PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
Margot Ayala de Michelagnoli


  MARGOT MICHELAGNOLI, UNA ASUNCENA DE PARÍS - Por Toni Roberto - Domingo, 28 de Julio de 2019


MARGOT MICHELAGNOLI, UNA ASUNCENA DE PARÍS - Por Toni Roberto - Domingo, 28 de Julio de 2019

MARGOT MICHELAGNOLI, UNA ASUNCENA DE PARÍS

 

Por Toni Roberto

 

tonirobertogodoy@gmail.com

En memoria de una mujer singular e irrepetible, esta semana recordamos a Margot Ayala de Michelagnoli. Poeta, artista plástica, novelista y una referente cultural indispensable para el Paraguay.

No quiero hablar solo de esa Margot que fue escritora, pintora o dibujante, que conocí siendo yo muy joven, sino desde la óptica de estas páginas dominicales con el estilo de Cuadernos de Barrio. Quiero hablar de esa mujer asuncena comprometida con su entorno barrial, cultural y movilizador de cuestiones sociales.

DE PARÍS A LOMA TARUMÁ

Sí, es cierto, ella fue una asuncena nacida en París en 1927 por circunstancias de la vida, ya que su padre debía permanecer en Francia debido a que se estaba preparando como un gran estratega para lo que fuera luego la victoriosa Guerra del Chaco. Ella y su familia volvieron a Asunción en el año 1930 y comenzaron a vivir en una casa en la calle Caballero casi República de Colombia del Barrio General Díaz, en la legendaria zona de Loma Tarumá.

DESDE EL SALÓN HASTA LA CHACARITA

Margot Ayala pertenecía a la que se llamaba entonces clase acomodada. Además, había nacido en una época en la que la mujer debía quedarse en casa, criar hijos y manejar las tareas domésticas; pero ella rompió esos rígidos moldes, al igual que otras adelantadas asuncenas de su época. Margot dejó el salón y el cómodo “Sillón Bergier” para involucrarse con la vida de su ciudad; caminó por ella, la dibujó y la pintó en el más amplio sentido de la palabra, tanto desde los talleres de dibujo y pintura realizados en vivo en la Chacarita con el maestro Jaime Bestard o escribiendo novelas en jopara como la premiada “Ramona Quebranto” en el año 1989 e inmortalizada en el teatro por la “Heredera” Margarita Irún.

DE LO CLÁSICO A LO CONTEMPORÁNEO

Margot paseaba desde lo clásico a lo contemporáneo sin ningún problema, pasando de las tradicionales clases de Holdenjara a los talleres de Olga Blinder en los años 80 en aquella legendaria casita de madera de la calle José Berges casi Mary Lions del barrio Las Mercedes. Iba incursionando también en ese tiempo en la poesía erótica, género al que también pertenece junto a otras mujeres como Dora Gómez Bueno, Josefina Plá y Nila López, entre otras. Este género cuyas obras fueron recopiladas en la antología “La Tibieza profunda del amor” por Gloria Rubin y editado por Vidalia Sánchez en el 2016.

MARGOT Y UN ETERNO VIAJE

¿Nos dejó Margot? Sí, pero jamás olvidaré sus recorridos por la ciudad, en el vehículo piloteado por su legendario secretario, Valdez, yendo a la Chacarita o al Centenario, al Centro o a Republicano, para estar ahí donde alguien la necesitara en el momento preciso y captar además pequeñas historias de algún “quebranto asunceno” convertidos en poesía, en cuentos, novelas, pinturas o dibujos desde algún rincón extraviado. Rescates de momentos vividos y sentidos en todas partes, desde el barrio más humilde hasta el más encumbrado.

En un poema nos dice:

Ven a mis sombras

te invito a compartir

el luminoso y quieto

mundo de tinieblas

donde habito”,

y sigue diciendo:

Verás cuán bella puede ser

la blanca luz imaginada

en el mundo de las sombras”.

Ese mundo de sombras que hoy se vuelve luz al recordar el paso de esta singular asuncena, nacida en París hace 92 años, que seguirá dando vueltas en un eterno viaje por cualquier calle más allá del tiempo, más allá de las convenciones, más allá de un cuadro colgado en la pared, una obra por sí misma que nos deja a su paso por este tiempo.

 

 

 

Fuente: www.lanacion.com.py

Domingo, 28 de Julio de 2019
















ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

EL IDIOMA GUARANÍ, BIBLIOTECA VIRTUAL en PORTALGUARANI.COM

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

Como se vería esta obra en tu Sala?

Selecciona un color de la pared:

MARGOT MICHELAGNOLI, UNA ASUNCENA DE PARÍS - Por Toni Roberto - Domingo, 28 de Julio de 2019


Rompecabezas (Entretenimiento)


MARGOT MICHELAGNOLI, UNA ASUNCENA DE PARÍS - Por Toni Roberto - Domingo, 28 de Julio de 2019 

 





Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
LIBROS
LIBROS Y ENSAYOS SOBRE LAS ARTES VISUALES EN PARAGUAY ( ÓLEOS, ESCULTURAS, FOTOGRAFÍA, CERÁMICA, ARTE POPULAR, ARTE JESUÍTA)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
LA GUERRA DEL CHACOMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011CASA DEL LA INDEPENDENCIAACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA MÚSICA PARAGUAYAREPUBLICA DEL PARAGUAYFILATELIA DEL PARAGUAYMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAY
BILLETES DEL PARAGUAYMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAHISTORIA DEL PARAGUAYLITERATURA PARAGUAYAMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYIDIOMA GUARANIBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANI

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA