PortalGuarani.com
Inicio El Portal El Paraguay Contáctos Seguinos: Facebook - PortalGuarani Twitter - PortalGuarani Twitter - PortalGuarani
REVISTA DEL PEN CLUB DEL PARAGUAY
  IV ÉPOCA - Nº 6 / OCTUBRE 2003 - REVISTA DEL PEN CLUB DEL PARAGUAY


IV ÉPOCA - Nº 6 / OCTUBRE 2003 - REVISTA DEL PEN CLUB DEL PARAGUAY

 “REVISTA DEL PEN CLUB DEL PARAGUAY.

POETAS – ENSAYISTAS - NARRADORES”

IV ÉPOCA - Nº 6

Homenaje a Josefina Plá

en el centenario de su nacimiento.

Arandurã Editorial,

Asunción-Paraguay, Octubre 2003


 
 

PALABRAS PRELIMINARES
 
Sin duda existen varios motivos por los cuales los clubes pierden a sus socios y el PEN Club del Paraguay no es la excepción. Cuando se tomó la decisión de reactivarlo, revisamos una lista de miembros a la que agregamos algunos nombres de escritores que, sin estar en ella, los sabíamos socios. En esa oportunidad también se realizaron publicaciones periodísticas para informar acerca de la composición de la nueva Comisión Directiva y de la intención que la movía. Asimismo, se invitó a los antiguos miembros a reintegrarse.

Algunos volvieron. Otros, no. Estos últimos expresaron razones que no viene al caso analizar, pues al final de cuentas, nadie está obligado a forrar parte de una asociación, si no tiene interés en hacerlo.

La actividad principal del PEN Club del Paraguay es la de reunirse los martes, a partir de las 20:30 horas en el Bar San Roque, lía, la publicación de su revista y asistir a la presentación de las obras de sus miembros y otros escritores, para compartir con ellos ese momento de alegría que es el nacimiento de un nuevo hijo de la creación.

Los componentes del PEN Club del Paraguay, como los de otros países, mantienen firme el compromiso de expresar su opinión acerca de la arbitrariedad, la persecución o la injusticia de que a veces son víctimas los escritores a causa de sus ideas. El resto del tiempo lo gastan en conversaciones ociosas y amables.

¿Cuál es, entonces, el atractivo del PEN Club del Paraguay para algunos, mientras otros prefieren desentenderse de él? Tal vez sea ese halo de elitismo que lo rodea y es creado por la gente que lo constituye y vista desde afuera, parece alejada, en cierta forma, de las inquietudes más urgentes que conmueven, a veces, la vida ciudadana o mundial. Y hablar de élite, en un mundo donde la mediocridad parece ser la norma y en un país, donde por mucho tiempo la cultura fue considerada como enemigo declarado de la estructura vigente y sigue siendo la Cenicienta del banquete del poder, porque la temen, no es fácil persistir en el sendero elegido en un momento de entusiasmo, cuando éste ofrece tantos escollos a quienes lo recorren, si existen otros que permiten cierta figuración sin demasiado sacrificio.
La cultura será mirada con recelo mientras no cambien quienes desde el poder, sean opuestos a la libertad de pensamiento y mientras los gobernados prefieran ocupar un sitio en la penumbra cómoda que no obliga a torna de decisiones ni empuja a la lucha por una causa determinada.

El PEN Club del Paraguay está integrado por personas de trayectoria en el campo de la literatura, lo que implica un conocido antecedente que se consigue ,sólo ron el paso del tiempo y en especial, con la tenacidad aplicada al esfuerzo -no siempre carente de satisfacciones, sin duda-, de escribir.

Si la función del escritor es escribir, crear, cabría preguntar ¿hasta cuándo debe continuar su producción literaria?, ¿hasta el fin de su vida o hasta haber alcanzado una obra cumbre -y en ese caso- quién establece tal cualidad? ¿Existe tal obra o cada creación es la cumbre de mayor o menor altura dentro de una misma cordillera?

¿Es acaso posible, afirmar que un autor realizó su mejor obra mientras siga con vida y continúe creando? El juicio calificador pertenece a la posteridad. Sólo después de haber transcurrido un tiempo razonable, una obra ocupa la verdadera dimensión que le corresponde y esto ocurre cuando ya los actores del drama humano, los que dieron origen a la creación, ya no existen, cuando de las pasiones del momento restan las sombras, cuando quienes leen, lo hacen sin prejuicios ni envidias y aprovechan lo que del arte literario hay en ella.

