PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
Osvaldo Salerno


  OBRAS (VARIAS) RECIENTES, 2012 - OSVALDO SALERNO


OBRAS (VARIAS) RECIENTES, 2012 - OSVALDO SALERNO

OBRAS (VARIAS) RECIENTES

OSVALDO SALERNO

FABRICA GALERÍA / CLUB DE ARTE

Apertura: Miércoles, 5 de Diciembre 2012

Asunción - Paraguay

 

 

 

OBRAS (VARIAS) RECIENTES de OSVALDO SALERNO

 

El miércoles 5 de diciembre a las 19:30 hs. se inauguró en Fábrica Galería / Club de Arte (Calle Sargento Martínez 271 entre Telmo Aquino y Abente Haedo) la muestra de Osvaldo Salerno titulada Obras (varias) recientes. La muestra estará habilitada hasta enero del 2013.

 

DIS-CURSO

La muestra de Osvaldo Salerno, titulada Obras (varias) recientes, expuesta en la Galería Fábrica, supone un movimiento de reflexión sobre la trayectoria de su obra. Pero esta maniobra forma parte de su propia obra, que avanza, se detiene o retrocede, integrando a su obrar distintos procedimientos (materiales, técnicos, retóricos) que conforman momentos puntuales de su poética. La exposición se plantea al margen de estilos, secuencias o propuestas temáticas. Diagrama, anacrónicamente, un conjunto abierto, más preocupado por revisar cuestiones que por desplegar el discurso que las hilvana.

Salerno opera, vuelve obra, el acto que reflexiona acerca de su trabajo anterior. Y esta reflexión implica un momento de análisis pero también un ejercicio de memoria: recordar es recortar; tanto la cisura analítica como el corte de la memoria editan incisivamente  lo re-expuesto.

La reflexión, la vuelta sobre sí, también implica una torsión irónica: revisar los mecanismos retóricos, expresivos y conceptuales, de trabajos anteriores marca distancias en relación a los mismos. Establece brechas que habilitan nuevas miradas. La obra continúa su derrotero: de contramano a menudo. A partir de tal procedimiento, esta exposición trabaja algunas de las figuras básicas del pensamiento visual de Salerno, que se exponen ahora desglosadas aunque se encuentren engarzadas en un discurso que no se muestra.

 

LA REPRESENTACIÓN BURLADA

El hecho de tomar como referente obra anterior (suya o de otros artistas) lleva al artista cuestionar el fetichismo de la autoría y de la originalidad creativa, pero sobre todo, le permite trabajar un concepto de representación cuyo término será siempre una imagen o un texto. La realidad aparece filtrada por instancias simbólicas o imaginarias que, rápidamente, pasan a ser integradas a la obra.

No hay un objeto final que haga de referencia; la representación no puede apoyarse en una cosa o un hecho que sostenga la ficción: ésta se basará siempre de imágenes y sombras, de escritos y conceptos; de ausencias que difieren cualquier vínculo directo con la realidad.  Aun las cosas reales incorporadas a la obra (pañuelos, hilos, muebles, etc.) pierden su estatuto real al ser inscriptas como signos o reflejos. Son fantasmas de sí mismos; símbolos incompletos de una escena delatada en sus propios artificios. Este escamoteo obliga a las cosas representadas a desdoblarse: a remitir a sus reversos y sus faltas, a buscar verdades sólo accesibles mediante el espejo o la mirada extraviada.

 

 

La actuación de la materia

Cuestionar un modelo de representación que esconde sus pasos (un modelo idealizado de imagen) lleva a revelar la cocina de la obra: sus ingredientes y procedimientos no sólo son mostrados, sino que pasan a integrar la obra. La materia que constituye la imagen, su hechura, los componentes y técnicas y labores que levantan el bâti -el bastimento o armazón real que sostiene el escenario de la representación-, así como la pantalla física de proyección o inscripción, son convocados a subir a escena y actuar en ella.

 

 

Tiempo político

La carga política de la obra de Salerno marca una posición ética suya pero también descubre una apertura a su presente inmediato. Los acontecimientos de la polis son cazados al vuelo por un quehacer vigilante de lo que ocurre en la escena pública y comprometido con lo que sucede en ella.

Pero la crítica de la violencia del poder aparece interceptada por las figuras recién expuestas. Por un lado, el desvío de la representación trastorna toda posible obviedad de la denuncia e impide la literalidad de la retórica publicitaria. Por otro, la interferencia de la materia desarregla una narración directa y clara de los sucesos; la comparecencia ante la mirada de los instrumentos empleados –la utilería de la obra-, plantean cuestiones prácticas, pedestres, e introducen connotaciones dispares que perturban la claridad del mensaje hasta hacer de él anuncio indescifrable.

 

Los nombres

A menudo Salerno desarregla el orden de los títulos y las series, lo que trastorna la posibilidad de catalogar de manera sistemática sus obras. Muchas de éstas comparten el mismo título e, incluso, se titulan “Sin título”, enunciado que no sólo hace referencia a la ausencia del nombre, sino a lo intercambiable o, aun lo inútil, de las denominaciones: las cosas se encuentran desplazadas de su propia inscripción e intercambian sus nombres según las presiones de la historia, las razones de la situación específica o las asociaciones libres del autor. Es claro que esta operación desclasificatoria forma parte de la argumentación conceptual de su obra en general y activa impulsos propios del arte.

La cultura, en tanto orden simbólico, precisa avalar la estabilidad del signo: rotula hechos y cosas para identificar la entidad de cada cual. Pero el arte, apostado en los extremos del territorio cultural, a medias fuera de sus límites, cuestiona la fijeza de los códigos: introduce la sospecha de que las cosas esconden cifras que exceden el significante, sombras que lo deforman, ausencias que impiden la denominación.

La discoincidencia entre el lenguaje y su objeto arisco deja brechas al descubierto. Esos espacios residuales conforman terrenos baldíos, fértiles para el concepto; aptos para la obsesiva reinscripción simbólica, para nuevos bautismos, provisional es siempre. La imagen relampaguea quebrantando, intermitente, la oscuridad de esos vacíos.

Salerno transita y remarca continuamente estas zonas remanentes del lenguaje. Obsesionado por el tema del nombre, lo invierte, lo reitera, lo borra y tacha; lo vincula con la realidad usando atajos y artificios, caminos interdictos, vías de emergencia. ¿Qué ocurre con las cosas que no pueden ser nombradas o que han perdido u olvidado su nombre; qué, con las que comparten un nombre, con las que llevan un nombre usurpado? La compulsión reiterativa (de imágenes, como las de Ofelia; de aforismos, como el de Roa Bastos), el juego con las incripciones y borraduras, la performatividad del lenguaje, la materialidad o espectralidad de la escritura, las citas y apropiaciones, los reflejos y calcos, la ausencia innominada, el silencio cargado de señales guardadas; todas estas figuras se ubican ante aquellas cuestiones complicadas. Carecen de palabras ciertas para responderlas, pero esta misma falta deviene lugar disponible para el acontecimiento: habilita páginas en blanco, dispuestas a la inscripción; lienzos y lápidas vacantes; superficies expectantes de nuevas palabras, aunque vayan a ser éstas tachadas, intraducibles o tácitas.

Ticio Escobar

Noviembre, 2013

Fuente: Galería Fábrica

 

Fichas técnicas de Obras

 

 

 

 

 

 

 Inmueble II, instalación, 2012, mueble encontrado, madera, láminas de oro,

metal, rótulos impresos, pirograbado y espejo.

 

 

Azul, collage, 2011, acrílico sobre lienzo, impresión de sello de goma,

texto de Augusto Roa Bastos, crayola.

 

Dibujo preliminar para homenaje al cuadro y a Josef Albers,

objeto, 2011, bastidores con lienzos tensados, grampas metálicas.

Propiedad: Teresa Gómez Núñez de Heisecke.

 

 

Osvaldo Salerno, De la Serie “Los Embolsados”: “A Warm Night reflected on the lake”,

objeto, 2011. Copia digital de Ophelia de Millais,

serigrafía sobre tela Composición de Salerno, cordel de papel.

 

Osvaldo Salerno, De la Serie “Los Embolsados”: “A Warm Night reflected on the lake”, objeto, 2011.

Copia digital de Ophelia de Millais, serigrafía sobre tela Composición de Salerno, cordel de papel.

 

 

 Osvaldo Salerno, De la serie Al Cuadrado y a Josef Albers, a la derecha, collage, 2011.

Pañuelos de algodón cosidos, alfileres, agujas.

 

 

Osvaldo Salerno, De la Serie Los Embolsados, collage, 2011. Acrílico sobre lienzo,

serigrafía sobre tela Composición de Salerno, cordel de papel.

 

 

Osvaldo Salerno, De la Serie Al cuadro y a Josef Albers, collage, 2011.

Acrílico, chapa de hierro de cerradura del siglo XVIII, crayola. Colección Ticio Escobar.

 

Osvaldo Salerno, De la Serie Al cuadro y a Josef Albers, collage, 2011.

Pañuelos de algodón cosidos, alfileres, agujas. Propiedad Marta Salerno.

 

 

Osvaldo Salerno, Sudario para Juan Carlos Tillería, huelguista de Curuguaty, Paraguay, objeto, 2012.

Pañuelos –con letras iniciales bordadas- cosidos, dispuestos al revés

y colocados según composición del “Homenaje al cuadrado” de Josef Albers,

caja de madera laqueada, vidrio y textos ploteados.

 

Osvaldo Salerno, Sudario para Alcides Ramírez, huelguista de Curuguaty, Paraguay, objeto, 2012.

Pañuelos –con letras iniciales bordadas- cosidos, dispuestos al revés

y colocados según composición del “Homenaje al cuadrado” de Josef Albers,

caja de madera laqueada, vidrio y textos ploteados.

 

Osvaldo Salerno, Sudario para Luis Olmedo, huelguista de Curuguaty, Paraguay, objeto, 2012.

Pañuelos –con letras iniciales bordadas- cosidos, dispuestos al revés

y colocados según composición del “Homenaje al cuadrado” de Josef Albers,

caja de madera laqueada, vidrio y textos ploteados.

 

 Osvaldo Salerno, Sudario para Lucía Agüero, huelguista de Curuguaty, Paraguay, objeto, 2012.

Pañuelos –con letras iniciales bordadas- cosidos, dispuestos al revés

y colocados según composición del “Homenaje al cuadrado” de Josef Albers,

caja de madera laqueada, vidrio y textos ploteados.

 

Osvaldo Salerno, Inmueble, instalación, 2012. Muebles encontrados, madera, metal, cartón quemado,

vidrio, silicona, láminas de oro falso y cenizas del supermercado Ycua Bolaños.

 

 

 

Osvaldo Salerno, La muerte de Goethe, objeto, 2012.

Casa/maqueta/juguete de origen menonita, madera, clavos metálicos, luces eléctricas,

papel, pintura sintética, tejido de terciopelo sintético.

 

Osvaldo Salerno, Reproducción de Ophelia impresa sobre papel, 2005.

Copia de la obra Ophelia de sir John Everett Millais (Southampton, 1829/Londres, 1896),

óleo sobre tela de 76.2 x 111.8 cmts. 1851-2.

Propiedad de la Tate Gallery de Londres.

Texto esgrafiado de B. Brecht (Sobre una muchacha ahogada),

cuchillo artesanal fabricado por un presidiario de la cárcel de Tacumbú

requisado por autoridades del penal, marco de cedro, vidrio y oro a la hoja.

 

Osvaldo Salerno, Pelos, objeto, 2012. Dibujo a grafito y sanguina realizada por Félix Toranzos,

marco de madera encontrado, vidrio, acrílico y pelos de Marcelo Medina,

Daniel Mallorquín y otros colectados por Ricardo Migliorisi.

 

Osvaldo Salerno, De la serie a Warm Night, objeto, 2012.

Pintura al óleo sobre lienzo realizada por Yuki Hayashi a partir del cuadro Ophelia de Millais,

clavos y grampas metálicas, caja de madera de cedro, acrílico y láminas de oro.

Propiedad del autor.

 

Osvaldo Salerno, Aire de París, instalación, 2012.

Aviones inflables de vinilo intervenidos con marcadores y láminas de oro,

cordel de papel y pinzas metálicas.

 

 

Osvaldo Salerno, Sin Título (C.M. Fabriano), monocopia, 1974/2011.

Impresión con tinta tipográfica del cuerpo del autor en 1974

sobre papel “Fabriano”, vitrina de madera y vidrio.

 

Osvaldo Salerno, Sin Título (C.M. Fabriano), monocopia, 1974/2011.

Impresión con tinta tipográfica del cuerpo del autor en 1974

sobre papel “Fabriano”, vitrina de madera y vidrio.

 

Osvaldo Salerno, Sin Título (C.M. Fabriano), monocopia, 1974/2011.

Impresión con tinta tipográfica del cuerpo del autor en 1974

sobre papel “Fabriano”, vitrina de madera y vidrio.

 

 

 Osvaldo Salerno, Rasgo, Homenaje/plagio a Nury González

“Cuerpo hay ahí

donde un deseo,

que se oculta para

que se lo descubra,

tiembla ser

descubierto,

tiembla no ser

descubierto.”

Nury González

Santiago de Chile, 1999.

Monocopia, 2008. Impresión con tinta tipográfica del cuerpo del autor

sobre papel “fabriano” plegado y desplegado, vitrina de madera y vidrio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
GALERÍA
GALERÍA DE ARTE FÁBRICA / OSVALDO SALERNO
EXPOSICIONES
EXPOSICIONES DE ARTE - CATÁLOGOS y RECORRIDOS VIRTUALES - CRÍTICAS DE ARTE
LIBROS
LIBROS Y ENSAYOS SOBRE LAS ARTES VISUALES EN PARAGUAY ( ÓLEOS, ESCULTURAS, FOTOGRAFÍA, CERÁMICA, ARTE POPULAR, ARTE JESUÍTA)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011BILLETES DEL PARAGUAYMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAFILATELIA DEL PARAGUAYIDIOMA GUARANIMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYLA GUERRA DEL CHACO
HISTORIA DEL PARAGUAYMÚSICA PARAGUAYABIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA MUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOREPUBLICA DEL PARAGUAYCASA DEL LA INDEPENDENCIALITERATURA PARAGUAYA

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA