PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
ERIC COURTHÈS


  AXEL, PRESA DE VÉRTIGO - Texto de ÉRIC COURTHÈS


AXEL, PRESA DE VÉRTIGO - Texto de ÉRIC COURTHÈS

"AXEL, PRESA DE VÉRTIGO''

'' La terapia cura pero es mucha la locura.”,

Maná, ''¡ Ay Doctor!'',

'' Revolución de amor'', 2002

Texto de ÉRIC COURTHÈS

 


LA MANO EN EL CANAL,

Novela burguesa de MARYSE RENAUD *

CATEDRÁTICA DE ESPAÑOL EN LA UNIVERSIDAD DE POITIERS

PUBLICADA EN CORREGIDOR

 

 

 


En esta cita de '' La mano en el canal, 1'', novela burguesa de Maryse Renaud, recién publicada en 2012, fijémonos en la adjetivación. Si bien es correcto y hasta muy pulido el empleo del sustantivo ''presa'', de forma femenina, para designar a un hombre Axel, como suele ocurrir varias veces en la novela, no deja de llamarle la atención a un lector atento a todo lo que tendría que ver con oscilaciones de género en la obra.

Axel es un hombre respecto del estado civil, es un sicoanalista parisino de origen antillano, con un '' yo problemático2'' con su entorno, cuya homosexualidad reprimida no deja de aflorar a lo largo de la obra. Su hermano mellizo, el muy varonil Hugo, por oposición desde luego, lo reemplaza durante unas semanas en su consultorio parisino, porque Axel padece una especie de burn out: se siente cada vez peor en su trabajo, padeciendo en carne y alma propia algunos síntomas de sus pacientes depresivos: inseguridad, inadaptabilidad, incomunicabilidad, en una palabra, una fragilidad existencial, un dolor intenso, que lo deja en varias ocasiones al borde del vacío, en pleno vértigo...

En esta oportunidad, después de haber sufrido el primer vértigo: el desplante de Maxence, un homosexual encontrado en un teatro, que le revela su intimidad reprimida hasta este momento y lo abandona en el andén de una estación. Axel, ya muy dolido, se encuentra con que su hermano mujeriego toma la defensa de Celia, su paciente más atractiva, una joven colorada soltera y seductora, y se encuentra de repente preso de su propio juego: Hugo lo sustituyó tan bien que ya no existe tampoco como psicoanalista, está al borde del vacío, se desploma en el sofá y Hugo tiene que llevarlo a la cama donde se desmorona hasta el día siguiente.

Pues siente celos por Celia, como si él fuera el macho, la cara masculina de la moneda, ocupando sin remedio la femenina, porque anhela desde la infancia ocupar el lugar del otro, de su doble masculino, su trauma viene de muy lejos, de la infancia, de la separación por razones de salud con su madre Roxane, y de la obligación de ir a vivir a casa de su tía Hortense, en Grand Rivière, en La Martinica, bajo las alas protectoras de su nodriza, Alba, con la cual mantiene una relación muy compleja y profunda, una relación epistolar casi amorosa y bastante ambigua, a lo largo de su vida.

A Axel le duele la ausencia de la madre, la ausencia de virilidad, es un ser dolido cuya única posibilidad de sentirse realizado se le escapa con Maxence, por segunda vez se derrumba en la obra, pero la tercera vez va a ser aún peor la sensación de vértigo, de vacío, de aniquilamiento...

Pero hay otro trauma en su vida, cuya amplitud el lector sólo descubre al final de la trama, un amor secreto y frustrado con un tucumano: Flavio, a quien conoció en la universidad, que se murió durante la Guerra de Malvinas, y no había dejado de escribirle durante años sin que Axel se dignara contestarle, reprimiéndose a sí mismo, negándose a asumir ese amor y su homosexualidad.

 

A modo de desquite y para echarle a la cara una última vez su sufrido amor, Flavio le hace mandar en un paquete por un amigo: Jorge Durcán, su mano cortada, otra vez Axel siente ese vértigo letal: “ Se le enturbia la vista, siente que se sofoca, baja a la calle, se acerca al canal del Ourcq, avanza hacia el agua verdosa. Parece vacilar. A la vista de todos lanza lentamente la mano y llora en silencio, 3.”

En ese pre desenlace trágico, con ritmo entrecortado por frases independientes casi durasiano, que lo deja alelado al lector, la mano cobra por fin su autonomía, de forma paradójica cobra vida al ser cortada y disecada por Flavio el taxidermista, y luego tirada por Axel al canal, dándole al mismo tiempo al título toda su vigencia.

 

Axel la '' mira impávido hundirse en el canal'', esta escena improbable tiene acentos gogolianos, un apéndice del cuerpo cobra su propia existencia al separarse de su protagonista, el tiempo está suspenso, Axel otra vez es presa de vértigo, esa mano de amor, es la última bofetada que le da su vida afectiva vacía, certera por cierto, termina internado y le detectan un tumor en el cerebro...

 

No obstante le queda al lector una última sorpresa, después de esta escena que bien hubiera podido ser el final de la novela, a Axel le sacan el tumor y va recuperando de a poco el uso del lenguaje, amparado por fin por Roxane, su madre medio ausente...

 

Luego viene una última escena alucinante, medio inverosímil, en la Fuente de los Inocentes, en París, todos los personajes, incluso Maxence, lo están esperando a Axel en la terraza de un café, parece ser un sueño, como al comienzo de la obra durante el episodo de las turbulencias. Parece ser un islote de paz al cabo de sucesivas vorágines existenciales que lo van destruyendo al protagonista conforme va progresando la obra. En ese vórtice, en el ojo del ciclón, Axel se siente por primera vez realizado, en paz tardía con su identidad: '' En sus labios flota una indefinible sonrisa, 4''...

Quizás la de un niño de pecho que acaba de tener su primera leche materna y tras esa imagen, aparece otra, la de un adulto homosexual cuyo amor ya no es reprimido por su entorno y por sí mismo, por segunda y última vez, Axel se siente aliviado: con esa mano enamorada pero tramposa hundiéndose en el canal, va desapareciendo su pasado traumático y otro Axel, en paz consigo mismo, por fin aparece y se le impone al antiguo...

Ya no va oscilando su yo entre masculino y femenino, de preso y presa pasa a hombre-mujer libre de sexo intermedio...

 

 

LAS NOTAS DE LA NOTA
 
1) Ediciones Corregidor, Buenos Aires, 2012, p. 172
 
2) '' ''La mano en el canal'' de Maryse Renaud, en el vórtice de un conflicto identitario'', Emiliano Coello Gutiérrez, 26 janvier 2013, http://mediaisla.net/revista/2013/01/la-mano-en-el-canal-de-maryse-renaud-en-el-vortice-de-un-conflicto-identitario/
 
3) Íbid, p. 184
 
4) Íbid, p. 188.
 
1) = ''la mano en el canal''
 
2) = '' yo problemático''
 
3) = '' llora em silencio''
 
4) '' una indefinible sonrisa''



Éric Courthès

eroxa_courthes@hotmail.com

Auckland, Teatatu Península, 18/02/2013

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA


(Hacer click sobre la imagen)


 



Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
MISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYIDIOMA GUARANIACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA BIBLIOTECA DEL PORTALGUARANILITERATURA PARAGUAYAMÚSICA PARAGUAYAMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYHISTORIA DEL PARAGUAY
MUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOREPUBLICA DEL PARAGUAYLA GUERRA DEL CHACOBILLETES DEL PARAGUAYMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYACASA DEL LA INDEPENDENCIAMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011FILATELIA DEL PARAGUAY

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA