PortalGuarani.com
Inicio El Portal El Paraguay Contáctos Seguinos: Facebook - PortalGuarani Twitter - PortalGuarani Twitter - PortalGuarani
Laura Mandelik
  EL ATRIBUTO DEL LENGUAJE. LECTURA DE “HYBRIS”, DE LAURA MANDELIK - Por CHRISTIAN KENT - Domingo, 27 de Marzo de 2022


EL ATRIBUTO DEL LENGUAJE. LECTURA DE “HYBRIS”, DE LAURA MANDELIK - Por CHRISTIAN KENT -  Domingo, 27 de Marzo de 2022

EL ATRIBUTO DEL LENGUAJE.

LECTURA DE “HYBRIS”, DE LAURA MANDELIK


Por CHRISTIAN KENT



Poeta, escritor, editor


Laura Mandelik, "0,2", 2022.  Cerámica cocinada a fuego, 2 x 18 x 11 cm. Cortesía


La relación que tenemos con el plástico es ambigua. No nos cuesta entender su perversidad, sus efectos como inmediato deshecho, pero sí hablar de que nos seduce, de que somos adictos a él y de que a pesar de tener conciencia sobre su inoportunidad seguimos consumiendo compulsivamente bolsitas de un solo uso y otras expresiones coloridas, brillantes, inmarcesibles de la misma basura.

Pensemos en el uso de la pajita, primero en su habitual contexto y luego en el marco de la obra artística, específicamente en la obra de Laura Mandelik. El capitalismo reconoce –o bien, la crea– esa neurosis humana que oscila entre la gratificación inmediata y la culpa, la comodidad y el estrago. Como su intención fundamental no es resolver problemas sino reconocerlos para generar nuevos espacios de mercado, devuelve la preocupación por la ecología en forma de una nueva mercancía: sea la pajita de papel o sea la bebida sin pajita, como trampantojo para los consumidores del compromiso natural.


Laura Mandelik, Pajita, 2022. PVC, cemento, pintura acrílica, 100 x 99 x 47 cm. Cortesía


La pajita aparece en la obra de Mandelik en escala magnificada, ocupando el lugar de la representación. Volver a presentarla, como escultura, como testimonio estético de una manía contemporánea. La pajita se dobla hasta comerse la cola, adquiriendo una nueva forma, absurda, desvinculada de toda noción de utilidad, para ganar el atributo del lenguaje, del símbolo. Esta es la operación del arte moderno, desde el formalismo ruso en adelante: el extrañamiento, el desterritorio, la re-aparición del objeto útil en calidad de metáfora. En la manifestación artística la pajita se redime de sus líos karmáticos, para volverse dharma y romper la cadena de causa y efecto, de deseo y culpa.


Laura Mandelik, 1 y 3 cita a Kosuth, 2020-2021. Tríptico. Fotografía digital impresa en Canson, 38 x 64 cm. Cortesía


Dijo Eurípides: “Aquel a quien los dioses quieren destruir, primero lo vuelven loco”. Supongamos que los actuales “dioses griegos” –no hace falta nombrarlos– nos han vuelto locos mediante la hibris del consumismo. La exageración es una necesidad, no cabe duda. Cuando hablamos de“volverse loco” pensamos en el sacrificio de la vida contemplativa, de la experiencia de la belleza y el sentido, en virtud de un continuo movimiento que tiene dos direcciones interrelacionadas: hacer y tener. Esta permanente y compulsiva transacción define el sentido inmediato del existir, pero no alcanza sus dimensiones más existenciales, filosóficas. En su obra, Laura Mandelik traza una tercera senda, que es claramente estética: el homo faber es naturalmente un hacedor, un artista, que manifiesta su subjetividad por medio de la mano que dispone, modifica y significa. El plástico es su ópera magna, el símbolo más elocuente de su frivolidad y genialidad. La naturaleza puede crear una manzana, pero el sapiens puede mejorarla, volverla eterna, siempre brillante y roja, pero que no tiene sustancia, ni jugos, ni semilla.

Escaleras asimétricas, ladrillos apilados al pie de un árbol, casas universales, un chancho montado sobre un témpano de hielo. La operación se repite en diferentes ámbitos y perspectivas: las necesidades y pulsiones más básicas del vivir que recoge intencionadamente la maquinaria materialista para crear sus bienes, confluyen en un no-lugar, que solicita una revisión más que un reconocimiento. Volver extraño lo habitual es ejercer el derecho al asombro. En la obra de Mandelik las cosas se reubican en un contexto “neutro” en el sentido barthesiano del término, es decir, el sitio de los matices y no las definiciones. ¿Es esto una pajita?, nos preguntaríamos, a lo Magritte. En efecto, las posibilidades del objeto en la neutralidad, en el fondo negro o sobre el hielo, son inagotables.


Laura Mandelik, Sin título, 2022. Dioramas. Madera balsa, impresión sobre  Canson, 33,5 x 25 cm. Cortesía


Laura Mandelik trae también a escena la figura del huevo en piezas de fotografía y escultura. Este símbolo tiene relación con lo que decíamos al final del párrafo anterior: las posibilidades. Para Lacan el deseo es irrealizable por definición, existe únicamente como un “ir hacia”, como transición y no como consumación. Este es el sentido cabalístico del huevo, la potencia o el vacío que está preñado de todas las cosas, que contiene en su número cero la posibilidad de todas las posibilidades. Llegamos al dasein de Heidegger, el Ser del humano son sus posibilidades, que se manifiestan en las cosas, las cuales son extensiones del ser: el rascacielos, la escalera, el clavo, la carretera. Las esculturas presentan la figura humana lidiando para desprenderse de la forma cerrada del huevo, empujando hacia afuera y asomando su silueta, de la misma manera que cualquier ejercicio del hacer, o de apropiarse de lo hecho, funcionan como extensiones o espejos parciales de la subjetividad.


Laura Mandelik, Sapiens 2, 2019. Diorama, 30 x 40,5 cm. Cortesía


En la etimología de la palabra adicción encontramos el no-decir, lo que equivale al gesto vacío: fumar es hacer nada. En ese sentido, la obra es dharma, porque en ella los gestos recuperan su mitología, su universo de representación, de alusión, de recolección. Recoger una pajita de la calle y traerla al territorio de la obra de arte implica una participación distinta, provista de dicción, que transmuta la presencia material de la culpa en una manifestación de lo posible, del signo abierto, es decir, en poiesis.

Nota de edición: El título original del texto es El atributo del lenguaje. Lectura de “Hybris” de Laura Mandelik desde la perspectiva de la adicción y la representación. El mismo acompaña la muestra Hybris, de Laura Mandelik, curada por Damián Cabrera, que se inaugura hoy en la galería Fuga Villa Morra (Alfredo Seiferheld 5144 c/De Gaulle). La exposición permanecerá abierta al público hasta el 15 de mayo próximo. Para agendar visitas: 0981-555613.


 


Fuente: www.elnacional.com.py

Sección CULTURA

 Domingo, 27 de Marzo de 2022



ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

EL IDIOMA GUARANÍ, BIBLIOTECA VIRTUAL en PORTALGUARANI.COM

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)



 

Como se vería esta obra en tu Sala?

Selecciona un color de la pared:

EL ATRIBUTO DEL LENGUAJE. LECTURA DE “HYBRIS”, DE LAURA MANDELIK - Por CHRISTIAN KENT -  Domingo, 27 de Marzo de 2022






Bibliotecas Virtuales donde se incluyó el Documento:
EXPOSICIONES
EXPOSICIONES DE ARTE - CATÁLOGOS y RECORRIDO






Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos

 

 

Portal Guarani © 2024
Todos los derechos reservados, Asunción - Paraguay
Desarollador Ing. Gustavo Lezcano, Contenidos Lic.Rosanna López Vera

Logros y Reconocimientos del Portal
- Declarado de Interés Cultural Nacional
- Declarado de Interés Cultural Municipal
- Doble Ganador del WSA