En mi opinión, nadie alcanza más de una cumbre dominante en el lapso de una vida, sin importar lo actividad en que, se desempeña, pero esa máxima altura no será apreciada con justeza por sus contemporáneos sino por quienes vengan después.

Ese es el objetivo de las revistas del PEN Club del Paraguay: dejar para que alguna vez se pueda disponer del abanico completo de las obras de los autores que hoy se empeñan en expresar sus emociones, sus pensamientos, en fin, elaborar toda esa argamasa con la que se construye el edificio de cada vida humana.


Presidente del PEN Club del Paraguay - 31 de octubre de 2003

 
 

ÍNDICE
 
Palabras preliminares
 
 
POETAS
 
ACOSTA, Delfina: Mar/ Siembra/ Los amantes

ARGÜELLO, Manuel E.B.: La tierra del silencio

BAECKER, William: Para Elly/ Aquella rosa rota

CABALLERO FIGÚN, Miguel Ángel: Primavera/ Poema CCV

CARMAGNGLA, Gladys: Igual que el río/ Poema-Farol-Plegaria

CASOLA, Augusto: Ejercicio 5/ Ejercicio 9/ Ejercicio 14

CHAVES, Raquel: Isis pasó por Asunción

DELGADO, Susy: 22/ 27/ 28

FERRER, Renée: Itinerario del deseo/ En esa instantánea ecuación de encuentro/ Tortas de barro

GONZÁLEZ CANALE, Aurelio: 1/ 2
MARTÍNEZ, Luis María: Palabras para José-Luis Appleyard/ Palabras para José María Gómez Sanjurjo/ La tempestad

MICHELAGNOLI AYALA, Margot de: La pregunta/ Quietud

PEDROZO, Amanda: Cierre de página/ Yo te diría/ La otra mirada

RAUSKIN, J.A.: La calle de nuestros muertos queridos/ Dos o tres acuarelas

RIVAROLA, Domingo: Naufragio/ Retorno
 
 
ENSAYISTAS
 
DE PAULA GOMES, Abelardo: Los cultos religiosos afro-brasileños como expresión y defensa de identidad

KASAMATSU, Emi: Mujeres, de las sombras a la redención en las obras de Raquel Saguier

MARTÍNEZ, Luis María: La literatura de la región austral del continente sudamericano como expresión del humanismo y de la tradición

RODRÍGUEZ A. GONZÁLEZ ODDONE, Beatriz de: El Mariscal de la Victoria
 

NARRADORES
 
ARGÜELLO, Manuel E.B.: La siesta del comisario

CASOLA, Augusto: La llamada

DELGADO, Susy: El camino de la sangre

FERRER, Renée: El zorzal y la fronda

PEDROZO, Amanda: Karai Simó

PEDROZO, Mabel: Madrugada de ángeles

PÉREZ CÁCERES, Lita: Para comerte mejor

 
 
 

POETAS
 
 
 
ITINERARIO DEL DESEO
 
Anoche tuvo audiencia con mi cuerpo,
Tu fantasma, mis señas personales:
Indagué en el desánimo, en el cerco
De mis fiebres. Obsesos arenales

Me circundan y crecen hacia adentro.
Me someten sus dunas, a las cuales
Rehúyo, añoro, niego, miento, encuentro,
Ofrendando el temblor de mis portales.

Sin que medie la luna te poseo
Siguiendo de la sangre los puntales.
Dichoso itinerario del deseo
cuando abrevo mi sed en tus panales

Cuando el alba se apresta a desvestirse
Se despiden tus sombras, antes de irse.
(Del libro ITINERARIO DEL DESEO, 1994)

 
 
Palabras para José María Gómez Sanjurjo

"Quiero cantarte tantas veces tanto”
Ramón González-Alegre
Quebró su voluntad tantas desgracias
fue su mejor doctrina la inefable
voluntad de ser alas de la alondra.
Quiso precipitarse con su herida
hacia las latitudes de la vida
y fue como el proyecto de una nube:
¡agua en el ciclo, luz tergiversada!

Sufrió lo que derriba la esperanza,
vivió lo que se vive en la clausura.
Desacató en su vuelo el vuelo ansiado:
y fue como un cansino plenilunio,
que exhibe un firmamento de derrota.

¡Qué poeta, insistente y numeroso,
qué lirismo inmortal, qué limpio acento,
que va de un prado inmenso a otro más grande
para dejarnos un bosque de laureles!

Se fue a vivir al Sur con la esperanza.
Se fue a vivir la vida en un velero
sin encontrar su mar, sí, desencantos.
Y en fin,
se fue a pedirle espacios a la vida
más diplomóse en cosas de la muerte.

Al final:
¡ya no cantó con voz sino con vida,
pues vivió la poesía sin sonido,
se dio al silencio mismo!

Hoy, el poeta es caso de la vida:
lira inmortal, misterio y numen,
que rige el ministerio de las nubes.,
y siendo así:
¡provoca la alegría de las flores!

 
 
22
 
Si no habrás de aceptarme
desde los pies a la cabeza,
aquí y ahora, ya iniciando
el último partido,
más pequeña y más frágil
que cuando abrí los ojo
a este campeonato
sin herencias ni escuelas,
con arrugas y rollos
que mal disfrazan
mi más antiguo asombro,
mí temblor primigenio,
mi soledad primera.
Si ya no habrás de amar
cada centímetro de esa piel trasnochada,
y ya no habrás de verme hermosa
por latir a tu lado,
no habrás de respirar
por mis silencios y palabras,
oquedades y luces;
si no habrás de beber, pura sed desatada, insaciable
en las aguas que guardo todavía
en mis, honduras,
si ya no habrás de descubrir
el fuego alto,
inapagable
que duerme en éstas huellas,
trajinadas por tantos incendios...

Si no has de consumirte
conmigo en este fuego,
para nacer de nuevo,
amor primero, dulce,
milagro de la vida y de la muerte,
prefiero amarte así,
desesperadamente, desde lelos.
 
27
Cuándo vas a dejar
de clavarme esos hondos cuchillos
con tu modo de irrumpir en la tarde,
poros lavados por la lluvia
levantando mis poros,
estremecida piel
llamando, latigando a mi piel,
páramo, sed,
desasosiego.
Cuando vas a dejar
de clavarme esos hondos cuchillos,
de enloquecer,
de enardecer,
de calcinar mi corazón.
 
28
Y no fue necesario tocarte,
te tuve igual, sin mengua,
sin bendiciones y sin mella.
Te supe
desde la planta de los pies
hasta el último, el más breve
de tus cabellos.
Por supuesto
sabía cómo amabas,
con todos los detalles,
con todas las dulzuras.
No pude sino amarte
por completo.
(De LAS ÚLTIMAS HOGUERAS)

 
 
CIERRE DE PÁGINA
 
Tus ojos hacían dos gotas oscuras
dos agujeros negros en la capa de ozono
de mi corazón sin fondo.

Ubico tu mirada en un recuerdo
diagramo presentimientos en grisado
margen izquierda y llamada en cuatro líneas
certera y directa como un disparo
en letras urgentes.

En el fax al cierre de página
sobre la hora y atajen máquina
tu mirada me asalta como un anuncio
un avionazo y más correcciones,
levantes y epígrafes en rojo.

Escribo una bajada de 60 golpes
una volanta enloquecida con tu nombre
un título sin perdón y la foto alucinante
y recién en alcance la noticia catástrofe:
tus ojos son dos pozos negros en mi capa de ozono
(en esos círculos me pierdo)
 
 
 
 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA


(Hacer click sobre la imagen)


 
 
 
 
 

Para compra del libro debe contactar:

ARANDURÃ EDITORIAL

www.arandura.pyglobal.com

Asunción - Paraguay

Telefax: 595 - 21 - 214.295

e-mail: arandura@telesurf.com.py

 

 

Enlace al espacio de la ARANDURÃ EDITORIAL

en PORTALGUARANI.COM

 

(Hacer click sobre la imagen)

 





Bibliotecas Virtuales donde se incluyó el Documento:
ARANDURÃ
ARANDURÃ EDITORIAL
LIBROS,
LIBROS, ENSAYOS y ANTOLOGÍAS DE LITERATURA P



Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada




Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos

 

 

Portal Guarani © 2024
Todos los derechos reservados, Asunción - Paraguay
CEO Eduardo Pratt, Desarollador Ing. Gustavo Lezcano, Contenidos Lic.Rosanna López Vera

Logros y Reconocimientos del Portal
- Declarado de Interés Cultural Nacional
- Declarado de Interés Cultural Municipal
- Doble Ganador del WSA