PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
MARÍA ISABEL BARRETO DE RAMÍREZ


  UNA LARGA ESPERA - Por MARIBEL BARRETO


UNA LARGA ESPERA - Por MARIBEL BARRETO

MARIBEL BARRETO

Educadora de larga trayectoria en el escenario nacional. Maestra Normal y Profesora Normal Superior. Licenciada en Humanidades de la Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción. Máster en letras por la Universidad del Norte. Dictó las cátedras de Teoría Literaria, Lengua Castellana, en las carreras de Letras, de Ciencias de la Educación en la Facultad de Filosofia de la UNA.

Es coautora de la Antología Poética del Paraguay desde sus orígenes, bajo la dirección de Raúl Amaral. Obras publicadas: La otra orilla y otros cuentos (2000); El gigante del cerro y otros cuentos (2001); El país de las aguas (2002); Rondas infantiles (2004); Micolín (2005); El cumpleaños de Chanchín (2005). Novelas: Código Araponga (Premio Bienio 2004- 2006, PEN Club del Paraguay e Instituto Paraguayo- Alemán Göethe Zentrum). El retorno de Araponga (2007); Entre guerras el amor (2012); Ciudad rebelde (2015); Codicia (2017, Premio novela inédita Centenario Augusto Roa Bastos). Tiene otros libros de ensayos, textos de estudio y crítica literaria publicados en el país y el extranjero.

Actualmente es Vicepresidenta de la Academia Paraguaya de la Lengua Española y fue Vicepresidenta de EPA y ex Presidenta de la SEP.


 

 

UNA LARGA ESPERA

Por MARIBEL BARRETO

 

Sentados en unos columpios nos movemos desde el vivir absurdo hasta la muerte,

y el ritmo, movimiento nos impide ver el final, el horizonte, el cielo.

JULIO CORREA


Cada mañana, al levantarme, me examino detenidamente; cada uno de mis rasgos se reflejan con nitidez sobre la superficie lisa. El espejo  es

antiguo, lo heredé de mi tía abuela. La forma del marco no coincide con el estilo de la cómoda, un mueble barato que compré del barrio del Mercado 4, pero me gusta así como está. Miro críticamente esa figura casi rechoncha que en un tiempo se veía estilizada y grácil como un junco. Sí, ese pelo gris, que aún conserva mechas de un rubio ceniza que fue. Surcan mi frente dos profundos canales, donde la savia de lavoluntad ha derramado firmeza y altivez.

Recorre con el índice los pómulos antes angulosos, hoy llenos, esa nariz respingada que en otro tiempo era signo de arrogancia, esa boca carnosa y húmeda que ante el menor pretexto se abría como un capullo mostrando dos hileras de perlas bien parejas, hoy marcada con un rictus que esconde su carácter ardiente e indomable. Sí, hasta ahora se siente excitante, febril. ¿Y por qué no? El ciego destino no pudo trastornarla hasta el extremo de anular la vehemencia de su temperamento volcánico. La irrita pensar en lo que pudo haber sido y no fue, la enfurece recordar ese delirante laberinto en que estuvo dando vueltas sin encontrar la salida. ¡Qué patética le resulta su propia risa!

Me conmueve verlo traspasar el umbral con los hombros caídos, la joroba cada vez más pronunciada y la sonrisa desvaída e impregnada de nicotina; esos nudosos dedos que sostienen la bolsa del supermercado. Así aparece cada semana. Cuando su familia es relegada por algunas horas, viene hasta acá, con aire siempre afligido porque ya no puede desatar el nudo que él mismo ajustó para su tormento. Sí, estoy segura, esa dejadez en el vestir, ese abandono en su aspecto, esa desgana al caminar, esa indiferencia suya cuando le reprocho, esa insensibilidad ante mis reclamos, son signos evidentes de su apatía, de su inercia para cambiar esta situación, de su indolencia por mejorar esta vida que me condena a la inactividad, a la molicie. Estoy siempre esperando que cambie, que se resuelva esta situación siempre ambigua, siempre frustrante.

Aún palpitan en ella aquellas promesas. Todavía la sigue embriagando la dulzura de sus palabras, se adormece recordando el susurro de aquella voz cuando frenético le decía —ya encontré el terreno para nuestra casa, cerca de aquí, en Villa Morra—. ¡Qué lejos ha quedado! Hoy se lo ve vencido, fracasado, entregado a lo irremediable.

Yo también pierdo el entusiasmo, es muy larga la espera, rehúyo el trato con los amigos, mis anhelos se queman dentro de mí, me siento morir en cada instante; vivir la mentira es una muerte lenta; morir con el engaño es pagar la estupidez de haber confiado sin límites. ¿Por qué? ¿Por qué me abandoné confiada? Sí, sí, confiada en los planes trazados para dos, sin saber que éramos tres. Un día me entero de que ya éramos cuatro... La vida es así; si dejas que otro te marque las pautas, quedas a un costado. Estoy sopesando que no siempre la bondad y la comprensión tienen su premio, no siempre; eso es. Yo cometí el error de dejar mi destino en sus manos. Él tampoco supo organizar su propia existencia; él se dejó enredar. Muy sutiles fueron los hilos, que después tejieron la red que lo aprisionó definitivamente, hasta que un día me enteré, sin pensar en la tormenta ni el tormento, sin adivinar siquiera su cobardía, pues, yo que nunca tuve una sospecha, nunca hice conjeturas ni predicciones sobre los dos, nunca tuve indicios de su infidelidad, ni presunción de su doblez; así que nunca tuve la previsión de guardar mis sentimientos ni mis palabras. Mi confianza fue total.

—¡Hola! No podré verte hoy; te llamaré cuando me desocupe —me había dicho aquella vez.

Una voz anónima le avisó: —¿Sabés? A tu novio lo secuestraron tres militares, los hermanos de la novia, y lo llevaron ante el juez, donde ella lo esperaba junto con sus padres; ya el resto adiviná, lo obligaron a casarse. Ella espera un hijo...

Cada vez que le abro la puerta a este hombre desalentado, encorvado, que me saluda con una sonrisa que quiere ser amable, sé muy bien que es irrecuperable la franca alegría de aquel joven optimista de hace treinta años.



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente:

Enlace interno al espacio de

 MUJERES EN SU PROPIA COMPAÑÍA

Páginas 45 y 50

 (Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

 

 

Para compra del libro debe contactar:

ARANDURÃ EDITORIAL

www.arandura.pyglobal.com

Asunción - Paraguay

Telefax: 595 - 21 - 214.295

e-mail: arandura@telesurf.com.py

 

 

Enlace al espacio de la ARANDURÃ EDITORIAL

en PORTALGUARANI.COM

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

EL IDIOMA GUARANÍ, BIBLIOTECA VIRTUAL en PORTALGUARANI.COM

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
LIBROS,
LIBROS, ENSAYOS y ANTOLOGÍAS DE LITERATURA PARAGUAYA (POEMARIOS, NOVELAS, CUENTOS, TEATRO y ENSAYOS)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
MUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYALITERATURA PARAGUAYALA GUERRA DEL CHACOFILATELIA DEL PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011MÚSICA PARAGUAYABIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAY
CASA DEL LA INDEPENDENCIAREPUBLICA DEL PARAGUAYIDIOMA GUARANIBILLETES DEL PARAGUAYACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA MUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOHISTORIA DEL PARAGUAYMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAY

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA