PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
ROQUE VALLEJOS


  TIEMPO BALDIO (Poesías de ROQUE VALLEJOS)


TIEMPO BALDIO (Poesías de ROQUE VALLEJOS)

 TIEMPO BALDIO
(1988)
Poesías de ROQUE VALLEJOS
(Enlace a datos biográficos
En la GALERÍA DE LETRAS del
www.portalguarani.com )
 


Al Dr Carlos Arestivo
quien me rescató de más allá
de la esperanza. El autor

"Qué tiempos son éstos,
cuando hablar de los árboles
es casi delito
porque ello es callar
muchos horrores".
Bertoldt Brecht

CLAVE
Estos textos constituyen, simplemente, las boyas espirituales que me rescataron de mi reincidencia en lo inorgánico. Mi memoria ha traído, sin embargo, signos de ese tiempo y de ese espacio. O mejor de ese lugar donde no existen ambos.

PRESENTACION
No es el arte, la religión ni la poesía, algunas de sus más conspicuas invenciones, las que están en decadencia sino el hombre mismo. Y el enorme salto de la ciencia y la tecnología, acaparando toda su atención, no han hecho sino deprimir aún más su espíritu, ya bastante deteriorado por la guerra atómica.
El Japón tiene el más alto porcentaje de agnósticos y Estados Unidos el más alto de creyentes. Muy explicable por cierto: uno sufrió los horrores en su carne y en su casa; el otro los perpetró en carne ajena y muy lejos de su casa, indemne y agradecido vencedor, perseverante en el arte de la guerra y el amor democrático.
En ninguna época del mundo han sido más accesibles los productos artísticos de todos los milenios, a mayor número de gente, como en la presente. El disco, la radio, la cinta magnetofónica, las artes gráficas, el turismo y la televisión han más bien saturado la capacidad de emoción del hombre actual; pero nadie se sincera reconociendo que estamos disminuidos en nuestra capacidad de asombro sino que habla del arte moribundo, de la poesía ausente, y hasta de la muerte de Dios. Pero Dios no ha muerto sino que diariamente lo asesinamos con felonía ritual endiosando, con ingenuo orgullo, a la ciencia, la técnica, el dólar y la democracia. Y nadie, aun en el último rincón del mundo, puede desentenderse del drama que conmueve el mundo. Ni siquiera los poetas.
Roque Vallejos, Asunción (43), tomó grave conciencia de todos esos ominosos signos levantados en su entorno, al igual que los otros de su promoción, "la del sesenta -madrugadora de ciertos temas y en cierto estilo hecho de desnudeces verbales, de austeridad metafórica-, que se adelgaza, aguzándose como una lezna, en el denunciar metafísico de la existencia, de Miguel Ángel Fernández; o en la bronca, torrentosa voz, procazmente sincera, de Esteban Cabañas; o en el implacable mirar a la muerte, alucinado y estricto, de Roque Vallejos", tal como escribió Francisco Pérez-Maricevich, uno de sus más esclarecidos protagonistas. "...los integrantes de esta promoción -corrobora Hugo Rodríguez-Alcalá- cultivan una poesía desnuda, una suerte de laconismo lírico en que se evita con horror estético la palabra prescindible. Si los del 50 son nostálgicos y melancólicos, los del 60 son pesimistas y tristes". No obstante, por esos años, la IBM puso a punto los ordenadores, el hombre pisó luna y sus sondas develaron las maravillas del sistema solar. Pero éstos y otros tantos triunfos de la técnica no tuvieron el eco entusiástico que era de esperar en el mundo espiritual, especialmente el del arte y la poesía. A1 contrario, la incógnita del hombre y su angustia metafísica se apoderaron de su espíritu, tal vez sobrecogido por el horror teleológico del ¿para qué?
Y Roque Vallejos Garay, poeta de pura prosapia paraguaya y agonísticamente cristiana, siente bullir en su sangre de sus antepasados, de todos sus muertos, perennemente mordido por la duda y la esperanza, un vivo paradigma del ser nacional y su dramática existencia histórica.
Además de deslumbrarnos en su sincera independencia de juicio y la lacerada poesía de "LOS ARCÁNGELES EBRIOS", maravillosamente joven, su espíritu samaritano o -tal vez- su insaciable sed de conocimiento lo llevaron a estudiar me decena y hacerse médico. Es decir, no se quedo en el poeta que es sino que, temerariamente, bajó al mismo infierno del dolor y la miseria de la carne. Pero tampoco paró ahí sino que, impenitente, se especializó en psiquiatría y respiró la atmósfera deletérea de esa oscura zona en que más acusada está la crisis de nuestra época. El mismo nos dice en "El acoso":
.
"He vivido otras vidas
bajo pieles distintas
he sido la ceniza
de los huesos ajenos
he sellado los arpados
de este soñar sin ojos
sin embargo sonámbula
la eternidad me acosa".
.
Dirigió; sin mezquindad ni envidia, la página cultural del abolido A.B.C. Color y se hizo de tiempo para incursionar en la historia, el derecho y la filosofía. Vinculado por la sangre con notables protagonistas de la guerra del Chaco, leyó y estudió todo cuanto se dijo sobre la misma, publicando un minucioso diario de este acontecer. Todo esto, y mucho más, como discutir y polemizar, hizo con entera buena fue. Tanto esfuerzo y dispersión de indudable talento lo llevaron, como es natural, a una seria crisis de salud que, con la ayuda de muy leales amigos, ha podido superar. Y, ya de vuelta, nos dice en este poemario:
.
"Debo rendirme a la evidencia
clara
que me fulgura
el corazón segado
al naufragio de la ilusión
que un día
agoniza
de espuma en la mirada".
.
En uno de sus escorzos, como salido de sus cenizas, se consuela de nuestra infinita soledad para decirnos:
.
"Poesía es ausencia
o ausencia es poesía
es el dilema eterno
que quise resolver
…………. .
Hoy yo sé que de ausencia
también se hace poesía
que ésta es una posa
de la verdad o el bien".
.
Es decir, para su salvación, puede afirmar como Arthur Rimbaud: "He encontrado algo así como la llave del amor".
Para concluir, y justificar la aparente digresión inicial de esta presentación, apelamos a la frase orteguiana: El hombre y su circunstancia, hace rato convertida en lugar común. En efecto, la historia de nuestro poeta que se ha dado entero a la búsqueda del ser bebiendo de todas las copas del conocimiento, sea científico, teológico o metafísico, está iluminando admirablemente la inmensa vacuidad de un mundo tecnológico dominado por el miedo.
OSCAR FERREIRO
.
HECHICERIA
Debo rendirme a la evidencia
clara
que me fulgura
el corazón segado
al naufragio de la ilusión
que un día
agoniza
de espuma en la mirada.

Otro mar buscaré
con otra
orilla
donde empozar
tanto cariño vano
un parasol de nube
soñolienta
que apaciente
tanta
ceniza airada.

Vendrá otro amor
como otro viento
a empavesar las velas
de mi nave
otra vez crispará
de hechicería
el tumulto agorero
de mi sangre.
.
As. 14-X-1987
.
EL TIEMPO DESHOJADO
No ha de venir el tiempo
aunque lo llame
como yo no volví
cuando él llamaba
dejadle su camino
de cipreses
y a mí mis tardes
tintas
de violeta.

Y he de caer como se cae
el ave
con las alas transidas
de tormenta
constelado en el sueño
del otoño
descamado
en el tiempo
de la tierra.
.
As. 23-III-1987

.
EL CIELO COMPARTIDO
.
A mi tía Antonia Pérez Garay
.
La tengo como un astro
en la mirada.
Se acuesta en mi memoria
como un hada.
La llevo embalsamada
en mis aromas.
No necesito
cerrar los ojos
para hallarla.
Aletea en mis sueños
como un pájaro
y me devuelve
el amor
que se ha llevado.
Me dice que es feliz
que el cielo
es suyo
que no hay mejor Dios
que compartir
el alma.
.
As. 7-X-1987

.
EL ANGEL
.
para Raquel Delgado von Lepel
.
Por fin vi su belleza:
era una flor su rostro
estaba toda en él
la primavera viva
el aire sonrosado
de este mes de septiembre
y ese sol que fulgura
en el lapacho enhiesto.

No se si habrá aspirado
el incienso votivo
que en un rito secreto
mi alma le ofrecía.
No se si las palomas
azules de sus ojos
apresaron mis rasgos
en su mirar postrero.

Yo le guardo la unción
que se debe a los dioses
ese temor sagrado
que nos inspira un templo.
Hoy sólo queda el tiempo
que me dejó su cielo
Sólo queda la espuma
que su sal esculpió.
As. 19-X-1987
 
.
Fuente:
ANTOLOGÍA POÉTICA
Poesías de
ROQUE VALLEJOS
La Gran Enciclopedia de la Cultura Paraguaya
INTROITO de
HUGO RODRÍGUEZ-ALCALÁ
Nota de AUGUSTO ROA BASTOS
Diseño de tapa:
MARIO CASARTELLI
Editorial El Lector,
www.ellector.com.py
Asunción-Paraguay, 2000 (pp. 173)
.
Visite la GALERÍA DE LETRAS
del PORTALGUARANI.COM
Amplio resumen de autores y obras
de la Literatura Paraguaya.
Poesía, Novela, Cuento, Ensayo, Teatro y mucho más.
 



Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
REPUBLICA DEL PARAGUAYMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYHISTORIA DEL PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011BILLETES DEL PARAGUAYLITERATURA PARAGUAYAACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA MISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAY
MUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOLA GUERRA DEL CHACOFILATELIA DEL PARAGUAYMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAIDIOMA GUARANIBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMÚSICA PARAGUAYACASA DEL LA INDEPENDENCIA

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA