PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
JOSÉ MANUEL SILVERO ARÉVALOS


  Finado Parrandero - Por JOSÉ MANUEL SILVERO A. - Domingo, 05 de Febrero de 2006


Finado Parrandero - Por JOSÉ MANUEL SILVERO A. - Domingo, 05 de Febrero de 2006

Finado Parrandero

Por JOSÉ MANUEL SILVERO A.

 




(*) PHD en Filosofía. Secretario General del Centro Paraguayo de Bioética.

jmsilvero@intersophia.org


 

Finado Parrandero

En nuestro Espacio para el Debate publicamos el domingo pasado un artículo del Ing. Agr. Luis María Fleitas Vega, titulado “ALBA versus ALCA”. En esta oportunidad, reproducimos una respuesta del Dr. José Manuel Silvero. El Ing. Luis María Fleitas es especialista en desarrollo.

Dr. JOSÉ MANUEL SILVERO A. (*)

Su artículo es una buena excusa, acaso un pretexto, para expresar mi posición y opinión con respecto a lo que usted llama “modelo fracasado”. Considero que en su artículo, usted demostró una habilidad tremenda para embozar la situación real del socialismo y del neoliberalismo.

Usted inicia su artículo haciendo referencia a la naturaleza y a la finalidad de las uniones o asociaciones de personas. Condiciona y predetermina la unión como posibilidad de hacer el bien o el mal. A mi entender, usted defiende un maniqueísmo claro y distinto. Con respecto a la unión de pareja, usted demuestra su total simpatía hacia Schopenhauer. Aunque, para ser exacto, hubiese preferido el termino “genio de la especie” que al amor, la responsabilidad, el compromiso, etc.

En el apartado de Alianzas, pactos y asociaciones, usted dice, cuando dos pueblos se unen en una suerte de asociación o pacto colectivo para defenderse de un enemigo o una adversidad común, nacen los tratados y las alianzas. Sin embargo, todos sabemos que los pactos, en su mayoría, se gestan en pos de la rapiña y, en ocasiones, anteceden a las agresiones. En el mismo orden de cosas, usted hace referencia a otros tipos de asociaciones, ligas o pactos de naciones.

Cita a los varios mercados comunes o los llamados bloques económicos. Después de este breve repaso, dice usted, la gran mayoría de las alianzas tienen motivaciones socioeconómicas, siendo la prosperidad o búsqueda del bien colectivo la estrella que guía a todos los estadistas que lo idealizan, pero, como no siempre son estadistas los que toman el liderazgo de estas organizaciones, el resultado de muchas alianzas es la pobreza y el atraso.

Con relación a lo expresado en este apartado, le quiero recordar que hace miles de años, los griegos entablaron una muy interesante discusión en base a una sentencia socrática: “Saber es saber hacer”. Sócrates identificaba virtud y conocimiento. Será Aristóteles quien criticará esta propuesta. Hoy día sabemos que un político, cuya formación tiene el sello y la garantía de Oxford, puede ser tan inepto y corrupto como cualquier politiquillo de cuarta.

Pero hay un elemento interesante que usted omitió ingeniero, me refiero a las presiones y las injerencias del poder yanqui. ¿Acaso, muchos de nuestros conflictos no se resolvieron en la Embajada de los Estados Unidos de América? ¿Usted no recuerda el objetivo de la visita al Paraguay del vicepresidente norteamericano Nixon en 1958? ¿Le suena a usted la Escuela de Asesinos (SOA), situada en Fort Benning, el cuartel general de infantería del ejercito estadounidense, en las colinas de las afueras de Columbus, Georgia? La cosa es sencilla, el águila, ave rapaz que vuela alto, con buena visión y con una fuerza increíble, no permitió -y no permitirá nunca- la autonomía real de sus presas.

En el apartado Dominación y Hegemonía usted hace un recuento muy interesante de la génesis y la dinámica de los todos los imperios, -sin excepción-, dice usted. Sin embargo, a mi modesto modo de entender, creo que Negri y Hardt en Imperio realizan un análisis muy valioso al distinguir entre imperialismo e imperio. Creo, al igual que estos autores, que hay una transición y un cambio de paradigma digno de ser estudiado. Disiento con usted al considerar que todos los imperios nacieron bajo unas condiciones y características similares. Alejandro Magno no disponía de las Naciones Unidas.

Con respecto a la fuerza ejercida por el poder imperial, la novedad estriba en el nuevo paradigma encarnado por el Fondo Monetario Internacional, el Banco mundial y otros organismo que presionan y emiten recetas económicas para las economías enfermas. Ya no hace falta pagar a los mercenarios para invadir un país socialista. El trabajo lo puede hacer cualquier organismo internacional configurado al servicio de los yanquis. Es cierto que el imperio se forma sobre la base de la fuerza, pero -tal como lo advierte Negri y Artd- también sobre la capacidad de presentar dicha fuerza como un bien al servicio de la justicia y la paz.

Usted dice, que la imposición del idioma, la cultura, la moneda y la bandera, son elementos esenciales para que el poder imperial pueda mantener su economía sana y próspera. Coincido con usted, pero ¿no le parece que un elemento esencial, podría ser la estupidización de generaciones enteras por medio de reformas educativas diseñadas por Bancos al servicio de los yanquis? Adoramos la bandera, el idioma, la moneda, la cultura y las garras del águila que nos devora poco a poco. Los dos últimos apartados de su artículo hace referencia al ALCA y al ALBA. Comenta usted brevemente el proyecto de Simón Bolívar, para luego sentenciar que ha sido un fracaso. Y tiene usted razón. Una idea más amplia de la Confederación de repúblicas, se dio a través de la convocatoria del Primer Congreso que se reunió en Panamá en junio de 1826. En este Congreso solo acudieron Colombia, Centroamérica, México y Perú.

Pero hay una parte histórica muy importante que tener en cuenta. Los Estados Unidos de América no podían permitir la concreción del ideal bolivariano. Razón por la cual, invita a La Primera Conferencia Panamericana (1889) convocada por el Secretario de Estado de EE.UU., James Blaine. Asistieron los siguientes países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, EE.UU., El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela. Se trataron temas muy diversos, hubo propuestas en materia de libre comercio, unión aduanera, propuesta de moneda común, tratados de extradición, derechos de marcas y patentes, uniformización de reglas sanitarias, etc.

Esta Conferencia representó ciertamente, en el siglo XIX, otra perspectiva para la integración latinoamericana, pero bajo la tesis panamericanista liderada por los EE.UU. La Conferencia ocurrió en el contexto del debilitamiento del imperio económico inglés y la expansión de la economía estadounidense que quería controlar mejor sus mercados en toda América, que anteriormente tenían la tendencia de integrarse más a los polos industriales y financieros de Europa. EE.UU. estaba en una gran producción maquinizada en serie y expansión de sus productos después de la guerra civil. Pero lo cierto es que en el fondo de este proyecto estaba la necesidad agobiante de los magnates industriales de colocar sus mercancías menos demandadas que las europeas. ¿Estará ocurriendo lo mismo?

Después de ver someramente las raíces del ALCA y del ALBA, permítame retomar la secuencia de su artículo. Usted dice que desde Bolívar hasta Chávez, los intentos de integración han fracasado. Estamos de acuerdo, y ya vio usted qué país colaboró de manera decisiva para que ello ocurra. Seguidamente usted hace referencia a la falacia de las buenas intenciones. Usted al igual que yo no cree que se pueda dar una integración. Cita usted a policías económicas, gendarmes y ejércitos que resguardan las fronteras y los intereses de cada país. Es verdad. Como también es verdad la hipocresía de los yanquis cuando hablan del ALCA y construyen una muralla en su frontera con México. Es verdad, todos hablan de integración y se cierran como ostras.

En el último apartado usted se refiere específicamente al proyecto de unificación de las economías de América, difundido últimamente por Hugo Chávez. Usted ve claramente que este ideal no es otra cosa que una demagogia barata que Chávez utiliza para perpetuarse en el poder. Y, sentencia de que esta propuesta es un peligroso retroceso hacia modelos fracasados.

Si usted está en lo cierto, gran parte de Iberoamérica es un fracaso en marcha. No hace falta que le cite todos los países con gobiernos socialistas. Además, si es verdad lo que usted dice, las Naciones Unidas deberían tomar cartas en el asunto. Sería negligente que los profetas no proclamen la verdad con antelación. Casi al final de su artículo usted hace referencia a las privatizaciones alemanas y pone como ejemplo a los tigres del Asia y a Chile. También, entre otras cosas, pide que hagamos un ejercicio visual y miremos a nuestro alrededor. Usted nos dice que no encontraremos nada importante que no sea producto del liberalismo. El Estado, según su opinión, es incapaz de producir un escarbadientes en condiciones competitivas. Para luego agraviar, la generosa ayuda que prestan los médicos cubanos en las zonas rurales del país, y reducir el posible aporte ruso en armas. Pero la paradoja más grande aparece en su artículo cuando usted se pregunta ¿Qué nos ofrecen los fanáticos, salvo terrorismo y guerra? Se entiende que los terroristas y los fanáticos son los musulmanes y no los yanquis. Sin embargo, por terrorismo podríamos entender como aquello que causa terror. Si se inventase una máquina para testar el terror producido por los países en el mundo, le aseguro, que Estados Unidos de América será el absoluto ganador. Y de fanatismo, ni hablemos. Usted dice al final de su artículo que el estatismo solo sirve para construir pirámides y obras faraónicas que engrandecen el ego de los dictadores; mientras que el liberalismo produce prosperidad e igualdad de oportunidades.

Creo que usted está identificando la intervención del estado en la economía a través de las planificaciones y nacionalizaciones de sectores de producción y de servicios considerados vitales para la comunidad, con el socialismo sin más. ¿Acaso usted no sabe que el estatismo preserva la propiedad privada en importantes sectores de la producción? Ahora bien, si el liberalismo produce prosperidad e igualdad de oportunidades ¿cómo explica usted el ejercito de desposeídos a nivel mundial? Usted finaliza diciendo que Dios, permitió que haya siervos y pobres para probar la caridad de los prósperos. Y usted no cree que Dios haya hecho una naturaleza tan perfecta para burlarse unos de otros. Además, usted está convencido que Dios nos dio la libertad y que no debemos regalarle a los demagogos.

Sinceramente, creo que usted convoca gratuitamente a un espectro para dar fuerza a su discurso. Pero no me extraña, el emperador Bush, también convoca a Dios cada vez que necesita justificar su guerra. Con respecto a la naturaleza perfecta de los hombres, le remito a la primera parte de su artículo. Creo que cae en contradicción, pues usted defiende el maniqueísmo. Si fuésemos obras perfectas de Dios, no contemplaríamos el mal como alternativa válida.

La demagogia, mi estimado ingeniero, no tiene dueño, hay días en que la encontramos entre los socialistas y, muy a menudo, entre los liberales. Y, con respecto a la libertad, no creo que haya un ser que nos la dé. ¿No le parece más apasionante y meritorio que nosotros los seres humanos conquistemos de tanto en tanto eso que llamamos libertad? La libertad no es un privilegio que nos otorga Dios, es un hábito que ha de adquirirse.

 
 
 
 
 

Fuente:  ABC Color Digital

Publicado en la edición impresa

Domingo, 05 de Febrero de 2006

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/economia/finado-parrandero-884386.html

 

 

 

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA


(Hacer click sobre la imagen)


 

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 

 



Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
BIBLIOTECA DEL PORTALGUARANICASA DEL LA INDEPENDENCIAHISTORIA DEL PARAGUAYFILATELIA DEL PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011ACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA MÚSICA PARAGUAYALA GUERRA DEL CHACO
REPUBLICA DEL PARAGUAYLITERATURA PARAGUAYAMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYABILLETES DEL PARAGUAYIDIOMA GUARANIMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAY

Portal Guarani © 2021
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA