PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
NELSON AGUILERA


  EL POMBERO CONVERTIDO AL CRISTIANISMO - Por NELSON AGUILERA - Año 2006


EL POMBERO CONVERTIDO AL CRISTIANISMO - Por NELSON AGUILERA - Año 2006

EL POMBERO CONVERTIDO AL CRISTIANISMO

Y OTROS CUENTOS

 

Autor: NELSON AGUILERA

 

© Nelson Aguilera, Poetas Paraguayos y Matías Ferreira Díaz

Diseño de tapa: Elisabeth Aguilera

 

Páginas: 104

ISBN: 99925-3-548-2

Julio 2006

Asunción-Paraguay

 

 


 

 

 

 

 

PRESENTACIÓN

Apreciado/a lector/a:

Pongo en tus manos mi tercera colección de cuentos, "EL POMBERO CONVERTIDO AL CRISTIANISMO Y OTROS CUENTOS". ¡No te asustes! No es una colección de cuentos de terror, por más que el personaje descrito sea considerado un ser terrorífico dentro de nuestra tradición popular paraguaya, e infunda pavor con sus largos silbidos en medio de la noche.

Esta colección es producto de la observación de nuestra sociedad con sus aciertos y desaciertos. Además, es un intento de escrutar el alma humana que lucha en medio de sus propias contradicciones, sus miedos, sus tropiezos, sus creencias y sus aspiraciones hacia lo trascendente.

Espero que disfrutes estos cuentos y que juntos descubramos si en verdad este personaje mitológico se convirtió al Cristianismo o no. Te invito a la aventura de la lectura y prepárate para reír, llorar, alegrarte o enojarte. Afectuosamente.

NELSON AGUILERA


 

 

ÍNDICE

Presentación

·         El Pombero convertido al Cristianismo.

·         La Chica del Supermercado

·         La Tormenta

·         El Colectivo

·         El Pan Robado

·         El Pastor

·         La Clase Alta

·         La Chuchi

·         Ritual Platónico

·         La Serpiente

·         Mesalina

·         Extraña Sensación

·         Un Pequeño MonstruoGuías

Didácticas

 

 

 

 

LA CHUCHI

 

La observé detenidamente durante la fiesta. Demostraba alegría y hablaba una y otra vez de los últimos desfiles de moda. ¡Ay! ésa no me gusta para nada. Tiene un molde ura que ni te cuento. Su cuerpo se parece a una tabla rectángula y se cree la reina del Paraguay. ¡Pero, por favor! Paseaba como exhibiéndose con esa risa ficticia y su elegante vestido de gasa azul. El último viaje que realizamos fue a Cancún. Fue con mi marido. Pasamos unas vacaciones maravillosas. Mi hija, la mayor está estudiando en Buenos Aires, la del medio está en Estados Unidos y la menor de todas acaba de conseguir una beca en Francia. Bueno, lo de beca es un decir porque el estudio lo pagaremos en euros. ¡Ay!, contáme lo último de Teresa. Dice que el casamiento de su hijo fue un chasco total. Pero, ¡te podés imaginar casarse con una chiquilina de la Chacarita!

La Chacarita. Este barrio lo decía como entre dientes, como no queriendo pronunciarlo porque le traía recuerdos de antaño, recuerdos que más valían no aflorar porque podrían mover todo el escaparate de la clase social fabricada a costas de engaños y manipulaciones dudosas. La Chacarita era el barrio donde hasta hoy sigue su viuda madre lavando ropa para comer y para pagar el tratamiento de sus varices conseguidos de tanto pararse ante las piletas del fondo para limpiar la mugre ajena. Yo crié dos serpientes en esta vida. Una se hizo rica y la otra se hizo banda, y a mí que me trague la tierra. No sé cuál es la diferencia. ¿Quizá sea la plata mba'e? Solía repetir constantemente doña Consorcia, mientras torcía una y otra vez los pantalones de sus patrones.

La acorralé con la mirada. Sus ojos pintados con un lápiz negro y sus labios de un color rosa pálido demostraban su falta de buen gusto. Simulaba estar interesada en las conversaciones culturales. ¡Ah, sí! Yo leí a Neruda y también a Roa Bastos. Me encanta la pintura surrealista. El Greco es mi preferido, pero más me gusta Monet. Tengo entendido que El Greco no es surrealista y que Monet es impresionista. Para mí es surrealista. ¡Ay!, cuando canta Jorge Castro el aria ese ...¿cómo es que se llama? ¿Nessun dorma? Eso. Eso mismo, me siento como en el cielo. Para mí la mejor actriz dramática del Paraguay fue la Perlita Fernández. Pero, ella hacía comedias. Y la Marisol Soto es un encanto de soprano. ¿En qué opera la vio cantar? En... en ¿cómo es que se llama...? ^Norma? Eso, eso mismo. Pero, que yo sepa ella nunca cantó esa opera. ¡Cómo que no! Yo creo que vos no asististe a esa función. Creo que no, porque soy una rata de teatro y no hay obra que me pierda. Quizá, la hayan presentado antes de que yo naciera. Permiso, señora. Chist! Chist! Pero, ¿quién es ese pedante? El crítico de arte del diario ABC. ¡Ahn!

Quería reírme pero debía contenerme para proseguir con mi investigación. Después de contestarle con afabilidad le ofrecí una copa de vino y traté de entablar una conversación sincera con ella. Mi marido está de viaje. Él viaja muy a menudo. Tenemos propiedades en San Pedro que debe cuidar de las invasiones campesinas y del abigeato. Vos sabés que en nuestro país las cosas no están para bollos. ¿No te molesta que no te trate de Ud.? En absoluto. Se arregló su pelo caoba recién teñido y se tiró su chalina para atrás mientras pedía otra copa de vino al mozo que cruzaba el patio. ¡Me encanta el vino helado! Si no está frío yo le pongo hielo o coca. Me parece un pecado tomar vino caliente. Tomaba su vino en grandes sorbos y le daba a la cháchara sin parar.

¿Sabés que yo viajé mucho en la vida?, y todo gracias a mi marido. Él es muy rico y me da todos los gustos. Fijate, mi vestido me salió dos millones y mis zapatos un millón de guaracas. ¿Todos? Bueno, es un decir porque hay cosas que no me da. ¿Por ejemplo? Curioso el muchacho. ¿Otro vino? Sí, gracias. ¡Mozo! Como te iba diciendo, me da todos los gustos: me permite ir al teatro, al cine, a tomar el té con mis amigas, ir a los desfiles, viajar, me compra vestidos lindos, me hizo tres casas hermosas, ¡en fin!, me da todos los gustos. Entonces, usted es lo que se diría una mujer completa y feliz. Tomó toda la copa de vino de un sorbo. Sí, diría que sí, aunque la completa felicidad no existe. ¿Por qué? Porque si existiera lodos recurriríamos a esa persona que la posee para que nos diera la receta. ¿No te parece? Tiene razón. Pidió otra copa de vino. La bebió de un tirón. Yo la veía un poco descompuesta. ¿Quiere sentarse?

 Entonces, usted es una mujer rica, relativamente feliz, con un marido amoroso, con hijos inteligentes y... Se rio a carcajada. ¿Dije algo simpático? No, eh, sí. Volvió a reírse. ¿Tiene un cigarrillo? Sí. Se lo encendí uno y fumó como una gran experta. ¡Por fin puedo fumar otra vez sin que me recuerden que puedo morir de cáncer! Odio las enfermedades. Yo quiero vivir sana, libre de prejuicios, quiero salir un día a caminar bajo el sol, sentir el fresco viento, mirar el cielo azul, sonreír a la gente, acariciar a un niño de la calle, darle una limosna, ayudar a la gente, ayudar a mi madre. ¿A su madre? Este ... eh ... es un decir. Ok. No, no es un decir. No todo lo que brilla es oro querido amigo. Lo que vos ves es la Señora Monti Nájera, o mejor dicho el disfraz de la Señora Monti Nájera, porque eso es lo que soy: un disfraz. Comenzó a alzar la voz. Le dije que podrían oírla. ¡Qué me oiga todo el mundo! Estoy cansada de vivir disfrazada en esta sociedad carnavalesca como la nuestra. ¡Shh! Cálmese. ¡No me voy a calmar! ¿Le gustaría otro vino? ¡Sí! Pero no me vas a hacer callar. La anfitriona me susurró al oído: No le dé más vino. El vino la altera. ¡Tranquilícela!.

Señora Monti, ¿le gustaría que habláramos en mi auto? ¡Lo que me faltaba! Una propuesta indecente. No, mi hijo. A mí me gustan los hombres maduros. Yo podría ser tu madre. Tu madre a quien tenés que respetar, cuidar ... Se echó a llorar. ¡Cuidar! Eso es lo que yo no pude hacer con la mía porque el tacaño de mi marido no me lo permitió. Algunas veces tengo que robar a mi propio marido para hacer llegar un poco de provista a mi anciana madre. Si voy al super compro dos kilos de yerba y uno es para mi madre. Mi marido revisa todos los tickets y si descubre que gasté demás me manda al Congo. Tiene un odio infernal a mi familia. Para él mi familia es la lepra de la sociedad, la peor calaña. Y ni puede oír de donde vengo yo. El muy miserable se cree haber nacido en cuna de oro y todo el pueblo sabe el origen de su fortuna. El muy miserable se cree culito empolvado. Ríe a carcajadas. La gente la miraba asombrada y contenta de verla desencajada profiriendo verdades que todos masticaban en susurros. Señora Monti, por favor, cálmese. Calmarme es lo que hice toda mi vida. ¡No puedo más! Ustedes no saben todo lo que debo hacer para que ese infeliz me compre un vestido o me lleve de vacaciones. Yo no pude estudiar nada porque debía ser la perfecta muñequita pegada a su brazo en las reuniones sociales. Su sonrisa de macho satisfecho exhibía en las recepciones de las embajadas, en las fiestas de primavera o en las de año nuevo cuando me tenía aprisionada entre sus gigantescos brazos. Yo renuncié a mí misma para ser su objeto, su trapo, su desaguadero. Mis hijos se fueron a otros países porque ya no soportaron más vivir con el avaro de mi marido. Se iba confesando de mesa en mesa y yo detrás de ella como un ángel guardián. ¿Saben lo que es tener todo y no tener nada? Es una contradicción, ¿verdad? Pues, yo la vivo día a día en mi lujosa mansión. Soy una pobre mujer rica. Rio a carcajadas. ¡Una pobre mujer rica! Al decir esto se tropezó con una silla de plástico y cayó al pasto cerca de la piscina. Varias mujeres corrieron a socorrerla. La levantaron y la llevaron hacia adentro. Quise ayudar pero no me lo permitieron. Apareció la anfitriona envuelta en su vestido gualdo. Disculpen, pero la Señora Monti sufrió un pequeño ataque nervioso. La llevarán al San Roque. Se pondrá bien. No se preocupen, la fiesta continúa.

Se armó el corrillo en cada mesa. Yo sabía que la pobre sufría mucho. Sí, pero ella tampoco era una buena mandarina. Su marido es un ogro. Ella, una "tocame un tango". Fijate que hasta se metió con su profesor de piano. Y...¿no supiste lo de su masajista? Dicen que no hay macho que se salve de ella. ¡Es una ninfómana! No usa ni siquiera bombacha. ¡No puede ser! (Risas) Está llena de siliconas. Me dijeron que es una verdadera dama. Es una mujer muy caritativa. Sus hijos la respetan y la adoran. ¡Sus hijos...! No me estires de la lengua, querida. Dicen que su madre vive en la Chacarita. ¡No! No puede ser. ¿Qué tiene de malo la Chacarita? Es un barrio como cualquier otro. ¡Ya habló la socialista! Lo cierto es que la pobre era una infeliz.

Sentí que estaba en una fiesta de leonas. La presa era la Señora Monti Nájera que ahora era descuartizada por las fieras de la clase alta que domingo tras domingo asisten, comulgan, levantan las manos y gritan ¡Gloria a Dios! en las distintas iglesias asuncenas. Salí de ese circo romano asqueado por la forma en que las felinas devoraban a su presa. La sangre les chorreaba a los lados de sus salvajes fauces y sus risas mefistofélicas se habían escapado de la mismísima obra de Goethe. En la calle sentí miedo.

Unos días después las páginas de una revista sensacionalista cubrían el escándalo de la Monti Nájera con mayúsculas. Unos meses después leí en un periódico sobre el divorcio de la gran dama. La mitad de los bienes era el trofeo de la guerra con el marido. Si lo gana estoy seguro de que llevará a doña Consorcia para que le lave las ropas en la pileta del fondo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

EL IDIOMA GUARANÍ, BIBLIOTECA VIRTUAL en PORTALGUARANI.COM

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
LIBROS,
LIBROS, ENSAYOS y ANTOLOGÍAS DE LITERATURA PARAGUAYA (POEMARIOS, NOVELAS, CUENTOS, TEATRO y ENSAYOS)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
BIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIFILATELIA DEL PARAGUAYHISTORIA DEL PARAGUAYMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYABILLETES DEL PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011
REPUBLICA DEL PARAGUAYMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOLITERATURA PARAGUAYAACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA IDIOMA GUARANICASA DEL LA INDEPENDENCIALA GUERRA DEL CHACOMÚSICA PARAGUAYA

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA