PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
ANTONIO TABOADA
« Volver
ANTONIO TABOADA


Datos biográficos:

Don ANTONIO TABOADA nació en Villarrica el 26 de noviembre de 1848 y falleció en la misma ciudad el 16 de mayo de 1913, a los sesenta y cinco años de edad.

Contrajo matrimonio en primeras nupcias con doña Adelia Larramendi, descendiente de don Juan José de Larramendi y Chavarrieta, Ministro Factor y Adminis­trador de la Real Hacienda, a quien en 1784 el Rey Carlos III comisionó al Paraguay para arreglar un tra­tado de comercio con la Provincia de Santa Fe. Al tér­mino de esta misión, contrajo matrimonio con doña Francisca Solana Lemos, hija del Síndico Procurador General de la Provincia del Guairá don Francisco de Lemos, nieta del Gobernador del Paraguay don Martín de Barúa y emparentada con don Hernando Arias de Saavedra. El matrimonio se radicó en Villarrica, de don­de provienen los Larramendi del Paraguay.

Contrajo matrimonio en segundas nupcias con doña María Vera y Aragón, cuyos antepasados figuran en la historia de la Colonia desde el Siglo XVI. Don Alonso de Vera y Aragón, sobrino del Adelantado Ortiz de Zárate, reemplazó allá por el año 1584 .a don Juan de Garay en el gobierno del Paraguay, y de él desciende la rama paraguaya de esta distinguida familia.

Don Antonio Taboada dejó numerosa descendencia. He aquí la nómina de sus hijas mujeres: Doña Fili­pina Taboada casada con don Rómulo Decamilli ; doña Isabel Taboada casada con don Emigdio Arza; doña Adelia Taboada casada con don Ernesto V. Talavera y doña María Sara Taboada casada con don Buenaventura Galeano.

Fueron sus hijos varones: Don Rufino Taboada ca­sado con doña Emiliana Ortúzar; Dr. Eusebio Taboada. casado con doña Juana Schoeder ; Dr. Antonio A. Ta­boada casado con doña Eloísa Talavera; Mayor Enrique Taboada casado con doña Alcira Castro Bello; Dr. Ma­nuel Taboada casado con doña Matilde Barreira ; don Luis Taboada .casado con doña María Varela ; don Aníbal Taboada casado con doña Nefer Vergara; don Edmundo Marciano Taboada casado con doña Martina Melgarejo; don Federico Taboada casado con doña Eloisa Vera y Aragón; don Ernesto Taboada casado con doña Antonia Vergara; y don Gregorio Taboada fallecido prematu­ramente a los 25 años.

Los datos familiares que anteceden, me fueron pro­porcionados por doña María Sara Taboada Vera y Ara­gón de Galeano, hija del Prócer, quien me honra con su amistad.

ANTECEDENTES FAMILIARES

Don Antonio Taboada, fundador principal y jefe del Partido Liberal paraguayo, nació en Villarrica el 26 de noviembre de 1848.

Fueron sus padres don Gregorio Taboada, "ciudada­no de prominente actuación en la época", Convencional por Mbocayaty y Yataity en representación del "Club del Pueblo", en la Convención Nacional Constituyente de 1870; y doña María de Jesús Zarza, de antigua fa­milia paraguaya, caracterizada por su relevancia social desde el Siglo XVIII y por su contribución a la causa de la Independencia.

De origen hispánico y ancestro galaico-vascónico, los Taboada eran de buena estatura, porte distinguido, cabellos rubio-cobrizos o castaño y ojos celestes. Habían sido regidores del Cabildo de Villa Rica del Espíritu Santo y estaban emparentados con las principales fa­milias guaireñas.

De sensibilidad comunera por su recio espíritu de adhesión a los fueros y a los principios de auto-gobierno, los Taboada se identificaron con la causa del Paraguay por vínculos de sangre, ideales y sentimientos. Sus des­cendientes fueron pues paraguayos de pura cepa.

Del matrimonio Taboada-Zarza nacieron tres hijos Rufino, Antonio e Isabel, cada uno de ellos en su res­pectivo ámbito, fieles expresiones de su estirpe.

Don Rufino Taboada, ex-combatiente del ejército pa­raguayo en guerra contra la triple alianza, fue Con­vencional por San Lorendo del Campo Grande en la Convención Nacional Constituyente de 1870, por el "Club del Pueblo"; luego, Ministro del Interior del Presidente don Cirilo Antonio Rivarola, desde el 25 de noviembre de 1870 hasta el 6 de abril de 1871. Falleció prematu­ramente el 18 de junio de ese año, dejando un indeleble recuerdo. "De temperamento intenso -al decir de Go­mes Freire Esteves- fue eliminado del Ministerio del Interior a pedido de los aliados que lo señalaban como un factor de perturbación de sus buenas relaciones con el Gobierno" por su espíritu indómito frente a la pre­potencia de los ejércitos de ocupación. Murió cuando apenas había cumplido los veinticinco años de edad. Dejó escritas unas "Memorias de Guerra" sobre la in­vasión paraguaya a Río Grande del Sud en 1865, de la que fue protagonista.

Don Antonio, segundo hijo del matrimonio, es el biografiado.

Doña Isabel, la menor, casada con don Jorge Lataza, era también de temperamento intenso. Refiere la anéc­dota que luego del fusilamiento de pueblo guaireño en los comicios del 12 de junio de 1887, siendo Presidente de la República el general Patricio Escobar, esta señora encabezó una delegación integrada por la gente mas ca­racterizada de Villarrica, que se hizo presente en la Jefatura Política de aquella ciudad para exigir la li­bertad de los liberales presos en los calabozos de la cár­cel pública. Y al recibir una respuesta del jefe político Santiago Gómez Sánchez, que ella consideró insolente, no vaciló ni siguiera un instante en proporcionar a éste un par de sonoras bofetadas, que al decir de la gente de la época, resonó en toda Villarrica, "como primera sanción al malhechor". Tuvo varios hijos, entre ellos, Eduardo y José Lataza Taboada.

Don Gregorio Taboada procuró dar a sus hijos va­rones Rufino y Antonio la mejor educación posible en su época; ambos estudiaron primeramente en Villarrica, luego en Asunción y debían viajar al exterior cuando sobrevino la guerra contra la triple alianza, que modificó radicalmente todos los planes familiares. De inmediato los hermanos Taboada fueron movilizados y poco tiempo después marchaban juntos a los campos de batalla.

CAMPAÑA DE RÍO GRANDE DEL SUD

Según el semanario "El Látigo" de Asunción, número correspondiente al 10 de Julio de 1887, "el 4 de marzo de 1864, a la edad de diez y seis años, don Antonio Taboada se incorporó en Villa Encarnación al ejército Nacional, sirviendo como soldado en la artillería volante durante la campaña al mando del Comandante Estiga­rribia. Tomó parte en la expedición sobre la provincia de Río Grande (Brasil), donde demostró una disciplina irreprochable y notables dotes de patriotismo, figurando entre los primeros valientes. Poco después, debido a su temerario arrojo, cayó prisionero en Uruguayana, des­pués de haberse defendido como un héroe".

El diario "El Nacional" de Asunción, del 17 de mayo de 1913, en dos artículos diferentes, corrobora la infor­mación anterior. "Apenas con el vigor para empuñar el Fusil -son palabras de don Carlos Luís Isasi - Antonio Taboada, adolescente sublime se sentía ya presa de grandes sentimientos, su corazón palpitaba al calor de un patriotismo extraño, y no pudo resistir la tentación de sacrificarse por la patria. Fue entonces que sentó plaza de soldado entre nuestros defensores de la guerra del 70". Y en el que lleva por título "Rasgos Biográfi­cos", se expresa "que en los combates en que actuó, durante la campaña militar, dio ejemplos de un valor temerario, distinguiéndose rápidamente por su sereni­dad ante el peligro y por la firmeza en la pelea. En los combates, buscaba los puestos de peligro y pedía las comisiones mas difíciles. Tenía un amor fanático a la patria. Pronto obtuvo fama de ser uno de los más va­lientes entre sus camaradas".

"Habiendo caído prisionero - anota el Dr. Cecilio Baez- vivió en tierra extraña comiendo el pan negro del proscripto". Sobrellevó su cautiverio con entereza y dignidad, soñando con la hora del regreso a la patria. Supo sortear este período sombrío con altivez y valor, con orgullo paraguayo. Esta actitud es altamente hon­rosa para el futuro fundador y jefe del Partido Liberal.

La fuerza interna que le servía de sostén era, como dicen sus biógrafos, "su amor fanático a la patria". "Concluida la guerra y a pesar de sus especiales con­diciones para la carrera de las armas, don Antonio Ta­boada no retornó al ejército sino que se dedicó al trabajo particular". No obstante, por ese entonces se inició en política siguiendo a su hermano, don Rufino Taboada, en el "Club del Pueblo", con una especial consideración hacia su persona de parte de don Cándido Bareiro. "En el año 70 fue nombrado Administrador de Terrenos y Cosas Fiscales, a los 22 años, empleo que don Antonio Taboada desempeñó con ejemplar rectitud y acrisolada honradez, granjeándose benévolos juicios de nacionales y extranjeros". ("El Nacional" del 17-V-13).

Hay que tener presente, para valorar la importancia del cargo y la "acrisolada honradez" de don Antonio Taboada, que a la terminación de la guerra del 70, el Estado paraguayo poseía un inmenso patrimonio inmo­biliario, dilapidado años mas tarde, que constituía la gran reserva del país para su recuperación económico­-financiera. Por eso don Antonio Taboada, entre otros objetivos de su vida, se consagraría a luchar contra la escandalosa venta de las tierras públicas, enajenadas por gobiernos posteriores.

PRIMERAS LUCHAS PARLAMENTARIAS

"En el año 71 -dice el artículo de «El Nacional» ya mencionado- los compatriotas, reconocidos sus méritos, le proclamaron unánimemente para Diputado al Con­greso por el 8° distrito electoral. Como espíritu íntegro, de honradas ideas y patriotismo probado, don Antonio Taboada se sentó desde un principio en las filas de la oposición. Fue entonces que empezó a hacerse conocer. Representó la oposición en aquel tiempo. Por eso todo el pueblo le quería. Con energía y valor encomiables, combatió los malos actos del gobierno. El gobierno de Rivarola, a causa de los ataques del popular Diputado, tuvo quedisolver el Congreso, asumiendo la responsabilidad de aquel atentado".

“Siguiendo sus honradas ideas y su alto y ejemplar patriotismodesde un principio se alistó en la oposición. Todos saben quién fue entonces don Antonio Taboada. El puebloparaguayo es unánime en hacerle justicia. Con energía varonil y palabras valientes combatió al gobiernode entonces, haciéndose aplaudir de todos los hombres honrados. El gobierno de Rivarola cometió entoncesla barbaridad de disolver las Cámaras, lo que nunca le disculparon sus compatriotas, pues fue arbitrariosu proceder". ("El Látigo", artículo citado).

"En el mismo año 71, y después de la disolución del Congreso, fue reducido a prisión por tomar parte en la revolución encabezada por el coronel Escobar que estalló en Tacuarai". ("El Nacional", artículo citado) ; "revo­lución que tuvo por bandera el sostenimiento del Con­greso por Rivarola". (Freire Esteves).

Cuando se aborda el tema de las revoluciones cam­pales de nuestra historia política, suele emitirse un jui­cio condenatorio de generalización de parte de algunos, que necesariamente es erróneo, pues si bien es cierto que existen algunas injustificadas, hubo otras en cam­bio que tuvieron la justicia y la razón de su parte.

En este caso concreto, por ejemplo, la revolución de Tacuaral, como se la conoce, estuvo justificada pues buscaba nada menos que sostener un Congreso de origen legítimo, inconstitucionalmente disuelto por el Poder Ejecutivo. Don Antonio Taboada, que así lo entendió, se lanzó a la revolución de Tacuaral en defensa de la Constitución Nacional, cuyo pleno ejercicio fue otro de los grandes objetivos de su vida.

Este principio, la vigencia de la Constitución Na­cional y de las leyes de la República, sería también uno de los grandes reclamos del futuro Partido Liberal pa­raguayo.

REVOLUCIONES DE 1873 Y 1874

"Cuando (después del infortunado fin de la revo­lución de Tacuaral) obtuvo su libertad -continúa el artículo de "El Látigo"- don Antonio Taboada se instaló como comerciante. Trabajó entonces en sociedad con su buen padre, muy querido en el país por sus grandes virtudes. Pero antes que comerciante y antes que todo, don Antonio Taboada es un gran patriota. Así pues no es de los que miran con indiferencia las desgracias de su patria. Por eso en el año 73 tomó parte en la revo­lución encabezada por el general Caballero, acompa­ñando al entonces coronel Escobar en la expedición a Villa Rica. Después de la derrota de Carobení, el coronel Escobar se reorganizó en la costa del Paraná, de donde se dirigió a la Capital. Entre los primeros venía el va­liente Taboada. En esta Capital fueron derrotados nue­vamente por el gobierno de Jovellanos, después de ba­tirse heroicamente. Durante la contienda figuró entre los más valientes y bravos. Después de la derrota si­guieron hasta la Provincia de Corrientes. Allí Taboada permaneció emigrado durante siete meses, con sus com­pañeros. La revolución del 31 de diciembre del 73 (que concluyó en 1874) le contó también entre sus esforzados campeones y entonces obtuvieron el ansiado triunfo".

Estas revoluciones concitaron apoyo popular porque los que de buena fe se enrolaron en sus filas, como don Antonio Taboada por ejemplo, lo hicieron en el entendimiento de que se levantaban para combatir al gobier­no de Jovellanos, acusado de dilapidar los empréstitos de Londres.

La honestidad en el manejo de los fondos públicos fue otro de los grandes objetivos de la vida de don An­tonio Taboada y este principio también quedó inscripta en el programa del futuro Partido Liberal Paraguayo.

Es interesante conocer la interpretación que de don Adolfo R. Soler, distinguido político y estadista liberal, sobre la presencia de don Antonio Taboada en estas revoluciones

“Taboada -dice Soler- vivió y murió siendo el eterno poeta de nuestra política, que dio a la patria todas las flores y guardó para sí las espinas de la jornada. Poeta cuando triunfantes sus amigos con la revolución de Caballero, a los halagos del poder prefirió la defensa de los derechos del pueblo".

En efecto, concluida la revolución, don Antonio Ta­boada se marchó a Villarrica, asumiendo entre otras cargas públicas, la presidencia de la municipalidad de su ciudad natal, hasta el año 1880. Allí iba a gestarse definitivamente el gran conductor de masas de la de­mocracia paraguaya.

Fuente: ANTONIO TABOADA. FUNDADOR PRINCIPAL Y JEFE DEL PARTIDO LIBERAL PARAGUAYO (1848-1913). Por MANUEL PESOA. Talleres Gráficos de ORBIS S.A. Asunción – Paraguay 1979 (93 páginas).

 

 

FUNDADOR DEL PARTIDO LIBERAL. Nació en 1848, en su casa paterna, que aún está de pie y es una de las casas coloniales más cuidadas de Villarrica. Descendía de una de las familias de renombre de la colonia. Durante la Guerra contra la triple Alianza fue movilizado en 1864 y fue enviado justamente con su hermano Rufino a Corrientes. Le tocó estar en el sitio de Uruguayana, donde cayeron prisioneros ambos. En Buenos Aires le permitieron estudiar y Antonio Taboada aprovechó para seguir la carrera de Derecho, aunque no la finalizó.

Al retornar al país, cuando finalizó la guerra, Antonio y su amigo Cándido Bareiro participaron de los primeros movimientos políticos. Era buen amigo de Bernardino Caballero, y a pesar de militar en partidos políticos distintos. En las revueltas de los primeros años de la postguerra estuvieron participando del mismo bando. Sin embargo la disputa entre los dos amigos, fue cuando Antonio Taboada, siendo diputado por Villarrica durante el gobierno de Bernardino Caballero, hizo acusaciones a su ministro de Hacienda. Estas acusaciones los puso en bandos contrarios, llegando al punto de defender sus ideas incluso con las armas.

Intervención del diputado Antonio Taboada, en la sesión extraordinaria de la Cámara de Diputados el 8 de noviembre de 1883. Su intervención fue la disidencia moralizadora que abonó el origen del Partido Liberal.

Taboada dijo: "Todos los Ministros de Hacienda del Paraguay son unos ladrones y todos ellos han entrado a ese Ministerio sin camisa y han salido al poco tiempo millonarios, quedando el pueblo siempre en la miseria. Parece increíble, señor Presidente, que después de lanzada en plena asamblea la denuncia que se ha lanzado y que por todo cuanto se ha dicho, durante la interpelación , se desprende haber duda, que existen graves desfalcos, se ande todavía con paliativos, como se pretende. ¿Que más pruebas que existen estos desfalcos, que la conciencia de todo el pueblo?"

Antonio Taboada era vicepresidente de Partido Liberal cuando ocurrió la revolución del 18 de octubre de 1891 y cuando cayó muerto el mayor Vera, después de luchar 6 horas, quedó Taboada como jefe, retirándose los liberales a Formosa. Fue en esa ocasión de la revuelta, donde nació la polca que es el himno del Partido Liberal. La polca 18 de Octubre, fue inspiración de un músico ciego, que estaba en el cuartel en el momento del ataque. Los sonidos de la Lucha, y el grito "Liberales a la carga" se le grabaron en la mente y compuso la célebre polca. Pero curiosamente la misma polca, no fue dedicada a los liberales, sino al general triunfante del aplastamiento de la rebelión, el general colorado Juan Bautista Eguzquiza.

18 DE OCTUBRE

Libertad opu'amba Por la patria

y el partido Ohekávo Libertad

Fue una polca para relatar el triunfo colorado que luego los liberales tomaron como suya y se convirtió en su himno. Pero la verdadera polca del Partido Liberal, fue compuesta por Tomás de los Santos, dedicado a los caudillos que fundaron el partido.

A pesar de que se ejecutaba mucho, hoy en día está totalmente olvidada.

El otro himno liberal es "Sajonia", dedicado a la revolución que desalojó del poder a los colorados en 1904, dando inicio a la era política azul.

"Liberales a la carga Mayor Vera

o sapukái Ñamanóro ñamanóne

Por el bien del Paraguay

Ha omanó ñorairo hape Machaín ojejuka

Por la gloria de la patria

Y el Partido Liberal".

Antonio Taboada, como todo hombre importante de la época, tuvo muchos hijos. Y eso fue debido a que todas las mujeres, las pocas mujeres que sobrevivieron a la guerra, el tener hijos con los hombres más ilustres de la época, formaba parte del instinto de conservación de la raza. Y Taboada no fue una excepción. Estuvo casado dos veces. En su primer matrimonio enviudó de Adelia Larramendi, una bella guaireña poco después de la revolución del 18 de octubre. Luego se casó con María Vera y Aragón. En total tuvo 18 hijos reconocidos. Según el Dr. Manuel Pesoa, al igual que Bernardino Caballero, de quien fue amigo, a pesar de las diferencias políticas, Taboada también tuvo hijos de quienes no da cuentas el registro civil, costumbre que en la época finalmente salvó al Paraguay repoblándolo.

Sus hijos fueron: Isabel, María Sara, Filipina, Adelia, Rufino, Antonio, Eusebio, Enrique, Manuel, Edmundo, Aníbal, Luis, Federico, Ernesto y Gregorio.

Finalmente Antonio Taboada fallece el 16 de mayo de 1913, poco tiempo después que falleciera su amigo y contendiente político el general Bernardino Caballero.

Fuente: Reportaje al País. Fuente en Internet: MEC DIGITAL



ANTONIO TABOADA

    Compartir FB


 

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 

 

 

MISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA MUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011LA GUERRA DEL CHACOLITERATURA PARAGUAYAREPUBLICA DEL PARAGUAYFILATELIA DEL PARAGUAY
MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYBILLETES DEL PARAGUAYIDIOMA GUARANICASA DEL LA INDEPENDENCIAHISTORIA DEL PARAGUAYBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOMÚSICA PARAGUAYA

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA