PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
JUAN DE DIOS PEZA
« Volver
JUAN DE DIOS PEZA


Datos biográficos

JUAN DE DIOS PEZA : Mexicano, nació y murió en la ciudad capital -1852/1910- Condiscípulo y amigo de otro gran poeta, Manuel Acuña, publicó La Lira Mexicana, antología de la poemática mexicana contemporánea. Poeta fecundo, está considerado como el cantor del hogar y de la Patria.

En 1901, con motivo de la presencia en México del Dr. Cecilio Báez, le dedicó su magnífico :

CANTO AL PARAGUAY

Tierra del Paraguay, épica tierra/ Con lágrimas y sangre fecundada;/ Tú sola en las hazañas de la guerra,/ Ni tienes que aprender ni envidiar nada.

Tumba y altar del guaraní bravío/ Que dio pasmos a las huestes españolas/ Cuando con sangre acrecentó las olas/ De tu encantado y caudaloso río.

Cuna de aquel salvaje, heroico y rudo/ Que ha legado a los siglos su memoria/ Porque supo morir sobre su escudo/ Para quedar de pie sobre la historia.

Del bravo Lambaré, fuerte cual hierro,/ Y en la Patria cuya suerte vela,/ Su nombre guarda en homenaje el cerro,/ Que sirve a la Asunción de centinela.

Aún se siente cruzar su fiera sombra,/ Y algo se escucha que a su raza dice:/ Parece que le llama, que la nombra,/ Y que su eterna esclavitud maldice.

Tierra del Paraguay, de tu pasado/ El dulce urutaú lamenta el duelo,/ Desde su nido en el yatai colgado / En cada vez que el sol transpone el cielo.

Feliz durmiendo en virginal regazo,/ Sorprendió Juan de Ayolas tu hermosura,/ Y en cruda brega te rindió a su brazo,/ Cuando eras libre y cual tus flores pura.

Huella la íbera planta tu recinto,/ La raza guaraní, vencida amengua,/ Y ya sierva del César Carlos Quinto,/ Cambias de fe, de tradición, de lengua.

Irala logra gobernar con tino/ A la colonia que prospera y crece,/ Y Hernando de Arias por igual camino,/ Derrama el bien y el Paraguay florece.

Las de Loyola, indómitas legiones,/ Plantan la cruz en tierra americana;/ Distribuyen tu suelo en reducciones,/ Y fundan la República cristiana.

Arma el poder teocrático y sombrío / Contra el poder civil contineda ruda,/ Y es tachado de réprobo e impío,/ El que a los hijos de Jesús no ayuda.

Airado al ver que el pueblo nunca impera,/ Y que nadie lo salva o lo vindica,/ Se alza como su apóstol Antequera / Y su derecho y libertad predica.

Manda el Rey castigar los desafueros/ del gobernante que encendió su encono/ Y Antequera y sus bravos comuneros,/ Luchan contra la cruz y contra el trono.

Ninguno retrocede ni se humilla,/ Y al fin los comuneros denodados,/ Cual sus nobles hermanos de Castilla / Son en su sangre generosa ahogados.

Y el vencedor, marquéz de Castelfuerte,/ Virrey que en el Perú soberbio impera,/ Alza en Lima un cadalazo y da la muerte,/ Con los lauros de mártir a Antequera.

Sufre el pueblo ante propios y ante extraños,/ Las angustias sin nombre del vencido / Y ve impasible transcurrir los años,/ En triste soledad y en hondo olvido.

Escucha al fin la voz de su conciencia;/ De tres siglos de horror sacude el yugo,/ Y reta al proclamar su independencia,/ Al Rey, al sacerdote y al verdugo.

Ya es libre el Paraguay! perdure en bronce/ Esta fecha brillante de su historia;/ Mayo catorce de ochocientos once!/ Fecha de luz, de libertad, de gloria!.

Ya es libre el Paraguay! En la alta esfera/ Suspende el sol de Lambaré su giro/ Y baña en luz de gloria la bandera/ De rubí, de diamante y de zafiro.

Ya es dueño el Paraguay de su grandeza;/ Libre y en paz su nombre se dilata,/ Temible por sus armas y riqueza/ "en las riberas que fecunda el Plata".

Se inquieta la República Argentina;/ Lanza el Brasil mirada recelosa,/ Que en breve tiempo la nación vecina/ Crece y prospera, rica y animosa./

Y al Uruguay arrastran, que se lanza/ Con ellas a retarla a inicua guerra,/ Y el Paraguay frente a la triple alianza/ Defiende solo su sagrada tierra.

Nuevo David no encuentra quien responda/ Al grito en que prorrumpe delirante,/ Y lanza audaz la piedra con la honda,/ Para horadar el frente del gigante.

No hay paraguayo sordo a los deberes/ Que le impone la lucha; un mismo anhelo/ impulsa a viejos, niños y mujeres/ A la defensa del sagrado suelo.

En Humaitá y en Sauce y en Azcurra/ El espantado cielo es el testigo/ De que no hay paraguayo que no ocurra/ A dar toda su sangre al enemigo.

En Estero Bellaco se les mira/ Como en Curupayty, sobre el abismo / Donde la muerte desolada gira/ Asombrar con su espléndido heroísmo.

Allí en Tuyutí, tumba sagrada/ Del valor y la fe de héroes sin nombre,/ Y guarda Itá-Ybaté de otra jornada/ Glorias que tornan semidiós al hombre.

No queda un hombre vivo en la pelea,/ Y a recoger los huérfanos fusiles/ Vienen de la ciudad y de la aldea/ Niños de doce y catorce abriles.

Y nada queda en pie! Sobre montones/ de muertos, remojado, enrojecido/ Tremola el pabellón hecho jirones;/ Ay! roto, sí, pero jamás rendido!

Cien veces ha caído en la Pelea/ El bravo Paraguay y no le abate/ La suerte infiel, aunque contraria sea;/ Le infunde más vigor cada combate!

Y tiene para orgullo de su tierra/ Fulgente sol de gloria en sus anales/ Al paladín que supo en esa guerra/ Conquistarse laureles inmortales.

A Díaz, invencible y denodado,/ Curupayty le coronó de gloria/ En lucha desigual nadie ha logrado/ Ni allá en la antigüedad mayor victoria!

Héroe que dabas vida con tu aliento/ A las mermadas tropas, y que eras/ Ariete, escudo, brazo y pensamiento/ Al combatir a las contrarias fieras.

No encuentro un verso digno de ensalzarte;/ Sereno y ejemplar en la batalla,/ Era tu único amor al estandarte/ Que agujereó en tus manos la metralla.

Tuviste el alma del caudillo griego,/ Del vencedor de Egipto la bravura / Y en ti fue el amor patrio como el fuego/ Del sol, que vivifica si fulgura.

Guarda tu nombre en fastos inmortales/ La Patria, que bendice tu memoria!/ Y en Tuyutí, en el Sauce y en Corrales/ Están los monumentos de tu gloria!

Tu memoria inmortal bastará sola/ Para dar a tu patria nombradía,/ Pero Bruguez, Cabral y Rivarola/ Te dan en el Olimpo compañía.

Bruguez, que el rayo en sus cañones fragua;/ Rivarola, el jinete alado y fiero,/ Y Cabral, que convierte la piragua/ En terror del marino brasilero.

Con qué valor inmenso en noche obscura,/ De humildes paraguayos un puñado/ Se acercan a trepar hasta la altura/ De imponente y altivo acorazado!

Cunde el espanto, y ya despavoridos,,/ Ante la ruda, inesperada brega,/ Bajan los marineros, sorprendidos/ A encerrarse del barco en la bodega.

El cuadro es imponente y es sombrío!/ Cuando la voz de los cañones calla,/ Cien cadáveres flotan en el río;/ Monstruos que ha deformado la metralla!

Las olas que la sangre ha purgado/ A diez, vivos aún, les son ligeras,/ Y heridos, sin temor, ganan a nado,/ Vitoreando a su patria, las riberas.

Héroes que disteis perdurable ejemplo/ A los que aman el suelo en que han nacido;/ El libre Paraguay es vuestro templo!/ Lo habéis glorificado y redimido!

El pueblo os mira con amor profundo!/ Y vuestros nombres guarda en sus anales;/ En la Ilíada sin par del Nuevo Mundo/ Que ya reclama honores inmortales!

Al haceros justicia, el orbe entero/ llamará al Paraguay ante la historia,/ Precursor del indómito boero / David del infortunio y de la gloria!

En el palacio y en la humilde choza/ Se inciensa vuestro esfuerzo soberano / Y en la tierra de Hidalgo y Zaragoza/ os da su admiración un pueblo hermano.

México guarda amor y simpatía/ Al pueblo a que el honor sirve de escudo/ Y yo, en el nombre de la tierra mía,,/ Oh, Paraguay! te admiro y te saludo!

Qué libre, grande y fuerte en la victoria,/ A la paz y al progreso consagrado,/ Surjas siempre de América en la Historia,/ Por tus heroicos hechos, respetados!

Fuente: BREVE HISTORIA DE GRANDES HOMBRES. Obra de LUIS G. BENÍTEZ. Ilustraciones de LUIS MENDOZA, RAÚL BECKELMANN, MIRIAM LEZCANO, SATURNINO SOTELO, PEDRO ARMOA. Industrial Gráfica Comuneros, Asunción – Paraguay. 1986 (390 páginas)




    Compartir FB


 

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 

 

 

ACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA BILLETES DEL PARAGUAYMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011REPUBLICA DEL PARAGUAYMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYLA GUERRA DEL CHACO
MUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOMÚSICA PARAGUAYAIDIOMA GUARANILITERATURA PARAGUAYAHISTORIA DEL PARAGUAYCASA DEL LA INDEPENDENCIAFILATELIA DEL PARAGUAYBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANI

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA