PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
BEATRIZ RODRÍGUEZ ALCALÁ DE GONZÁLEZ ODDONE


  EL LEGADO DEL DICTADOR - Por BEATRIZ RODRÍGUEZ ALCALÁ DE GONZÁLEZ ODDONE


EL LEGADO DEL DICTADOR - Por BEATRIZ RODRÍGUEZ ALCALÁ DE GONZÁLEZ ODDONE

EL LEGADO DEL DICTADOR

Por BEATRIZ RODRÍGUEZ ALCALÁ DE GONZÁLEZ ODDONE

 

Dadas las dramáticas circunstancias en que se desarrolla la vida de nuestro país, degradado hasta los máximos niveles de corrupción, hemos considerado oportuno presentar a algunos de los paraguayos cuyas vidas constituyen un paradigma de patriotismo y honestidad, a manera de catarsis que, aunque solo sea por un momento, nos libere del asfixiante clima que nos oprimía.

 

 

Políticos unos, apolíticos otros, pero unidos todos por un mismo ideal: servir desinteresadamente —cosa hoy inconcebible— a la patria que los cobijó y al sufrido pueblo que la habita.

Trágica circunstancia la del Paraguay de ayer, cuyos dirigentes —salvo unas contadas excepciones— solo ven como una inagotable fuente de recursos en la que abrevan su codicia, sus desmesuradas ambiciones, sus incontrolables ansias de poder.

Poder por el que se enfrentan violentamente a diario los grupos que, según convenga a las circunstancias del momento, o son ferozmente antagónicos o se fusionan en vergonzosos pactos que no engañan a nadie, cuyos únicos nexos son los intereses espúreos.

Nocivo ejemplo para los jóvenes el de estas eternas, irascibles pugnas políticas. Para esa juventud indefensa ante el demente actuar de la clase dirigente, juventud que ignora a otros hombres y mujeres que habitaron nuestro suelo y dieron todo de sí al país, sin exigir nunca nada.

Ciudadanos que durante décadas sirvieron en la administración pública, empuñaron el fusil en momentos de crisis, en defensa de nuestra soberanía o integraron esa legión de voluntarios que desde siempre suplió y suple la misión que la precariedad de medios, la desidia o la abierta deshonestidad —como en nuestros días— impiden cumplir al Estado.

Auténticos patriotas que, no obstante haber tenido en sus manos los resortes que les hubieran permitido enriquecerse a costa del erario público, vivieron y murieron en austera dignidad.

Afortunadamente quedan muchos paraguayos de esta índole que no pudieron ser corrompidos, pero, para desgracia, solo son noticia y tienen acceso a las decisiones aquellos que consideran a la patria como un botín y no se compadecen del dolor del pueblo: políticos y funcionarios corruptos, que saquean impunemente las magras arcas estatales, seudobanqueros que sumergieron en la desesperación a un vasto sector de la ciudadanía, conocidos contrabandistas que operan tranquilamente ante la complicidad de las autoridades y todo tipo de alimaña, siempre lista a dar el zarpazo que los convierta en opulentos representantes de uno de los sistemas más corruptos del planeta, como lo sindican las estadísticas internacionales. Y para mayor desgracia, últimamente una poderosa mafia organizada, bajo la protección de quienes deberían haber velado por la seguridad de la ciudadanía, extiende sus garras asesinas para eliminar a quienes entorpecen sus malignos designios.

Siniestros personajes, culpables directos de la grave crisis económica que sufre el país, que ostentan descaradamente sus dineros de iniquidad y a quienes, no obstante, son muchos los que rinden pleitesía.

Ante ejemplos como estos que a diario colman los medios de comunicación, ¿qué concepción de la vida puede ir formándose en las jóvenes mentes, asediadas además por el desmesurado consumismo que rige a nivel mundial y que, como todo lo negativo del exterior, es rápidamente asimilado en nuestro ambiente?

El panorama es altamente desalentador. Y será necesario que transcurran muchos años, quizás varias generaciones, para que se erradique la cultura del dolo, impuesta por la larga, corrupta y corruptora dictadura, que todo fraude o estafa justificaba con el fin de mantener la adhesión de quienes sostenían el sistema, bajo el conocido lema del “precio de la paz”. Y así, implacablemente, fue cumpliéndose la siniestra profecía de Natalicio González: “No quedará un solo colorado pobre”, refiriéndose a sus correligionarios que detentaban el poder, ya que los otros —el pueblo— se ven cada vez más carenciados.

Grande es la responsabilidad histórica de la Asociación Nacional Republicana, partido que había tenido una honrosa trayectoria, con grandes señores en sus filas, y a pesar de ello no trepidó en avalar y sostener a un régimen que habría de envilecer a un amplio sector de la ciudadanía.

Con dolor, angustia, rayana en desesperada impotencia, contemplamos el espectáculo de un pueblo —el nuestro— que, salvo no muchas excepciones, ha perdido totalmente los valores morales y solo podemos exclamar: Paraguay, ¿qué te han hecho? ¿Dónde ha quedado ese pueblo austero, noble y laborioso? ¿Ese que no centraba su vida en lo material, cultivaba la hospitalidad y era capaz de llegar al límite del sacrificio por su país?

Te han cambiado la identidad, desventurada patria mía; te la han cambiado hasta el punto de que si nuestros abuelos volvieran a la vida, no reconocerían a sus compatriotas; se sentirían en tierra extraña.

¡Despierta, Paraguay, despierta! en esa juventud sana que te ama, y que incluso no dudó en dar y arriesgar la vida por ti y, aunque sea minoría, todavía alienta un ideal. ¡Despierta en aquellos que sobreviven a la generación perdida, que vivió aherrojada por el Déspota y hoy claman por un Paraguay recuperado!

Como el poeta que una centuria atrás te dijo, viéndote físicamente aniquilada, yo quiero decirte hoy, que estás moral devastada:

“No llores más, patria mía,

levanta tu noble frente

y mira el sol refulgente

de un nuevo y hermoso día”,

de ese día que sé que llegará, al conjuro de los jóvenes que te rescatarán de la ignominia en que  te sumergieron las fuerzas del mal.

 

Fuente: SUPLEMENTO CULTURAL DEL DIARIO ABC COLOR

Edición impresa del Domingo, 18 de Noviembre del 2012

Fuente digital: www.abc.com.py

 

 

 

ENLACE INTERNO AL ESPACIO DE LECTURA RECOMENDADA

GENERAL ALFREDO STROESSNER MATIAUDA en PORTALGUARANI.COM

 

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

ENLACE INTERNO RELACIONADO

 

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
DISCURSOS
DISCURSOS DE PRESIDENTES DE LA REPÚBLICA DEL PARAGUAY - LA POLÍTICA EN PARAGUAY (LIBROS, ENSAYOS y CONFERENCIAS)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
CASA DEL LA INDEPENDENCIAMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYBILLETES DEL PARAGUAYBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYHISTORIA DEL PARAGUAYFILATELIA DEL PARAGUAYMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYO
ACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA IDIOMA GUARANIMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAREPUBLICA DEL PARAGUAYLA GUERRA DEL CHACOLITERATURA PARAGUAYAMÚSICA PARAGUAYAMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011

Portal Guarani © 2021
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA