con los compatriotas ni los reciben en sus casas.

Colonias enteras están siendo ocupadas por brasileros que a su vez compran a través de intermediarios, incluyendo a mennonitas de campo 9. Donde existían colonias nacionales hoy quedan sojales brasileros: Casilla 2, Banderita, Pindo´i y Guahory. En esta última localidad solo quedan 3 familias paraguayas y los colores de la bandera nacional solo queda en un tanque artesiano que fuera instalado por el IBR y hoy queda en un sojal, mientras en Casilla 2 sólo quedan 8 paraguayos y la soja llega hasta el centro urbano, impregnado de agrotóxicos. En Santa Catalina de 23 alumnos del cuarto grado solo 3 son paraguayos, mientras en Santa Silvia lo que fue escuela queda en medio del sojal; en Pindoí y Santa Librada, por lo menos la mitad de la superficie es de brasileros y los campesinos paraguayos que permanecen dependen crecientemente de aquellos para el uso de tractores y cosechadoras y adquisición de desecantes; en Banderita, por lo menos el 70% de la superficie ya es de brasileños, en contraste con San Jorge y Caballería de Tembiaporá donde los sojeros brasileños solo alquilan parcelas. La expansión de la soja a costa de la producción autoconsumida es, en el caso de las unidades productivas campesinas, el mecanismo que les obliga luego a transferir sus parcelas. En Pindó uno de los resultados de la expansión de los sojeros brasileños es la fragmentación de otras parcelas, en "sitios" de casas que van siendo adquiridos por campesinos que vendieron sus derechos de ocupación.

Tembiaporá es un territorio delimitado dentro del distrito de Raúl A. Oviedo, y en ella todavía quedan colonos paraguayos pero los brasileños avanzan comprando ilegalmente parcelas, con apoyo de agentes ligados al INDERT, y los colonos paraguayos "al acabarse su recurso" el monte, piensa en transferir sus derechos de ocupación. Las localidades sobrevivientes en la colonia Tembiaporá incluyen a Ycua pytá, San Jorge, Caballería, Paloma y Capiíatí.

En estas colonias también se da la expansión ilegal con apoyo del sistema judicial y de la policía que desaloja a campesinos paraguayos, a favor de brasileños que tampoco son propietarios adjudicatarios. Como resultado las localidades de Santa Clara y Arroyo Jardín de Tembiaporá ya están totalmente en poder de brasileños, mientras la mitad de Mbocayaí está cubierta por sojales de brasileños. Como resultado del éxodo de campesinos paraguayos las escuelas van cerrando o disminuyen sustancialmente la cantidad de matriculados. Así, en Mbocayaí la escuela que tenía 150 alumnos dos años atrás quedó reducida a 20 alumnos, lo mismo que otras escuelas de Yby pytá, Porombo, Santa Elena y Nueva Brasilia

No son sólo medianos productores los que van anexando lotes de las colonias nacionales, ya que en Raúl A. Oviedo operan también grandes productores brasileros que están anexando pequeñas parcelas y ensanchan las nuevas unidades productivas. Así, conforme al relato de un dirigente campesino "Favero se va expandiendo en Raúl A. Oviedo hacia Coronel Toledo. Otros dos compradores importantes son los Hildebrand, también hacia Coronel Toledo, y Ademar Arcari". Estos están entre los que más tierras fiscales compraron en Raúl A. Oviedo, en convivencia con los funcionarios del entonces I.B.R., y que permanecerían en la estructura actual del INDERT.

Ese mismo proceso comenzó en la vecina colonia Teko Joja ubicada en el límite con Raúl A. Oviedo, en el distrito de Vaquería; en el 2.002 comenzó esa compra masiva y ese año se habrían adquirido unos 180 lotes por parte de brasileños, lo que representaría más de 2.000 has. En esas circunstancias campesinos nucleados en el Movimiento Agrario y


TERCER DESALOJO Y ASESINATO DE DOS CAMPESINOS

 

La singular guerra y las alianzas establecidas para extender la soja empresarial en colonias nacionales, a cualquier costo, queda bien reflejado en el tercer desalojo en Tekojoja, con un saldo de 2 campesinos muertos el 24 de junio del 2005; se trata del tercer desalojo en el que los brasileños siguen desconociendo instituciones y leyes nacionales y siguen contando con el incondicional apoyo de Fiscales y Jueces. Veamos las vicisitudes de estos campesinos.

Los brasileños que adquirieron ilegalmente derechos de ocupación accionan, en el Expediente "Marcia Inés Rippel y otros c/ Resolución P. Nº 467 /03, de la Presidencia del Instituto de Bienestar Rural" (4); esta Resolución dictada, en fecha 21 de Octubre del 2003, por el Presidente del IBR, deja sin efecto la adjudicación de 10 lotes de la colonia Teko Joja a brasileños, que había sido decidida por el Consejo de Administración del IBR . Como consecuencia de este acto administrativo funcionarios del IBR acompañados del Fiscal entregan a los campesinos los primeros lotes que el IBR revirtió para el Estado y los recuperó reincorporándolo a su dominio. Estos lotes entregados a los campesinos son los primeros, ya que el relevamiento, encarado por el IBR, terminado el 17 de junio del 2003, había determinado que los brasileños ya tenían en su poder sin base legal, 124 lotes con 1.600 has. en colonias de Vaquería (5).

Una semana después, sin embargo, aparece de nuevo el Fiscal, pero ya acompañado con el Juez el juez en Primera Instancia en lo Civil, Comercial, y Laboral de Caaguazú, quien ordena, como medida de urgencia la prohibición de innovar en los inmuebles individualizados en el "expediente" y establece que los supuestos propietarios pueden realizar "los cuidados culturales de los rubros agrícolas que cultivan en dichos inmuebles" (6). Es uno de los tantos casos en que se solicita seguridad jurídica en circunstancias en que el acceso a la propiedad tiene un carácter claramente ilegal, pretendiendo convertir situaciones ilegales en hecho generador de derecho. Como una derivación inmediata de la orden de no innovar los brasileños, el 12 de junio destruyen los cultivos de los campesinos.

Prosiguiendo con la escalada, con apoyo del sistema judicial y de las fuerzas del orden, los brasileños insisten en desconocer las adjudicaciones del IBR a campesinos y la ilegalidad de sus pretensiones, y en fecha 2 de diciembre del 2004, 13 brasileños y brasiguayos promueven un interdicto de recobrar la posesión (Delmir Karling Bach y otros c/Ramón Martinez y otros s/Interdicto de Recobrar la Posesión) contra 17 ocupantes paraguayos, indicando que los demandados entraron en forma clandestina a los lotes de los demandantes, y peticiona la restitución inmediata de los inmuebles; con esta intervención los brasileños ignoran el A.I. No. 162 del 15 de marzo del 2004 emanado del Tribunal de Cuentas de la Capital Primera Sala.

La demanda en cuestión plantea la reserva expresa de recurrir a la justicia para querellar un caso de invasión de inmueble, daños entre otros y civilmente solicitar indemnización de daños y perjuicios. (7) En el marco del juicio el 3 de diciembre de 2004 se decreta la prohibición de innovar para los demandados y se autoriza a los demandantes a realizar el cultivo y cosecha de los rubros agrícolas a los que se dedican mientras dure la sustentación del juicio, y ordena la restitución inmediata de los lotes, conforme a la resolución de la abogada Gladys Escobar Melgarejo, Jueza de Primera Instancia en lo Civil y Comercial de la Circunscripción Judicial de Caaguazú y San Pedro. El 14 de diciembre del 2004 la Jueza en cuestión ordena el segundo desalojo de los mismos campesinos asentados y reasentados por el IBR, y la fuerza pública quema 46 viviendas y destruye 30 has. de cultivos.

Los nuevos atropellos a los campesinos de Teko Joja generan indignación y algunos testigos piden la intervención de la Corte Suprema de Justicia, y la misma desnuda la estructura de poder, a juzgar por la reacción de la Jueza, que parece más bien consolidarse en su cargo. En efecto, en relación a este incidente, el Consejo de Súper Intendencia de la Excelentísima Corte Suprema de Justicia, con la firma del Ministro Víctor Núñez, entonces Presidente de la Corte, había solicitado al Juzgado, en fecha 16 de Diciembre, un informe y copia del expediente caratulado "Maria Inés Rippel sobre Interdicto de Recobrar la Posesión".

La llamativa respuesta de la Jueza fue el silencio, y en fecha 20 de diciembre el Asistente del Consejo de la Súper Intendencia de la Corte Suprema de Justicia informa que, "en el día de la fecha la Jueza de Primera Instancia de lo Civil y Comercial de Caaguazú Abogada Gladys Escobar Melgarejo procedió a cortar la comunicación telefónica" cuando insistía en su pedido, consistente en el envió a la Secretaria del Consejo de Súper Intendencia del informe sobre el expediente asociado al desalojo.

El Asistente en cuestión refiere también que luego de identificarse y pedirle comunicación con la referida Jueza al funcionario del Juzgado, este le manifestó que "La Jueza estaba en su despacho a puertas cerradas bajo llave sin atender llamadas ni persona alguna" (8).

Regresando a los últimos episodios de junio último, el primer antecedente es el de una denuncia ante la Fiscalía General, contra Jorge Galeano y Antonio Galeano, por coacción grave e invasión de inmueble ajeno; los denunciantes fueron Leoncio Benítez, capataz de los brasileros, Ademir Opperman y Bienvenido Roa, quienes llegaron a la Fiscalía General con Alfirio González, Superintendente de Fiscales de Guairá, Caaguazú y Caazapá.

Ante esta denuncia toma intervención el Fiscal General formando un equipo con Alfirio González, José María Taboada, Nelly Varela y un miembro del Centro de Investigación Judicial; además solicita 80 policías cascos azules y 40 policías de orden y seguridad, y solicitan orden judicial al Juez David Escobar, para investigar hechos de coacción grave, filmar y grabar un eventual enfrentamiento. Debemos recordar que el 24 de Junio la Fiscal Nelly Varela, afirmando cumplir instrucciones del Fiscal General, ordenó el desalojo de lotes entregados por IBR a los campesinos - 9 de ellos con medidas de no innovar- sin orden judicial, y apresó a 29 campesinos, sus mujeres e hijos, incluyendo niños, derivándolos a Coronel Oviedo (9). Una vez que los lotes quedaron sin ocupantes los brasileños con la mirada complaciente de los policías procedieron a saquear las 53 viviendas campesinas antes de quemarlas, y destruyeron los cultivos y todo tipo de alimentos que disponían (10).

El Fiscal General, al aclarar la actuación referida indicó que no se trató de un desalojo contemplado en el derecho civil ordinario, y que en realidad la Fiscala Nelly Varela se constituyó en la colonia para constatar una denuncia formulada por quienes el califica como propietarios de los inmuebles, que la misma constató la presencia de invasores, y que fueron aprehendidos en flagrancia los ocupantes, ya que no exhibieron, los títulos respectivos.

Resulta novedosa la manera de concebir la flagrancia en las colonias nacionales, ya que las autoridades del INDERT, han afirmado en reiteradas ocasiones, que la proporción de parcelas de colonias nacionales tituladas no llega al 10%. Además el Fiscal General insiste en la constitución de grupos armados entre los campesinos que atacan a paraguayos o extranjeros, cuando se ha comprobado que precisamente son los brasileños agresores los que están armados; en esa comunicación, al presidente de la Cámara de Diputados, el Fiscal General afirmó que esa Cámara de Diputados - que había deplorado los hechos - manejó información distorsionada y que se pronunció en un sentido totalmente equivocado.

Al 17 de agosto la Fiscala Lourdes Soto, a cargo de la investigación de la denuncia que investiga los asesinatos no estuvo aún por la colonia, y los campesinos no tienen abogado. Por si fuese poco de los 25 imputados, 20 salieron con medidas sustitutivas.

Con el desalojo y destrucción de cultivos se trataba, con apoyo oficial, de desmoralizar a los ocupantes, que al regresar se encontrarían sin nada, sin posibilidad ni siquiera de alimentarse. Lo peor sin embargo vino después del destrozo. Los brasileños, incluyendo matones, buscaron asegurar que los campesinos paraguayos aprendieran la lección, y agrupados en vehículos se dirigieron a un grupo de campesinos vecinos que concurrieron a ver lo que había ocurrido y a solidarizarse con los afectados; los brasileños avanzaron sobre aquellos, resueltos a matarlos, como lo hicieron efectivamente con 2 de ellos.

Lo más perverso aparece con el montaje casi perfecto: Aldemir Opperman -uno de los brasileños que comanda el operativo- muestra a periodistas el impacto de bala en su camioneta y cuenta que fue emboscado por Jorge Galeano uno de los líderes campesinos ya querellado anteriormente, y su grupo, y que además se salvó de morir y solo disparó un tiro (11). La versión de los brasileños es asumida por Abc Color que afirman que murieron dos sin tierras en un enfrentamiento armado (Véase ABC color 25/06/2005) propietarios; en esa versión los asesinados eran invasores. Algunos días después en un programa de Humberto Rubín, la alianza anticampesina se manifestó y portavoces de los gremios empresariales afirmaron reiteradas veces que los campesinos estaban armados hasta los dientes ante la ingenuidad de las autoridades.

Un accidente histórico sin embargo derrumbó el montaje, ya que un observador circunstancial --un antropólogo canadiense-- había registrado con fotos la secuencia de acontecimientos, y con ese medio se podía comprobar que ningún campesino portaba ningún tipo de armas, y que al contrario, las armas y los disparos provenían de parte del pelotón de brasileños armados. Luego de las muertes solo el Obispo Gavilán y el Senador Morínigo, además de líderes de organizaciones campesinas, expresaron su indignación, mostrando la marcada asimetría entre los grupos en conflicto, ya que los brasileños que violan leyes agrarias, ambientales, impositivas y migratorias cuentan con el apoyo de una alianza que incluye a los empresarios nucleados en gremios de productores agropecuarios, a Fiscales, Jueces y Policías (Véase Ultima Hora 25 y 26/06/2005)

Destruida la perversa estratagema de los sojeros brasileños y sus aliados solo queda la posibilidad de procesar e investigar a los asesinos, encontrándose en poder de ellos un pequeño arsenal (Véase Ultima Hora 27/062005), además de hallarse que la mitad de los brasileños imputados no tenían radicación en el país (Véase Ultima Hora 29/06/2005). El Presidente de la República luego de aclararse los asesinatos prometió reconstruir las viviendas de los campesinos paraguayos que habían sido desalojados una vez reincorporados de nuevo a sus lotes, y el Gobierno les asigna víveres. (Véase Última Hora 3 y 7/06/2005 y 23/07/2005). Los brasileños y socios paraguayos reaccionan con disparos intimidatorios en la colonia, y afirman que siguen comprando armas para enfrentar a los campesinos, que según afirman se organizan para movilizarse "como en Chiapas" (Véase Última Hora 2/07/2005 y abc 2/07/2005).

Parte del conflicto parece tener visos de solución a partir del Acuerdo y Sentencia Nº 80 del 24 de agosto de 2003 del Tribunal de Cuentas, Segunda Sala, que rechaza la pretensión de los brasileños de quedarse con la propiedad de estas parcelas y expulsar a los campesinos asentados por el INDERT. En la sentencia en cuestión se indican diversas irregularidades de los brasileños, que puede dar lugar a varios procesos criminales. Así, aparecen brasileños que en las actuaciones judiciales se presentaron con nacionalidad paraguaya. Aún cuando esta sentencia no implique repliegue de la expansión de los brasileños en la COLONIA TEKOJOJA, la misma permite al Ejecutivo la reconstrucción de las viviendas y el apoyo de emergencia en alimentos, reflejando la fuerza de los reclamos campesinos a pesar de sus escasos aliados, y de la fuerza de la coalición sojera.

Los episodios de Tekojoja, reflejan un problema mucho mayor y dan visibilidad por una parte a la pérdida progresiva de soberanía de nuestro Estado - nación sobre sus territorios y por otra la expansión que parece no tener límites del enclave sojero. El peculiar modelo agroexportador, antítesis del desarrollo nacional, ciertamente es productor de pobreza. Por otra parte la alianza anticampesina tiene decida la destrucción del campesinado con la expansión de la soja transgénica en las colonias. El campesinado compatriota, sin embargo resiste, y nada puede predecirse sobre el desenlace, que ciertamente dependerá de la lucha social.

 

NOTAS BIBLIOGRÁFICAS

 

1. La colonia Tekojojá, fue habilitada hacia 1976, tenía inicialmente 3.500 has, con 223 lotes, posteriormente ampliada en 1.997 con 9.065 has más, de las cuales en un solo año compraron 2.600 has. los brasileños, dentro de la colonia habilitada por el IBR. Eso comprende la colonia Candelaria, Tekojojá I, II, III y Santa Clara, específicamente, de los cuales, conforme a testimonios de los colonos, un productor brasilero, Tranquilo Favero habría comprado cerca de la mitad, de la parte de Santa Clara, y Porongo, pasando el Arroyo Guazú. Las ampliaciones de esas colonias, Porongo y Santa Clara, se dieron hacia el año 1.983 en el actual distrito de Vaquería.

2. Tal como el Agrosilo Santa Catalina (.www.catalina.com.py) y el silo de Pindó donde este productor además de otro enorme silo, tiene varios lotes adquiridos. Además de insumos los silos proveen crédito en efectivo a los que ya son clientes; el monto total del crédito es de U$S 700 por cada 10 toneladas, lo en condiciones normales equivaldría a 5 has. sembradas. El envase de 20 litros de desecante se proporciona a U$S 72.

3. El uso masivo de agrotóxicos se manifiesta en erupciones en la piel y problemas respiratorios de los niños que asisten a estas escuela.

4. Esta Resolución se toma como parte de actuaciones desarrolladas en el marco del Expediente 2879/02 iniciado a raíz de la denuncia presentada por el Movimiento Agrario al Presidente del Congreso Nacional el 23 de Setiembre del 2002.

5. Véase Resolución Nº 375. Acta Nº 13 del Consejo del IBR, de fecha 27 de Mayo de 2003.

6. Ya con anterioridad se había dado un primer desalojo de campesinos asentados por el IBR. En efecto, el 20 de Junio la Fiscal Fany Villamayor había entregado a campesinos acampados en la Colonia Teko Joja copia de una Resolución que ordena la custodia permanente de la Policía Nacional de elotes de brasileños que habían presentado una Acción de Amparo. El 11 de Julio del mismo año colonos brasileños, con el Patrocinio de la Abogada Blanca Crosta, presentan denuncia en la Fiscalía de Vaquería por "Invasión de inmueble Ajeno" contra los campesinos sin tierra a los que el IBR había entregado lotes el día anterior en Yataí. En esta escalada inicial del conflicto, el 17 de Julio del 2003 se produce el primer desalojo a cargo de 100 efectivos de la Policía Nacional acompañados por la Asistente de la Fiscal Marta Leiva de Vaquería; en esa oportunidad detuvieron a Benicio Villalba, y llevaron herramientas de trabajo de los campesinos así como 300.000 Gs. del fondo colectivo. Véanse también A.I. 162 del 15 de Marzo de 2004 del Tribunal de Cuentas Primera Sala, y Diario de Sesiones del Senado del 6 y del 12 de Noviembre de 2003.

7. Véase juicio del Delmir Karling Bach, y otros contra Ramón Martínez y otros sobre interdicto de recobrar la posesión.

8.El informe en cuestión fue recepcionado en Mesa de Entrada de la Corte Suprema de Justicia con el Nº 28961 el 23/12/2004.

9. En el operativo, a cargo de 150 policías cascos azules y la Fiscal, que comenzó cerca de las 5 de la mañana, en total fueron detenidas 130 personas de las cuales 93 eran niños.

10. Véase Ultima Hora 28/06/2005.

11.Véase La Nación 26/06/2005. El informe del Senador Morínigo al Senado sobre la causa caratulada "Antonio Galeano. Jorge Galeano y Pablo Meza / Sobre Homicidio Doloso en Grado de Tentativa" no tiene desperdicios al referirse al testimonio que involucra a los líderes campesinos: "…Por otra parte ya detenido por la Policía el supuesto autor material del hecho Leonor Benítez de 19 años de edad, en la comisaría de Vaquería con la presencia de 150 efectivos de la FOPE en carácter de refuerzo, "logro huir estando esposado por un horcón por detrás de la comisaría lado oeste, conforme al original informe policial ".

Fuente: http://www.novapolis.pyglobal.com

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA


(Hacer click sobre la imagen)


(Registro: Agosto 2011)

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
NOVAPOLIS,
NOVAPOLIS, REVISTA PARAGUAYA DE ESTUDIOS POLÍTICOS CONTEMPORÁNEOS
BIBLIOTECA
BIBLIOTECA VIRTUAL DEL CAMPO PARAGUAYO - AGRICULTURA - GANADERÍA - REVISTAS DIGITALES
REPÚBLICA
REPÚBLICA DEL PARAGUAY (GOBIERNO Y GEOGRAFÍA)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
MUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAIDIOMA GUARANICASA DEL LA INDEPENDENCIAMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOLITERATURA PARAGUAYAMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011ACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA REPUBLICA DEL PARAGUAY
MISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYMÚSICA PARAGUAYABIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIBILLETES DEL PARAGUAYHISTORIA DEL PARAGUAYFILATELIA DEL PARAGUAYLA GUERRA DEL CHACOMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAY

Portal Guarani © 2020
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA