PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
ARMANDO ALMADA ROCHE


  ERNESTO SÁBATO, UN GRANDE DE LAS LETRAS ARGENTINAS - Por ARMANDO ALMADA ROCHE - Domingo, 25 de Junio de 2017


ERNESTO SÁBATO, UN GRANDE DE LAS LETRAS ARGENTINAS - Por ARMANDO ALMADA ROCHE - Domingo, 25 de Junio de 2017

ERNESTO SÁBATO, UN GRANDE DE LAS LETRAS ARGENTINAS

 

Por ARMANDO ALMADA ROCHE

 


(Desde Buenos Aires, especial para La Nación)
almadaroche@gmail.com

 

Ayer se cumplió un nuevo aniversario de nacimiento del afamado escritor argentino y universal. Premio Cervantes 1984. Un hombre singular y comprometido con los derechos humanos, presidió la Conadep y es un referente de la literatura. Esta entrevista fue realizada en su casa de Santos Lugares luego de reunirse con Roa Bastos, a quien admiraba y valoraba.

El 24 de junio pasado se cumplió un nuevo aniversario del nacimiento del afamado escritor argentino Ernesto Sábato, cuyo deceso se produjo el 30 de abril del 2011. Con su muerte la literatura argentina se vistió de luto dejando un gran vacío en las letras de Buenos Aires. Ya no están Borges, Julio Cortázar, Adolfo Bioy Casares, ni David Viñas, ni siquiera Abelardo Castillo, el último de la lista en irse. La lista de jóvenes escritores de la nueva camada todavía no da señales de verdadera fuerza en sus creaciones literarias. "Hace pocas horas murió mi padre; sé que todos ustedes comparten la tristeza que sentimos en la familia. Porque mi padre no nos pertenecía solo a nosotros. Con orgullo, son alegría, sabemos que lo compartimos con mucha gente que lo quiso y lo necesitó tanto como nosotros", dijo su hijo, Mario Sábato, el día de su fallecimiento.
A Ernesto Sábato lo hemos entrevistado en varias oportunidades para diferentes medios gráficos, diarios, revistas, y semanarios. Siempre se ha mostrado amable y generoso, aunque últimamente estaba esquivo de la prensa. La mayoría de su tiempo lo ocupaba en pintar y casi nada a escribir. Todos sabemos que ganó el Premio Cervantes en 1984, poco después de presentarle al Dr. Raúl Alfonsín el trabajo de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep), también llamado el Informe Sábato.

SU AMIGO ROA BASTOS

Luego de su última visita al Paraguay en el 2001 (la primera vez fue en 1998), cuando se encontró con su amigo de toda la vida, Augusto Roa Bastos, nos concedió una entrevista –que sería la última– con la condición que habláramos de manera casi exclusiva del Paraguay. "A mi juego me llamaron", pensó el cronista mientras hablaba con él por teléfono a su casa de Santos Lugares. "En realidad de lo que más queríamos hablar era de su visita allí y de Roa Bastos, de manera exclusiva por así decirlo".

-¿Cómo vio al Paraguay y qué le contó su amigo Roa Bastos? –empezamos preguntándole Augusto Roa Bastos–.
-Lo veo caminando con optimismo hacia el futuro, un futuro, que promete devolverle un sitio de trabajo y bienestar al pueblo paraguayo. El Paraguay es un sufrido país que estuvo sojuzgado por espacio de más de 35 años por la dictadura de Stroessner. Ahora que está la democracia se abre un horizonte de esperanza, la esperanza es un manto que promete cambiar las cosas. Tengo fe en el pueblo paraguayo, es el pueblo de mi amigo Roa Bastos, de Elvio Romero, otro amigo que ya no está. También recuerdo a Hérib Campos Cervera y a otro grande de la música guaraní, a José Asunción Flores. Este amigo, recuerdo, con Augusto, me trajeron una hermosa serenata en mi cumpleaños, hace tiempo y allá lejos. Todavía lo recuerdo como si fuera hoy. Muchos dicen que volver al pasado no es bueno, hay que vivir y pensar en el presente y en el futuro. Sin embargo, recordando el ayer –en mi caso, al menos– uno recupera los momentos felices que ha vivido. Como por ejemplo, las horas felices que me tocó vivir al lado de mi amigo del alma Roa Bastos, un grande de verdad de las letras de América Latina y el mundo.

-Ya que recuerda el pasado, ¿qué puede decir del encuentro que tuvo en su oportunidad con el dictador Rafael Videla, usted, Borges, el padre Castellani y Esteban Ratti, a la sazón presidente de la Sociedad Argentina de Escritores?

-Fue una visita protocolar, de compromiso, para pedirle algunas cosas. Por ejemplo, saber noticias sobre el escritor Haroldo Conti, que estaba desaparecido. No fue, insisto, una visita cordial y amigable. Videla se mostró como lo que era: duro, inflexible y negador. Negó todo lo que sucedía en la Argentina sobre los desaparecidos y los niños secuestrados. Recuerdo que la entrevista lo viví con mucho nerviosismo y desagrado. Luego, como es sabido, me atacaron mis detractores diciendo que estaba a favor de la dictadura.

La gente es mala y comenta

-Según la prensa argentina, usted no se hallaba tan incómodo como dice. Dicen que cometió un error al aceptar la invitación.
-La gente es mala y comenta dice el tango. Fui porque, repito, quería saber dónde estaba Haroldo Conti. Esa fue mi principal preocupación. No había otro motivo, y no me quedó más remedio que encontrarme con el dictador argentino.

-Pasando a otros temas…
-Sí, por favor. Olvidemos ese pasado horroroso. Habíamos pactado hablar solamente del Paraguay, y usted está saliendo de libreto.

-En algunas de las entrevistas que le hiciéramos habló largo sobre las obras de Roa Bastos. Hoy, después de décadas, ¿volvió a releer "Yo el Supremo"?

-Sí, lo he releído y descubrí que resiste la relectura. No todos los libros lo resisten. En cambio, "Yo el Supremo", sin duda la obra maestra de Roa, posee el raro encanto de atrapar al lector y se encuentra cosas que uno no había descubierto en la primera lectura. Siempre salta algo nuevo. Es como si el libro se desdoblara, o desnudara dejando a la vista imágenes casi cinematográficas. Me deleitó volverlo a leer. Aunque no me crea lo tengo en mi mesa de luz y de noche en noche lo leo con interés. Yo el Supremo tiene magia, encanta a quien lo lee. Claro, no es para cualquier lector. No quiero desmerecer a nadie, pero no es un libro fácil. Requiere concentración y una cierta cultura literaria.

GABRIEL CASACCIA

-¿A qué otros escritores paraguayos ha leído?
-No muchos. Recuerdo haber leído a Elvio Romero, otro amigo; sus poemas me gustan, no me desagradan. No soy muy lector de poesía. Prefiero la prosa. No se olvide que yo vengo del ensayo. También conozco la obra de Gabriel Casaccia, según me dijeron, es el padre de la novela en el Paraguay. Esto me lo afirmaron cuando estuve allá, la primera vez en 1998, para asistir a la Libroferia. Leí de Casaccia "La Babosa", una novela muy realista al estilo de Dostoievky, "La Llaga" y "Los exiliados". Ambos libros me gustaron. El Paraguay camina hacia una integración continental no sólo en materia literaria, sino asimismo en lo económico, político y cultural. Me atrevería a afirmar que le espera un gran destino. Los paraguayos se lo merecen.

SÁBATO, CIENTÍFICO, ESCRITOR Y PINTOR

Nació en Rojas, Argentina, el 24 de Junio de 1911 – Murió en Santos Lugares, (Pcia. De Buenos Aires) en 2011) Solo tres novelas, espaciadas en el tiempo, componen su producción estrictamente literaria: "El túnel" (1948), "Sobre héroes y tumbas" (1961) y "Abaddón el exterminador" (1974). Sin embargo fue un referente de la cultura argentina y americana desde los años 60.

Primero, fue científico: se doctoró en física en la Universidad de la Plata (1938) e inició una prometedora carrera como investigador científico en París, donde había ido becado para trabajar en el célebre Laboratorio Curie.

Allí trabó amistad con los escritores y pintores del movimiento surrealista, en especial con André Breton, quien alentó la vocación literaria de Sábato y despertó su fascinación por los arcanos del inconsciente, motivo que sería recurrente en su obra. En París comenzó a escribir su primera novela, La fuente muda, de la que sólo publicaría un fragmento en la revista Sur. En 1940, de regreso en Argentina, comenzó a dictar clases en la Universidad Nacional de La Plata, pero se vio obligado a abandonar la enseñanza tras perder su cátedra a causa de unos artículos que escribió contra Perón.

Aquel mismo año publicó su ensayo Uno y el Universo (1945), en el que criticaba el reduccionismo en el que desemboca el enfoque científico y la deshumanización de la ciencia; tales ideas y una honda crisis vocacional y existencial padecida dos años antes lo orientaron definitivamente a la literatura. La obra prefiguraba buena parte de los rasgos fundamentales de su producción literaria y ensayística: brillantez expositiva, introspección, psicologismo y cierta grandilocuencia retórica. Además de obtener un éxito de público impresionante, Sobre héroes y tumbas situó a Ernesto Sábato en la primera línea del llamado Boom de la literatura hispanoamericana, fenómeno editorial que, en la década de 1960, supuso el descubrimiento internacional de los narradores del continente: sus compatriotas Jorge Luis Borges y Julio Cortázar, los mexicanos Juan Rulfo y Carlos Fuentes, el colombiano Gabriel García Márquez y el peruano Mario Vargas Llosa son algunos de los grandes autores que, junto a Ernesto Sábato, arrancaron de la superación del realismo que había caracterizado la novela europea y norteamericana de entreguerras para construir, por diversos caminos, una narrativa de altísimo nivel, unánimemente aplaudida por los lectores y la crítica.

Su tercera novela, Abaddón el exterminador (1974), se centra en torno a consideraciones sobre la sociedad contemporánea y sobre el pueblo argentino, su condición "babilónica" y su presente, que adquieren en la novela una dimensión surreal, en que se funden realidad y ficción en una visión apocalíptica.

El reconocimiento internacional acabó por convertir a Ernesto Sábato en una autoridad dentro de la sociedad argentina, una suerte de formador de opinión que, por paradójico que parezca, al asumir ese papel se fue alejando progresivamente de la actividad literaria. Desde mediados de la década de 1970, más que un escritor consagrado, Sábato representó una conciencia moral que actuaba como un llamado de alerta frente a una época que él no dudó en calificar de "sombría".

Esa identificación entre Sábato y la autoridad ética quedó muy reforzada por su labor como presidente de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP), para la que fue designado en 1983 por el entonces presidente de la República, Raúl Alfonsín. Los meses que dedicó a investigar la represión durante el anterior gobierno militar no le dejaron aliento ni espacio para la literatura; finalizados los trabajos de la comisión, resumió aquella dura experiencia con las siguientes palabras: "He estado en el infierno". La conclusiones de la comisión quedaron recogidas en las cincuenta mil páginas del llamado Informe Sábato. En 1984 fue galardonado con el Premio Cervantes.

La obra de Sábato, que ha sido prestigiada con numerosos premios internacionales y difundida en múltiples traducciones, incluye además multitud de ensayos, como "Hombres y engranajes" (1951), "El escritor y sus fantasmas" (1963), "El otro rostro del peronismo" (1956), "Tango: discusión y clave" (1963), "La cultura en la encrucijada nacional" (1973), "Tres aproximaciones a la literatura de nuestro tiempo" (1974), "Apologías y rechazos" (1979), "Antes del fin" (1998), "La resistencia" (2000) y "España en los diarios de mi vejez" (2004). El narrador y ensayista argentino se dedicó además a la pintura, otra de sus pasiones; en sus últimos años se vio aquejado de un grave problema de visión.

Fuente (Biografìasyvidas)

 

Fuente: Lanacion.com.py

Suplemento - IDEAS PALABRAS

Domingo, 25 de Junio de 2017

 

 

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

EL IDIOMA GUARANÍ, BIBLIOTECA VIRTUAL en PORTALGUARANI.COM

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
LIBROS,
LIBROS, ENSAYOS y ANTOLOGÍAS DE LITERATURA PARAGUAYA (POEMARIOS, NOVELAS, CUENTOS, TEATRO y ENSAYOS)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
HISTORIA DEL PARAGUAYMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYLA GUERRA DEL CHACOMÚSICA PARAGUAYAREPUBLICA DEL PARAGUAYMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYABIBLIOTECA DEL PORTALGUARANI
BILLETES DEL PARAGUAYCASA DEL LA INDEPENDENCIAFILATELIA DEL PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011IDIOMA GUARANIACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA MUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOLITERATURA PARAGUAYA

Portal Guarani © 2021
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA