PortalGuarani.com
Inicio El Portal El Paraguay Contáctos Seguinos: Facebook - PortalGuarani Twitter - PortalGuarani Twitter - PortalGuarani
MARTA MEYER DE LANDÓ (+)

  LA CURA DEL CANCER y LOS AÑOS DORADOS - Cuentos de MARTA MEYER DE LANDÓ - Año 1994


LA CURA DEL CANCER y LOS AÑOS DORADOS - Cuentos de MARTA MEYER DE LANDÓ - Año 1994
LA CURA DEL CANCER y LOS AÑOS DORADOS
 
 
 
 
 
 
 
 
LA CURA DEL CANCER

Finales de 1994. ¡El país era una fiesta! Se había declarado feriado nacional, las banderas adornaban las calles desde el aeropuerto hasta el Palacio. La banda de música lo esperaba. Todos los ministros, el arzobispo y el embajador de Suecia aguardaban su llegada. El presidente le impondría la máxima condecoración del país: el collar Francisco Solano López. Reyes, presidentes y el Santo Padre enviaron mensajes de felicitación. Por fin el Paraguay dejaría de ser una isla, la primera plana de todos los periódicos del mundo hablaban del pequeño país sudamericano, y en todos los noticieros se hablaba de lo mismo.

La Dirección General de Turismo preparaba un tour para los miles de visitantes que querían ver la casa donde nació, la pequeña escuela primaria del pueblo, el colegio secundario en Asunción, la Facultad de Medicina y los laboratorios donde se dedicó a la investigación estudiando 81.124 hojas y raíces usadas por los hechiceros indígenas.

La Comunidad Económica Europea, los Estados Unidos y el Japón se disputaban la autorización para instalar grandes fábricas del medicamento, las que darían al país más dólares en un año que todos los dejados por Itaipú desde sus inicios.

El Dr. Andrés González, joven médico paraguayo, regresaba a su tierra después de haber sido designado, por la Academia Sueca, Premio Nobel en Medicina por los avances científicos sin precedentes al descubrir la vacuna contra el cáncer y por el gran aporte a la humanidad en la cura del terrible mal.

No es un sueño. Debía haber sido realidad.

Esto formaba parte de los planes de Dios cuando treinta años antes, Mariana González, abandonada por el novio, decidió que no podía pasar la vergüenza de tener ese hijo sin padre que desde hacía un mes crecía en su vientre.
 
De: Vivencias y otras cosas
(Asunción: Editorial Arandurã, 1994)
 
 
 
 
 

LOS AÑOS DORADOS
 

Reunión de hermanos. Todos llegaron apurados de la oficina y todos estaban apurados por irse: uno tenía un torneo de paddle, otra una exposición de pintura y otro su noche de póker.

Tenían que tomar una decisión. El anciano padre no podía seguir viviendo solo en la antigua casona. La ciudad se había vuelto muy peligrosa y violenta y además no conseguían quien lo cuidara bien.

Ninguno de los tres quería internarlo en "Los años dorados", la mejor casa para la tercera edad, recomendada inclusive por el médico de cabecera del viejito. ¡Qué diría la gente!

Sin consular con Agustín, que así se llamaba, pusieron en venta la casa solariega, rodeada de árboles y jazmines; y al mismo tiempo compraron una casita prefabricada que la ubicaron en la parte de atrás de la casa de Armando, detrás de la cancha de paddle. Allí no molestaba a la vista ni destruía la estética del jardín, ya que el muro era lo bastante alto.

Llegó el verano; Juan y sus hijos (ya que era separado) fueron a Camboriú; María Nydia y su familia a Mar del Plata y Armando y su esposa a estrenar la casita de Sanber que era muy chiquitita, con un solo dormitorio, pero estaba bien ubicada, justito frente a las canchas de paddle. Agustín quedó al cuidado de Encarnación, la antigua empleada de la casa, que se ocupaba de la limpieza, de cocinar para los dos y de hacer las compras.

Una mañana, al ir al mercado, una moto la atropelló, la llevaron a Primeros Auxilios, pero no recobró el conocimiento.

Cuando los hijos volvieron el 3 de enero, encontraron la casa vacía, no estaba Encarnación. Fueron a la pequeña casita prefabricada y lo encontraron a Agustín ya sin vida, sujeto al timbre que habían hecho instalar para que en cualquier momento "nos llames y vengamos enseguida".

De: Vivencias y otras cosas
(Asunción: Editorial Arandurã, 1994)
 
 
 
 
Fuente:
 
 
 
Intercontinental Editora, Asunción-Paraguay 1999.
 
De la página 441 a la 847.
 
Ilustraciones: CATITA ZELAYA EL-MASRI
 
 
 
 
 
 
 
 
 

GALERÍA DE MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAY

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

EL IDIOMA GUARANÍ, BIBLIOTECA VIRTUAL en PORTALGUARANI.COM

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 





Bibliotecas Virtuales donde se incluyó el Documento:
LIBROS,
LIBROS, ENSAYOS y ANTOLOGÍAS DE LITERATURA P



Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada




Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos

 

 

Portal Guarani © 2024
Todos los derechos reservados, Asunción - Paraguay
CEO Eduardo Pratt, Desarollador Ing. Gustavo Lezcano, Contenidos Lic.Rosanna López Vera

Logros y Reconocimientos del Portal
- Declarado de Interés Cultural Nacional
- Declarado de Interés Cultural Municipal
- Doble Ganador del WSA