PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
ALEJANDRO CUBILLA


  ALBIRROJA PARAGUAYA - POLKA - Música: ALEJANDRO CUBILLA


ALBIRROJA PARAGUAYA - POLKA - Música: ALEJANDRO CUBILLA

ALBIRROJA PARAGUAYA

(Polka paraguaya)

Versos: MELANIO ALVARENGA

Música: ALEJANDRO CUBILLA

 

Selección de mis amores

Albirroja paraguaya

Que pasea su prestancia

Por el mundo del balón

Defensor de los honores

De la fama deportiva

De la raza más altiva

Con su garra de león

 

Aclamada por tu pueblo

En históricas jornadas

Al conjuro de tu juego

Que nos llena de emoción

Selección de mis amores

Albirroja paraguaya

Cuando entran en la cancha

Todos gritan con fervor

 

Albirroja paraguaya

Futbolistas guaraníes

A tejer los ñandutíes

En el campo deportivo

Elevando hasta la gloria

La divisa tricolor

Esperanza de la patria

De valiente corazón.

 

 

LECTURA RECOMENDADA:

 

TIEMPO DE CRISIS

IDAS Y VUELTAS A LA CABALLERÍA

Pero no todas eran rosas en la vida de Cubilla.

En 1951, debe dejar la Banda de la Caballería porque en ese tiempo, según sus palabras "Ya se empezaba a pedir afiliación al partido colorado para poder estar en el Ejército. Entonces, tuve que irme ...aunque luego volví de otra manera, gracias al jazz..."

Y entonces, nos relata la anécdota en la que la afición por la música de jazz de dos importantes jefes militares, lograron que Cubilla regresara a la Caballería, como músico de una nueva orquesta que amenizaría las reuniones de los jefes y oficiales.

"Yo estuve nuevamente en la Caballería, gracias al gusto musical de unos jefes. Resulta que los que eran cadetes en mis primeros tiempos en la Caballería, cuando tocábamos con la Banda, siguieron la carrera militar llegando a ocupar cargos altos. Uno de ellos, Sixto Duré Franco, que tenía un hermano, Antonio que era febrerista" -acota Cubilla- " Sixto llegó a ocupar la Comandancia de la Caballería. Otro importante jefe era Julio César Palacios, que era también mi amigo, que era Comandante del Estado Mayor".

Ambos jefes militares eran verdaderos "fans", diríamos ahora, de la música de jazz que ejecutaba la orquesta de don Alejandro.

"Nosotros tocábamos en "Che Róga", un lugar muy conocido de la época que estaba en la calle Paraguarí y Teniente Fariña, tres veces por semana ...Y ellos, los dos, iban siempre a escuchar". "También iban a las actuaciones nuestras en los Night Club's que le conté antes ... Ellos siempre venían, con sus novias o solos, pero nos seguían a todas partes en donde actuábamos".

Una noche, cuando conversaban en el intermedio entre actuación y actuación, los militares le hicieron la propuesta: querían formar una orquesta de Jazz, que tocara habitualmente en la Caballería.

Alejandro, entonces, les recordó que eso era imposible, ya que se exigía la afiliación colorada y que él por no ser afiliado, había tenido que dejar ese trabajo antes. Pero, lejos de dejar atrás esa idea, los militares insistieron y lograron una solución para el problema: "Armemos la misma orquesta, casi, con la que actuábamos, pero no pertenecíamos a las Fuerzas Armadas, sino que fuimos contratados como personal administrativo, civil, sin rango alguno dentro del Ejército", explica.

La situación era conveniente para los músicos, pues además de un sueldo, podían retirar víveres, como cualquier empleado civil de los militares. "Teníamos seguro y varios beneficios. Además, solamente íbamos los sábados de siesta para tocar en el Casino de Oficiales... Y así estuvimos un tiempo, hasta que se le sacó a Sixto Duré Franco de la Comandancia, pues se dijo que su hermano, Antonio Duré Franco, venía conel grupo rebelde 14 de Mayo que pretendió ocupar la Armada. "Eso decía la gente, yo nunca supe de verdad qué pasó"- dice el maestro.

" Lo cierto es que un día fuimos como de costumbre a la Caballería Mira nuestra actuación y en la Guardia nos dijeron que esperáramos. Entonces, apareció el Capitán Sixto Benítez Roa. Él venía acomodándose cl cinto y los pantalones. Nos miró bien una vez y miró su reloj. Volvió a mirarnos y a mirar el reloj ... Entonces nos dijo: "Usted tiene cinco minutos para salir de acá y no volver más. ¡Fuera de acá!"

Ante la actitud del capitán, que los estaba echando desde la Guardia, la reacción de Alejandro Cubilla fue preguntarle las razones por las cuales él les estaba echando de esa manera. "La única cosa que me contestó fue que el estaba ahí cumpliendo una orden. Que en el Ejército no se discutían las órdenes, ni se preguntaban razones. Simplemente se cumplían...."

El maestro recuerda ahora que entonces, se quedaron atónitos y sin saber qué hacer, allí en la Guardia. En ésos momentos, había varios camiones que entraban y salían del lugar, transportando cargas de ladrillos para la construcción de las casas de la Caballería. Uno de los choferes de ésos camiones, les invitó a subir para alejarlos del lugar. "Y así salimos -

relata- "salimos en ese camión de carga. Recuerdo como si fuera hoy que a los siete minutos de salir de la Guardia, alcanzamos el lugar, el desvío en donde se podía tomar el micro de Luque. Era en el eucaliptal que estaba hacia la vieja Caballería. Allí nos quedamos esperando hasta que llegó el micro y volvimos a Asunción...."

Esta abrupta salida de la Caballería fue la última experiencia del joven músico con la institución. "Recuerdo que después, cuando fue como interventor el General Cabello, me hizo llamar para que fuera a tocar de nuevo a la Banda; pero yo ya estaba trabajando bien afuera; tenía muchas actuaciones. Igual, le consulté a mi mamá a quien siempre le preguntaba todas las cosas, y ella me dijo que dejara ya de pensar en eso, que ya estaba afuera del Ejército y que eso era mejor porque si volvía, podía meterme en problemas... "Dios nos va a ayudar, mi hijo", me contestó. Y entonces, yo seguí su consejo".

Entonces vuelve el recuerdo de su madre, a quien todos llamaban "Ña Buena", quien, según relata don Alejandro ahora, era una mujer muy especial para su época, ya que no seguía la costumbre de educar de diferente manera a los hijos varones de las mujeres, sino que ponía especial cuidado en que los muchachos aprendieran las tareas más diversas, que eran casi exclusividad de las mujeres, entonces.

"Mamá, o mamita, como la llamábamos, tuvo mucha influencia en nosotros, sus hijos. La respetábamos mucho y le obedecíamos. Era una mujer muy comprensiva, pero muy recta. Teníamos que ponerle "sea" y encuadrarnos....Además, como ya le conté antes, desde chicos nos enseñó a hacer muchas cosas para que fuéramos independientes. Nos enseñó a cecinar, a limpiar y a planchar nuestra ropa, porque ella pensaba que si estábamos por ejemplo, en el Ejército, teníamos que saber cómo andar siempre bien puestos. Recuerdo que tenía siempre en la casa, botones para reemplazar a los que se caían o rompían de las camisas y sacos, y nos enseñaba y obligaba a que supiéramos coserlos y arreglarnos bien la ropa."

Mientras tanto, el padre seguía en el Ejército, como músico. Y los Cubilla iban agrandando la casa familiar que, según nos dice ahora don Alejandro : "Estaba a una cuadra de lo que ahora es Pelopincho...un lugar muy distinto era entonces; tranquilo y con buenas familias.. ."

La familia trabajaba unida por un gran afecto y siempre se apoyaban en todo.. Recuerda que su hermano Inocencio estaba perfilándose entonces, como cantante.

 

 

Fuente:

ALEJANDRO CUBILLA – BIOGRAFÍA

(EL SAXO DE LA LIBERTAD – LIBRE COMO EL VIENTO).

Colección Homenaje a SALEMMA a notables artistas del Paraguay,

Tomo Nº 5. Por MARYCRUZ NAJLE.

 Salemma Editorial.

 Asunción – Paraguay 2009 (174 páginas)

 



Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
LITERATURA PARAGUAYAMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOREPUBLICA DEL PARAGUAYMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYFILATELIA DEL PARAGUAYIDIOMA GUARANIBILLETES DEL PARAGUAY
ACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011CASA DEL LA INDEPENDENCIALA GUERRA DEL CHACOBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMÚSICA PARAGUAYAHISTORIA DEL PARAGUAY

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA