PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
OSCAR ADALBERTO CREYDT


  ÓSCAR CREYDT, EL DIVULGADOR CIENTÍFICO (Parte II) - Por RICCARDO CASTELLANI - Domingo, 22 de Enero de 2023


ÓSCAR CREYDT, EL DIVULGADOR CIENTÍFICO (Parte II) - Por RICCARDO CASTELLANI - Domingo, 22 de Enero de 2023

ÓSCAR CREYDT, EL DIVULGADOR CIENTÍFICO

(Parte II)

 

Por RICCARDO CASTELLANI
 

El autor de este artículo pone en contexto la singular y postrera obra de Óscar Creydt, titulada “Del universo inconsciente a la formación del trabajador consciente racional” y publicada en 1987, ofreciendo un resumen del texto y una crítica a sus ideas.

La segunda parte de la obra que estamos comentando está dedicada a la formación y evolución de los sistemas vivientes. Comienza con la crítica a las definiciones de vida que ponen énfasis en la reproducción.

En lugar de asignarle una finalidad, asegura que lo esencial de la vida es la vida misma: el trabajo que efec­túa el ser viviente al explotar los recursos del medio para autosustentarse.

La reproducción no sería el objetivo de vivir, sino una optimización. Llegado a cierto nivel de desarrollo, resulta más práctico subdi­vidirse y continuar el trabajo en forma dispersa.

El otro dogma que ataca Creydt es el del papel regu­lador del ADN como órgano genético. Para el autor, el ADN no sería más que un molde para las cadenas de ARN, utilizadas por los ribo­somas para la reproducción de proteínas.

Los cambios en su estruc­tura no dependerían de la mutación y selección del medio, sino del trabajo reorganizador de las pro­pias enzimas, produciendo nuevas variantes y nuevas especies para una mejor explotación del medio. En los organismos unicelulares, que son capaces de reprodu­cirse por división, los nue­vos caracteres persisten al copiarse a sí mismos.

En los organismos plurice­lulares, más complejos, es necesario un paso previo: la reducción del sistema viviente a una célula, el ovum, que contiene el poder y los componentes necesa­rios para reconstituir el sis­tema entero.

La evolución no se da así por herencia y mutaciones aleatorias, sino por la persis­tencia del sistema viviente, incluidas sus variaciones tecnológicas de trabajo, en esa reducción de sí mismo que es el ovum.

En concordancia con su crítica a la herencia genética, los últimos capítulos del libro muestran de qué forma la actividad de los sistemas vivientes acaba por dar lugar al ser humano.

El factor principal de la evo­lución será el modo de explo­tación del medio. Un sistema viviente es “la materializa­ción estable de una determi­nada ‘tecnología’ explorato­ria de un medio específico”.

Cuando el medio o el modo de trabajo cambian, las variaciones se transmiten al ovum, persistiendo en las próximas generaciones.

En las criaturas con cerebro, este órgano cumple un papel fundamental en la transmi­sión de nuevas tecnologías. Cuando una población se ve en la necesidad de cambiar su modo de trabajo, es el cerebro el que dirige y promueve los esfuerzos necesarios.

Este órgano habría surgido a causa del modo de trabajo de los hemicordados, anima­les semejantes a gusanos que perforan el fondo marino con la cabeza. En esta especie se formaron los rudimentos del cerebro y la columna vertebral.

Fuera del mar, es la vida arbórea, que exige desplaza­mientos esforzados y segui­dos, además de precisión y rapidez, la que servirá de base a los linajes más exito­sos de la tierra: el de los rep­tiles, del que evolucionarán las aves, y el de los mamífe­ros, del que evolucionará el humano.

En los mamíferos, la explo­ración de los árboles dará lugar en diversas especies al movimiento braquiante: la utilización de manos en lugar de piernas para el des­plazamiento por las ramas. Este movimiento genera naturalmente dos variacio­nes, la bipedia braquiante, combinación de brazos y piernas, y la bipedia libre con postura erecta.

En los primates, la explo­ración intensiva del suelo boscoso será determinante para la aparición de espe­cies exclusivamente bípe­das. La postura permanente­mente erecta, con la cabeza libremente movible sobre la columna, ejerce una notoria influencia en las vocalizacio­nes, un cambio en la fonética que permitirá la formación del lenguaje.

Durante millones de años, los antepasados del ser humano fueron desarro­llando las características que los distinguirían de los primates, generando un nuevo nivel de la evolu­ción animal. (1) El trabajo planificado, que extenderá el razonamiento a todo su comportamiento; (2) el tra­bajo colectivo, que dará paso a la sociedad; (3) el empleo de instrumentos; (4) el uso del lenguaje para la comu­nicación social y el razona­miento y (5) la influencia predominante del cerebro, desdoblado en hemisferios especializados.

Con el dominio del fuego, la humanidad dio el salto revo­lucionario a la organización en familias. Con el tiempo, las organizaciones de paren­tesco generaron gradacio­nes en los grupos: los adul­tos adquirieron un rango superior.

Los hombres viejos y adultos formaron luego asociacio­nes masculinas excluyentes. Por su influencia, las orga­nizaciones familiares die­ron paso a una formación de nivel superior, la tribu, en la que aparecieron las prime­ras justificaciones ideológi­cas para validar la organiza­ción: las mitologías.

Las tribus pasarán de la recolección a la producción agrícola y a la vida sedenta­ria. Ya en el Neolítico, la dife­renciación social y econó­mica comenzó a acentuarse y, en la Edad de Hierro, la acumulación de recursos en manos de una minoría “generó la posibilidad obje­tiva de utilizar a los propios seres humanos como ins­trumentos para aumentar la producción en escala cre­ciente y crear un sobrepro­ducto útil”.

Con la aparición de formas de servidumbre, los huma­nos instrumentalizados ya no trabajarán (es decir: ya no vivirán) para sí y los suyos, sino para la minoría dominante. Esta desviación suprime la dignidad propia del ser humano. “Este hecho lamentable no es anulado por el hecho de que millones de hombres y mujeres que alqui­lan su fuerza de trabajo lo consideran todavía como una relación acorde con su digni­dad humana. Sin esta ideolo­gía de conformidad […] el sis­tema del trabajo por salario no podría funcionar”.

La jerarquización cada vez más marcada, con caracte­res sacerdotales, tenderá a formar un aparato burocrá­tico separado que se eleva por encima de la sociedad, dando nacimiento al Estado, que para asegurar su domi­nio formará fuerzas arma­das de represión.

Con parte de la humani­dad convertida en objeto de explotación, la sociedad generó su propio contrario: la esclavitud. Esta situación, que se mantiene en el capita­lismo actual, dura ya unos miles de años. Sin embargo, insiste Creydt, la naturaleza humana, formada en el curso de millones de años, solida­ria, cooperativa y social, terminará por imponerse a los factores antihumanos de la situación que estamos viviendo.

(1) Una ontología basada en el radión parece tan abstracta como la nube de electrones y el campo cuántico que cri­tica, con el agravante de que no explica nada nuevo y deja más lagunas que certezas.

(2) Su sistema de evolución retrocede al lamarckismo del siglo XVIII y parece cargar con el bagaje del tristemente célebre Tro­fim Lysenko, quien llevó la biología soviética por ese camino durante décadas con el apoyo de Iósif Stalin.

(3) Su sección de antropolo­gía comete el error común de considerar la evolución de Occidente como el modelo para todas las demás cultu­ras. Aunque él mismo cons­tata que la cultura guayakí del Paraguay difiere del capi­talismo, no la considera con­temporánea a este sistema, sino prehistórica.

En cuanto a las virtudes del libro, la más importante está señalada en la conclu­sión: “La lucha contra el dog­matismo en sí misma puede ser útil para el avance de la humanidad en todos los frentes. (…) Liberar la mente es condición necesaria para comprenderla y cumplir con nuestros deberes histó­ricos”.

Estudiantes de física, quí­mica, biología y antropo­logía necesitan aceptar sin reflexión un gran conjunto de teorías para avanzar en sus carreras, acarreando de polizones un contingente de sesgos políticos.

Por otra parte, el esfuerzo por encontrar la continui­dad de estos campos de estu­dio, cada vez más dispersos y especializados, es también una tarea necesaria.

Yendo al detalle, la ontolo­gía del radión, surgida de una multiplicidad indiferen­ciada (la radiación de fondo) y constituida ella misma por una relación, da paso a una filosofía de la composición que resuena con Baruch Spi­noza y sus continuadores, permitiendo actualizar su ética en un lenguaje actual.

En la segunda parte del libro, su aseveración de que la vida se tiene a sí misma como fin, demostrada a partir de la actividad constante de auto­poiesis de los seres a partir de los materiales del medio en el que se establece, puede pensarse desde la simbiogé­nesis.

La teoría de simbiogénesis de Konstantin Merezhkovsky, con Lynn Margulis como principal desarrolladora e impulsora, podría dar un camino alternativo para la explicación de la evolución, desplazando el papel rector del ADN y la lucha malthu­siana por la vida, reempla­zándolos por la solidaridad y la creatividad.

En la última parte, la impor­tancia de la tecnología como propiciadora de cambios puede pensarse junto al con­cepto de cosmotecnias del pensador chino Yuk Hui, que da una salida al problema de una sola línea histórica. Creydt mismo, aunque luego describa la historia como un proceso unificado, anota que los caminos de la evolución pueden ser muy variados y no todos llevan a la misma tec­nología exploratoria.

Una filosofía del ser como relación y de la evolución por composición. Una afir­mación de la vida como tra­bajo por la vida. Una posibi­lidad de fuga del capitalismo apostando por la solidari­dad. “Del universo incons­ciente a la formación del tra­bajador consciente racional” está poblado de falencias, pero estos tres puntos son suficientemente valiosos para darle una oportunidad.

 

Fuente: www.lanacion.com.py

Domingo, 22 de Enero de 2023

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

EL IDIOMA GUARANÍ, BIBLIOTECA VIRTUAL en PORTALGUARANI.COM

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 



Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
MUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAIDIOMA GUARANICASA DEL LA INDEPENDENCIAHISTORIA DEL PARAGUAYFILATELIA DEL PARAGUAYLA GUERRA DEL CHACOMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYBILLETES DEL PARAGUAY
MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYMÚSICA PARAGUAYAMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOLITERATURA PARAGUAYAREPUBLICA DEL PARAGUAYACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA BIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011

Portal Guarani © 2021
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA