PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
BEATRIZ GONZÁLEZ DE BOSIO


  PARTICIPACIÓN PARAGUAYA EN LA GESTA INDEPENDENTISTA AMERICANA - Por BEATRIZ GONZÁLEZ DE BOSIO - Domingo, 13 de Marzo de 2011


PARTICIPACIÓN PARAGUAYA EN LA GESTA INDEPENDENTISTA AMERICANA - Por BEATRIZ GONZÁLEZ DE BOSIO - Domingo, 13 de Marzo de 2011

PARTICIPACIÓN PARAGUAYA EN LA GESTA INDEPENDENTISTA AMERICANA

(1ra. parte)

 

BEATRIZ GONZÁLEZ DE BOSIO

Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción

 Instituto Sanmartiniano del Paraguay

 

El movimiento independentista americano, en un inicio fue apenas un esfuerzo restaurador del trono español invadido por Napoleón Bonaparte, como experiencia irónica de extender las ideas de la Revolución Francesa, la "libertad, igualdad y fraternidad" a través de un ejército imperial.

Estas ideas entran en colisión con toda la cultura escolástica tradicional del imperio español, cuya tarea inicial recibió la bendición eclesiástica a través de la diseminación de la fe católica como responsabilidad principal del monarca absoluto, lo que le confería legitimidad.

Tres siglos más tarde de la dominación española, el concepto de la monarquía absoluta había prendido en todo el continente, incluyendo Catecismos que la justificaban.

Por ello, cuando la invasión ibérica de Napoleón tiene lugar en 1808, a pesar de las ideas liberales por él propuestas y teóricamente aceptadas por los egresados de las universidades -donde la libre circulación de literatura de la ilustración tuvo algún rechazo- eran expresadas con una aparente contradicción: la lealtad a Fernando VII.

Ya desde un comienzo las contradicciones se irán apropiando de los movimientos independentistas que surgen nada menos que jurando lealtad al monarca. Idea típicamente reaccionaria que abogaba por dejar las cosas como estaban antes del estallido de la crisis.

Para la Provincia y Capitanía General del Paraguay que no accedió a instituciones de nivel terciario a pesar de insistentes pedidos a la Corona, las universidades regionales eran la de Córdoba del Tucumán, la de Charcas - hoy Chuquisaca-, la de San Felipe de Santiago, la de San Marcos de Lima y la Javeriana de Nueva Granada.

En todas estas casas de estudio circulaban con libertad versiones originales de la obra del iluminismo, principalmente EL CONTRATO SOCIAL de Rousseau que hizo particular impresión en José Gaspar de Francia egresado de Córdoba.

En la universidad de Charcas por la cercanía al trágico desenlace del levantamiento indígena de José Gabriel Condorcarqui, más conocido como "Túpac Amaru", tuvo particular influencia entre estudiantes y profesores y llegó al Paraguay a través de nuestro prócer Fernando de la Mora. La prueba suprema de la adhesión de la colonia a la monarquía española la dio la defensa contra las Invasiones Inglesas donde toda la región aporto soldados y bastimentos para expulsar al invasor ocupante.

Ocurrida la gesta del 25 de Mayo de 1810, en el Cabildo abierto, surge inmediatamente una idea al mismo tiempo conservadora y revolucionaria. Porque contemplaba la expulsión del yugo español pero también su inmediata sustitución por la "hegemonía del Puerto de Buenos Aires", como heredero legítimo del Virreinato fenecido.

De ahí surgen los esfuerzos por mantener esa unidad ya con el nombre de "Provincias Unidas del Río de la Plata", que incluyeron medios militares con "la expedición auxiliadora" de Manuel Belgrano, en el caso Paraguayo.

Las posteriores negociaciones diplomáticas solicitaron a la Provincia del Paraguay la elección de delegados para el congreso constituyente de la nueva entidad política.

El 14 de Mayo de 1811 en el Paraguay se intima al último Gobernador español, Don Bernardo de Velasco, que no se resiste pero al mismo tiempo entra a formar parte de la primera Junta, como prueba de la confusión ideológica del primer momento. Un triunvirato integrado por Juan Valeriano Zeballos, José Gaspar de Francia y el propio Gobernador.

Para ser "revolucionarios" estos primeros pasos fueron algo conservadores y no faltó la jura a la lealtad a Fernando VII. Uno de los pocos con ideas elaboradas que incluían la expulsión del cetro español y la creación de una "Confederación de Iguales" en la región surge con José Gaspar de Francia y se plasman en la nota del 20 de julio de 1811.

Esta explica a Buenos Aires la nueva realidad de esta provincia que "no quiere cambiar unas cadenas por otras ni mudar de amo" y se niega a entregar a un arbitrio ajeno el fruto de su esfuerzo cívico militar.

En esta nota ya no vemos ninguna alusión a la monarquía, y sí un deseo de comunicar a la junta provisional de Buenos Aires la idea de una unión en pie de iguales, prontamente apropiada por José Gervasio Artigas de la Banda Oriental del Uruguay que también propone la unión de las Provincias periféricas para un fortalecimiento mutuo ante el Puerto de Buenos Aires.

Llegamos a un punto de inflexión. La provincia del Paraguay desde un principio se niega a aceptar ser parte de un Virreinato bajo cualquier denominación. El “proceso separatista paraguayo” que le otorga por casi medio siglo el mote de "provincia rebelde" culmina con la declaración de República del Paraguay por el Congreso de 1813, en la Iglesia de la Merced.

El Paraguay estaba a la vanguardia absoluta de las ideas emancipadoras. Paraguay dejo establecido el principio de la soberanía regional, que terminó desmembrando el imperio español en Estados naciones soberanos. Con que más contribuye Paraguay en materia de ideas?

El Paraguay se convirtió en la primera República de la América Hispana y tan solo la tercera en el Continente y el mundo. Las 13 Colonias del norte en 1776, Haití en 1804 y Paraguay en 1813.

Para 1840, fecha de fallecimiento del Dr. Francia, ya todas las excolonias españolas eran repúblicas.

En la república, las autoridades son electas por el pueblo y redactan una "constitución" como pacto de unión y sujeción, como una suerte de "contrato social" que le pone límite a los gobernantes y consagra los derechos de los gobernados.

En materia de política militar regional, la última vez que contingentes de soldados paraguayos se involucraron por orden gubernamental en conflictos regionales fue durante las invasiones inglesas al Río de la Plata, 1806-1807.

A pesar de distintas súplicas y solicitudes de auxilio en la región, nunca más soldados paraguayos partieron a involucrarse en peleas regionales por mandato superior, pero sin embargo la gran tradición guerrera paraguaya hizo que muchos se enrolaran en los ejércitos libertadores como voluntarios y alcanzaran prominencia como el caso más simbólico del granadero a caballo José Félix Bogado.

Por otro lado, el aporte intelectual de los "patriotas de Mayo" revelan rigor intelectual, calidad estilística y un perfecto manejo de las ideas contemporáneas de entonces, las ideas de la Ilustración, en palabras del historiador Julio César Chaves:

"Francia, Molas y de la Mora al ofrecer los fundamentos de la revolución del 14 y 15 de Mayo, escribieron páginas que no son en forma alguna inferiores a las de Mariano Moreno, Castelli, el chileno Martínez de Rozas, los alto peruanos Zudañez, José Antonio Medina y Victorio García Lanza."

El Paraguay también dio un ejemplo que no tuvo mucho eco en el continente y que consistió en no alentar la emergencia de caudillismos internos generadores de inestabilidad. Ejemplos de esto tuvieron lugar repetidamente en todo el continente lo que echo por tierra el proyecto de la "Patria Grande" de Simón Bolívar, y otros diseñadores y propulsores del proyecto fallido.

El Paraguay ha sido conocido desde un principio por aspectos inusitados de su evolución, como el "enclaustramiento" de sus primeros 30 años de República independiente, y la emergencia de liderazgos paternalistas con gobernantes absolutos y vitalicios.

Mucho menos conocida fue su gran contribución en ideas fuerzas para la formación política, de los nacientes estados; todo ello por una falta de bibliografía crítica aunque en presencia de un análisis certero pero casi unidimensional de la figura del Dr. Francia quien en un momento contribuye a barrer con la generación de la independencia. Yegros, De la Mora, Caballero, el Capitán Montiel, el Dr. Aristegui, el Dr. Baldovinos Mauricio José Troche fueron parte de los 73 ciudadanos ejecutados. Mariano Antonio Molas estuvo años en el calabozo sobrevivió y dejo un valioso legado con Su obra DESCRIPCIÓN HISTÓRICA DE LA ANTIGUA PROVINCIA DEL PARAGUAY, única obra de uno de los actores de la independencia. El libro fue publicado en 1868, en Buenos Aires.

Fue totalmente ignorado el hecho de que el Paraguay se constituyó en el pionero de las ideas políticas que vinieron a sustituir al sistema monárquico, pero a la vez fue sujeto de un particular proceso histórico, en el marco de un imponderable geográfico, la mediterraneidad, que signo su destino como nación.

Los movimientos independentistas americanos se dieron con juntas militares como la de 1810 en Buenos Aires, de 1811 en Asunción y campañas libertarias de 1815 con Simón Bolívar, al Norte, y San Martín, al Sur. El Cabildo Abierto de Buenos Aires de 1810, fue la gesta desencadenarte de los procesos de independencia que culminan en Ayacucho en 1824. Las islas del Caribe tuvieron otros procesos cuya culminación tardarán hasta casi llegado el siglo XX, como el caso de Cuba y Puerto Rico.

El mismo proceso de la independencia del Paraguay, tenía que iniciarse en el aniversario de aquella magna fecha del Cabildo abierto de Buenos Aires, pero circunstancias hicieron que los patriotas se vieran obligados a adelantar el golpe, que se dio en la noche del 14 de Mayo de 1811.

Fueron innumerables los paraguayos que brindaron sus esfuerzos, como los que han protagonizado nuestros próceres a partir de las Invasiones Inglesas y la participación en las guerras de la Independencia.

Se fue consolidando el sentido de soberanía y posteriormente se concreta la identidad latinoamericana aunque el sueño de la Patria Grande de Simón Bolívar, y de la Confederación de Pueblos libres de José Gervasio Artigas quedaran postergados.

La conducción de San Martín que constituyó su Ejército del Sur, encabezando un aguerrido e invicto contingente de mapuches, guaraníes, aimaras, negros libertos y cimarrones, también apelo a estrategias de guerrillas, montoneros y a la guerra formal, como oficial de carrera.

 

PARTICIPACIÓN PARAGUAYA EN LA GESTA INDEPENDENTISTA AMERICANA

(2da parte)

 

La contribución paraguaya en ideas y soldados es algo poco investigado de nuestra evolución nacional. El mismo hecho de habernos convertido en la primera República del Sur, y tan sólo la tercera en el mundo en continua vigencia es una realidad no siempre resaltada. En la conclusión de esta reflexión se analiza los antecedentes que contribuyeron a la gesta independentista, sus protagonistas y la importancia de las ideas, para el logro de su cometido.

No podemos soslayar los movimientos precursores de la Independencia de la América hispana, las Revoluciones Comuneras del Paraguay (1717-1735), cuando durante ocho años la provincia fue un campo de batalla, el Cabildo de Asunción el foco de la rebeldía y Asunción la organizadora de ejércitos que lucharon contra las fuerzas del Virrey y las de las Misiones Jesuíticas, para contrarrestar el sistema comercial de privilegios otorgados a los jesuitas en desmedro de sus competidores en la producción de yerba mate.

También la Revolución Comunera fue un conflicto generado entre encomenderos y jesuitas, referente a la distribución de los indios. Antequera es enviado como Juez Pesquisidor, el que sufre un triste sino con su ejecución en la Plaza de Lima en 1731 y finalmente en la Batalla de Tavapy de 1735 los comuneros serán aplastados.

La doctrina comunera defendía la tesis: "La voluntad del común es superior a la del Rey absoluto".

Los próceres paraguayos de 1811, un siglo más tarde, serían fieles intérpretes de ese espíritu, consustanciados con los ideales de la Revolución Francesa.

Otro movimiento importante fue el de Túpac Amaru (1724-1781). En su cacicato de Tungasuca (Perú y Alto Perú), pugnó por mejorar las condiciones de la vida indígena, el cacique rebelde creyó que las autoridades españolas iban a reconocer la justicia de su causa. Tupac Amaru fue aplastado en sangrienta batalla en 1780.

Los levantamientos como el de Nueva Granada-hoy Colombia-de 1781, se suma a estos antecedentes.

Producida la irrupción napoleónica e iniciada la conflagración en busca de la Independencia, los paraguayos del estamento militar se enrolaron en los ejércitos que a nivel continental lucharon contra españoles a favor de la libertad de diversas naciones hermanas a las órdenes del General San Martín, y no debemos olvidar tampoco aquellos que fueron en pos del General José Gervasio Artigas, prócer de los orientales, y combatieron a su lado por la Confederación de los pueblos libres del Sur, también en el período de la Independencia, compatriotas que llevaron la representación oficiosa del Paraguay en la empresa de la emancipación Americana.

Nos parece oportuno referirnos a un saludo de la Prensa bonaerense, LA GACETA MERCANTIL, del 17 de enero de 1826, cuando el coronel José Félix Bogado regresaba a Buenos Aires luego del triunfo final de la Guerra de la Independencia Americana. Con tal motivo recibió este homenaje público:

"Tenemos el honor de haber recibido los restos del Ejército de los Andes, conducidos desde el Perú por el Coronel de Granaderos a caballo D. Félix Bogado. Cerca de nueve años han pasado desde que estos valientes marcharon a libertar a Chile. En este largo periodo se pueden contar los días de gloria que han dado a la patria, por las veces que se han batida con nuestros enemigos. Nuestra gratitud serví siempre demostrada a estos viejos soldados de la libertad con las más tiernas efusiones de nuestras corazones. Eternamente llenáremos de bendiciones a los héroes de Chacabuco y Maipú así, a esos que han conducido en triunfo los pabellones americanos hasta Quito y que han sabido derramar su sangre por la libertad de la patria Grande en Junín y Ayacucho. Nosotros al verles siempre diremos con admiración: “He aquí: esos sellaron con su sangre y sus espadas la libertad de la Patria y sus nombres irán de padres a hijos, de generación en generación”.

A parte de la figura de José Félix Bogado, insigne guerrero que mayores batallas protagonizó en aquel memorable período de la historia americana y consagrado como auténtico soldado de la libertad, otros paraguayos destacados en la magna gesta independentista americana fueron los capitanes Vicente Suárez y Patricio Oviedo.

El Capitán Suárez del Regimiento de Granaderos a Caballo peleó en Chile y Perú en las batallas ya mencionadas. Se sabe que en el combate de Nazca le tocó perseguir con la caballería al General O'Reilly; luego entró en Acari y tras apresar al mencionado general español, lo entregó al General Arenales (Boletín No. 2 del Ejército Libertador). El Capitán Vicente Suárez perdió la vida en acción de armas en 1824 en ocasión del ataque a Lima Perú.

En cuanto a Patricio Oviedo, también del Regimiento de Granaderos a Caballo, tuvo acción sobresaliente en las batallas de Río Bamba y Pichincha. Acompañó al General San Martín cuando este entró en Guayaquil, Ecuador. Finalmente actuó con brillo en Ayacucho donde fue definitivamente abatido el poder español en América.

También existen datos incompletos del Sargento Eusebio Mariño, miembro del cuartel general de San Martín quien es recordado por el coronel Segundo Roca. Este jefe menciona que el paraguayo Sargento Mariño se distinguió en Chacabuco y en cuanto combate se había encontrado.

Hay documentos probatorios de que existían soldados paraguayos prisioneros de los españoles, capturados durante aquella guerra en los calabozos de El Callao, Perú.

Por otro lado, citando a Manuel Pesoa, él señala que Vicente Antonio Matiauda y Rudecindo Castro se habían escapado del dictador Francia uniéndose al General José Gervasio Artigas, el prócer uruguayo. Matiauda nacido en Encarnación, estudió en Buenos Aires y a raíz de la revolución del 14 y 15 de Mayo de 1811 fue designado delegado de Misiones. Era firme adversario de José Gaspar de Francia y cuando este fue nombrado Dictador abandonó su cargo y se plegó a las fuerzas de Artigas.

Rudecindo Castro se unió a Artigas distinguiéndose en los combates que tuvieron por escenario la mesopotamia americana. Todos ellos lucharon fuera del Paraguay contra el dominio español en América.

Es importante también rescatar el aporte intelectual a la gesta emancipadora americana.

En los últimos años del siglo XVIII surgieron los rebeldes intelectuales como el colombiano Antonio Nariño (1765-1824), el peruano Pablo Viscardo y Guzmán (1748-1798) y el venezolano Francisco de Miranda (1750-1816).

A manos de Nariño llego en 1794, la DECLARACIÓN DE Los DERECHOS DEL HOMBRE DE LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE DE FRANCIA. Nariño la tradujo y la publicó en su propia casa difundiendo por doquier miles de ejemplares. Nariño fue encarcelado dos veces, sus bienes confiscados y su familia proscripta. Viscardo y Guzmán publicó en 1792 su famosa "CARTA A LOS ESPAÑOLES AMERICANOS" en francés. Esta carta proclama las razones por las cuales América debe romper sus lazos con la metrópoli y es tanta la lucidez de sus argumentos y fue tal la influencia que tuvo en su tiempo que con razón se le ha llamado "ACTA DE LA INDEPENDENCIA DE HISPANO-AMÉRICA"

Francisco de Miranda lleva una existencia de extraordinaria agitación. Es el más activo de los precursores. Combate en más guerras que nadie: sirve primero en el ejército español, participa luego en la revolución de la independencia de las colonias inglesas, en Francia se distingue peleando en los Ejércitos Revolucionarios y llega al rango de Mariscal de Campo. Cuando en Venezuela estalla la Revolución, Miranda será objeto de especiales honores por sus luchas de tantos años. En 1812 lo nombran "generalísimo", más la suerte de las armas le es adversa. Otra estrella se alzaba en el horizonte venezolano, Simón Bolívar. Miranda, prisionero de los realistas, es enviado a España, y en un calabozo de Cádiz muere cuatro años más tarde.

En el sur del continente ocurren sucesos de enorme trascendencia cuatro años antes de 1810, es decir el gran año de la revuelta continental, como las Invasiones Inglesas al Río de la Plata. La presencia británica en el Río de Plata se extendió sin intervalos desde junio de 1806 hasta septiembre del año siguiente y demostró la solidaridad de los pueblos y el virreinato. El pueblo vencedor de los ingleses experimentó una súbita y rápida evolución política. En el Cabildo Abierto exigió que el Virrey Sobremonte cediera el mando al triunfante Liniers. Inglaterra por otra parte no quiso aceptar una derrota como la de Beresford.

En mayo de 1807 el General Whitelocke, con 20.000 hombres, veinte buques de guerra y noventa transportes llega a Montevideo y se prepara para el asalto de Buenos Aires. Esta vez, Buenos Aires esta lista para repeler el ataque. Santiago de Liniers ha organizado la defensa con extraordinaria eficacia. Ha formado tres célebres regimientos ahora ansiosos de batirse: el de Patricios, el de Arribeños y el de los Pardos.

Ha instruido además escuadrones de artillería y tercios de voluntarios gallegos, catalanes y vascongados. Dos días duró una terrible batalla durante la cual los regimientos criollos combatieron con heroísmo ejemplar. Los ingleses tuvieron tres mil bajas, Whitelocke capituló el 5 de julio de 1807. Buenos Aires celebró la victoria con delirante patriotismo. Al General inglés le esperaba un humillante proceso, en su patria fue declarado totally unfit and unworthy (incapaz e indigno) de servir en los Ejércitos de su Majestad, el Rey Jorge III.

Por otro lado, Liniers, fiel servidor de España, se negó a reconocer la Junta de 1810. Fue fusilado por los patriotas el 26 de agosto de aquel año, así de injusto.

Con respecto a la participación paraguaya en este contexto, citamos y recomendamos la obra de Roberto Elissalde, PARTICIPACIÓN DEL PARAGUAY DURANTE LA OCUPACIÓN BRITÁNICA, 1806-1807, en el ANUARIO DE LA ACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTÓRIA - 2008.

Es oportuno recordar la gran y mayormente ignorada contribución paraguaya tanto en ideas como en soldados a la gran gesta emancipadora y debe concluirse forzosamente que ese proceso independentista fue el resultado de la conjunción de ideas y de armas. En ese sentido los documentos originados en Paraguay tienen una importancia enorme, para consolidar la libertad de los pueblos y la separación de la metrópoli colonial.

No obstante a pesar de la poca reconocida condición de primera república de la América hispana. El Paraguay siempre tuvo grandes contribuciones, aunque se lo recuerda más por las desviaciones del sistema republicano, originadas en la constante crisis de ser considerada "Provincia rebelde” hasta 1852.

El proceso de aplicación de las ideas de la Ilustración se truncó en el Paraguay por necesidades políticas coyunturales, justificadas o no, que barrieron con la clase pensante.

El Paraguay no era solo tierra de dictadores sino también de brillantes pensadores y aguerridos soldados.

Esto se erige en un desafío que nos obliga a esmerarnos para que aquella magna tarea no quede inconclusa.

La Filosofía de la Historia en su aplicación práctica tuvo sus cultores en Paraguay, tal vez sin proponérselo, lo cual le dota aún de mayor valor porque la misma en el caso paraguayo fue surgiendo de la praxis y de las necesidades que obligaron a sus estadistas a recurrir a los libros y a la ciencia para encontrar la solución a sus novedosos problemas: cómo organizarnos, cómo gobernarnos y cómo asegurar a futuro la pervivencia de lo que en efecto se estaba ya convirtiendo en novel nación.

El Paraguay también es un legado perenne de la relevancia y significación de la universidad, en lugar de seguir la tradición, sus estadistas prefirieron explorar nuevos caminos con los medios que le fueran facilitados en los claustros universitarios a las que poco pero significativos protagonistas pudieron acudir y graduarse.

La naciente filosofía de la historia como se vio a principios del siglo XIX, tuvo en el Paraguay un capítulo formador y forjador.

Pero es bueno advertir que, pasando el tiempo aquella fe ilimitada en el "Progreso y la felicidad" anunciada por la filosofía del siglo XVIII y sostenida por el "optimismo del siglo XIX" no preparó a la humanidad para los horrores del siglo XX.

Sabemos de los millones de muertos en las trincheras de la Primera Guerra Mundial y que varios millones de judíos fueron asesinados en el holocausto nazi. Millones de sacrificados en las purgas y el "gulag" de la Rusia stalinista, e incontables desaparecidos torturados y asesinados por las dictaduras latinoamericanas, resultado de la Guerra Fría post II Guerra Mundial, más todas las guerras de las post guerras.

¿Fue ese el progreso constante e inevitable de la humanidad previsto por los pensadores de la Ilustración y del Positivismo?

Paradojalmente la humanidad en el siglo XX alcanza la cumbre de adelantos en tecnología, ciencias y comunicaciones pero al lado de ese gran desarrollo material y científico se percibe un deterioro moral y político en estos albores del siglo XXI, y eso es lo que debe inducirnos a la reflexión, en este Bicentenario patrio.

 

Incorporamos estas reflexiones de nuestra autoría por su pertinencia con nuestro objeto de estudio.

Las mismas fueron publicadas en el Suplemento Cultural de ABC Color Domingo, 13 de Marzo de 2011,

animadas en el marco del Bicentenario Patrio.

 

 

 

ENLACE INTERNO AL DOCUMENTO FUENTE

 (Hacer click sobre la imagen)

 

LA GUERRA DE INDEPENDENCIA - Por BEATRIZ GONZÁLEZ DE BOSIO

COLECCIÓN GUERRAS Y VIOLENCIA POLÍTICA EN EL PARAGUAY

NÚMERO 4

© El Lector (de esta edición)

Asunción – Paraguay

Enero 2013 (98 páginas)

 

 

ENLACE INTERNO RELACIONADO

 (Hacer click sobre la imagen)

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
HISTORIA
HISTORIA DEL PARAGUAY (LIBROS, COMPILACIONES, ENSAYOS)
REVOLUCIÓN
REVOLUCIÓN DE LA INDEPENDENCIA DEL PARAGUAY 14 y 15 DE MAYO DE 1811 - GOBIERNO DEL DOCTOR JOSÉ GASPAR RODRÍGUEZ DE FRANCIA

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
MÚSICA PARAGUAYAMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYFILATELIA DEL PARAGUAYMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011REPUBLICA DEL PARAGUAYIDIOMA GUARANILA GUERRA DEL CHACO
BILLETES DEL PARAGUAYHISTORIA DEL PARAGUAYCASA DEL LA INDEPENDENCIABIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYALITERATURA PARAGUAYAACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA